“¡Vamos!”, palabras de Yuri Gagarin al iniciar su viaje al espacio

“¡Vamos!”, palabras de Yuri Gagarin al iniciar su viaje al espacio.

“¡Vamos!”, palabras de Yuri Gagarin al iniciar su viaje al espacio.

Por Francisco Piedrahita

“La primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok 1, se puso en órbita desde la Unión Soviética el 12 de abril de 1961. El navegante espacial que pilota la nave Vostok 1 es un ciudadano de la Urss, el Mayor Yuri Gagarin.” anuncio del viaje de Yuri Gagarin al espacio.

Después de la Segunda Guerra Mundial, la etapa siguiente que se creía iba a cobijar a toda la humanidad era la paz global debido al sentimiento de hermandad y cooperación que había imperado durante la conflagración que involucró de una u otra forma a todo el mundo, y aunque los Estados Unidos tenían una ventaja estratégica debido a que poseían la bomba atómica, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas no se iba a quedar llorando sobre las ruinas que atestiguaban la crudeza de las batallas en su suelo, el de la Madre Patria, nombre como se le conoce a Rusia, y fue en agosto de 1949 cuando la balanza se equilibra, ya el mundo es testigo de una nueva potencia atómica la Urss.

Durante todo el decenio del 50 se inicia una carrera en donde dos sistemas políticos buscarían por todos los medios disponibles eliminar el uno al otro. Para ello se emplean todos los medios al alcance; uno de ellos fue la creación de mitos con los cuales se pudieran tener referentes que permitieran demostrar quién era el que podía llenar realmente los vacíos que se presentaban en las respectivas sociedades las cuales reclamaban con clamor.

Y así con esa ansia de mostrarse ante el mundo como el sistema más idóneo para ejercer dominio se inicia una carrera que involucraría todas las ramas de las ciencias y pondría a su servicio a toda la sociedad, a esa carrera la llaman la conquista espacial y la Luna el objetivo de esa conquista.

Tanto los Estados Unidos como la Urss se habían quedado con los adelantos en materia de cohetería que los Nazis habían desarrollado, claro los Norteamericanos lograron reunir primero al grupo de científicos principales que habían desarrollado las bombas V1 y V2, lo que permitió que en 1950 fuera lanzado al espacio el primer cohete Bumper II, mientras tanto en la Urss llevaba haciendo ingeniera inversa  a los cohetes y demás materiales incautados así como el trabajo de muchos técnicos alemanes llevados como prisioneros, pero esto no era lo suficiente para desarrollar un cohete que fuera capaz de orbitar la tierra, faltaba la mano de obra con la preparación suficiente para poder llevar a cabo con éxito este objetivo.

La construcción de ciudades enteras dedicadas para ser únicamente el hogar de científicos especializados con un solo propósito el de ganar la conquista del espacio fue el objetivo con un carácter más bien obsesivo de la Unión Soviética sobre este tema, y sin lugar a dudas durante los años 50 cada año que pasaba la Urss iba reduciendo la ventaja de USA a pasos agigantados hasta llegar a ser el primer país en poner en órbita espacial con éxito el primer satélite artificial de la historia, es en 1957, el 4 de Octubre cuando el mundo entero empezaría a incluir una nueva palabra al vocabulario Sputnik, esta palabra no era solo el nombre de aquel satélite, era el sinónimo de la valentía de una nación que 12 años atrás había padecido una guerra devastadora, así nacía el mito.

Entre los años 1958 y 1960 el programa espacial Soviético seguiría compitiendo con ahínco pero una cosa era llevar a un artefacto o un animal como la perra Laika y otra distinta un humano, y ese trabajo que desde su comienzo había sido encomendado a Koroliov vivió su momento más importante que fue día el 12 de Abril de 1961, el tercer hijo de una pareja de Koljozianos, el padre carpintero y la madre una mujer que buscaba que la educación de sus hijos fuera la mejor, así creció él y sus hermanos y lo que nadie imaginó sobrevino, la guerra, pero sobrevivió junto a su familia y luego en el periodo de postguerra se convirtió en piloto de combate y cuando las necesidades del servicio llamaron. él junto a 3500 voluntarios se presentaron, fue escogido junto a otros 20 para iniciar un periodo de entrenamiento y luego solo fueron 6, los primeros 6 cosmonautas de la Unión Soviética, Yuri Alekséyevich Gagarin cumplió todo el entrenamiento y en la madrugada del 12 de Abril en el centro espacial Baikonur el azar del destino así lo quiso, sería el primer humano en viajar al espacio con tan solo 27 años de edad.

Siendo las 9:07 de la mañana hora de Moscú, se escucha por el sistema de comunicaciones del centro espacial las ordenes de Koriolov; ‘¡Botón de inicio!’, a voz seguida se oye la respuesta: ‘¡Lanzamiento! ¡Despegue!’, segundos después la confirmación esperada: “Ya hemos despegado”, la carrera espacial ya tenía un pionero que sería siempre recordado en las páginas de la historia como el primero en viajar al espacio, Yuri A. Gagarin, le seguirían German Titov el otro opcionado para ser el primer cosmonauta pero la vida quiso que fuera el segundo ruso en ir al espacio, y durante los años 1962 y 1963 tres vuelos más llevaron solo hombres al espacio, pero los soviéticos necesitaban construir otro mito y el 16 de Junio de 1963 llegaría ese momento con Valentina Tereshkova, las páginas de la historia ahora ya tendrían el nombre de una pionera como  la primera mujer cosmonauta del mundo.

El sueño que perseguía el sistema político soviético que era un sistema que brindaba oportunidades a todos sin igual, lo estaba demostrando se podía vivir de él.