Desapercibida, así pasa la muerte de niños por desnutrición en el Cauca

En este segundo informe sobre el tema de mortalidad por desnutrición en el Cauca, El Nuevo Liberal indagó sobre las realidades sociales y económicas de estos niños que murieron de hambre el año pasado. El caso de Guapi es desalentador, las autoridades de salud le ‘huyen’ al tema.

Por Olga Portilla Dorado

olguitaportilla@gmail.com

El menor de ocho meses que falleció en Guapi por desnutrición estuvo en uno de los programas que maneja el Icbf en la costa pacífica caucana, sin embargo, el menor fue retirado y este evento no se reportó, solo hasta que el niño falleció el Icbf se enteró de que este niño ya no hacia parte de los más de 10 mil menores que atienden en los tres municipios: Guapi, Timbiquí y López de Micay. /Fotografías: Suministradas

El menor de ocho meses que falleció en Guapi por desnutrición estuvo en uno de los programas que maneja el Icbf en la costa pacífica caucana, sin embargo, el menor fue retirado y este evento no se reportó, solo hasta que el niño falleció el Icbf se enteró de que este niño ya no hacia parte de los más de 10 mil menores que atienden en los tres municipios: Guapi, Timbiquí y López de Micay. /Fotografías: Suministradas

Cada año mueren en Colombia cerca de 10.000 niños y niñas menores de 5 años por causas prevenibles. De esas muertes evitables, por lo menos el 30% ocurre en niñas y niños con desnutrición.

Cada año mueren en Colombia cerca de 10.000 niños y niñas menores de 5 años por causas prevenibles. De esas muertes evitables, por lo menos el 30% ocurre en niñas y niños con desnutrición.

Jhonier* sería el noveno hijo de Rita*, una mujer de 39 años de edad, oriunda del municipio de Guapi. Sin embargo, ella solo pudo tener a su pequeño durante 8 meses. El 27 de marzo del año pasado, el pequeño murió. ¿La causa?: Desnutrición severa.

Según el reporte del Sivigila, el niño no presentaba patologías anteriores, y su peso al nacer fue de 3000 gramos, un peso normal para su talla. Pero, ¿qué pudo causar su muerte si no tenía antecedentes de bajo peso o desnutrición? Lea aquí el editorial ‘Desnutrición infantil ¿cuadran las cifras?

Lea aquí el editorial Desnutrición infantil ¿solo en La Guajira?

“Uno piensa que hay un problema de negligencia o ignorancia de parte de la mamá o la familia, porque no se explica uno cómo puede pasar eso, si el niño no tiene un proceso de enfermedad”, comenta Luis Diuza, médico del Hospital de Guapi, quien atendió a Jhonier.

CIFRA: Ocho Meses tenía uno de los niños que murió en Guapi, el año pasado, por desnutrición.
Diuza, también cuenta, que a su ingreso, el pequeño estaba en muy malas condiciones, presentaba todos los signos de desnutrición: bajo peso, mala calidad de la piel, mala reserva de grasa, y estaba deshidratado. Aunque los médicos hicieron todo lo posible y siguieron el protocolo de atención para estos casos, luego de unos días de estar hospitalizado no se pudo hacer más por Jhonier debido al grave estado en el que ingresó. Tiempo después, murió.

“Se manejó la deshidratación, se le dio vitamina A, ácido fólico, se lo desparasitó, se le manejó el proceso infeccioso, porque el niño estaba deshidratado por diarrea, se le inició el antibiótico para tratar esta diarrea, pero fue en vano este proceso. La recuperación nutricional es la difícil y sobre todo cuando ha pasado tanto tiempo sin tratamiento, cuando el paciente ya llega en tan malas condiciones, así es muy difícil recuperarlo”, explica el médico.

Lo grave del asunto, además de la perdida de este y los otros seis niños que fallecieron en el Cauca durante el 2015, según reveló el último informe del Instituto Nacional de Salud; es que en varios de los casos, si se hace una consulta temprana y el menor no tiene una patología anterior, su recuperación nutricional puede hacerse y resultar efectiva, una solución para no seguir enterrando más niños a causa del hambre.

“La mortalidad se puede evitar. A un niño con desnutrición, sin que haya otro proceso de enfermedad subyacente, se le puede manejar esta enfermedad y se recupera. De hecho se han recuperado muchos niños aquí con problemas de desnutrición. En un niño pequeño es una recuperación muy rápida porque básicamente necesita un solo alimento para recuperarse, en un niño grandecito es más difícil porque se necesitan más nutrientes”, comenta el médico del Hospital de Guapi.

Pobreza, educación, agua potable, toda una cadena detrás de la desnutrición

El año pasado hubo siete casos de mortalidad por desnutrición en menores de cinco años en todo el Cauca, tres casos más que en el 2014. Suárez, Páez, Almaguer, Buenos Aires y Guapi tuvieron la penosa cifra de tener al menos un caso de estas muertes.

DATO: De acuerdo a lo expresado por el médico Luis Diuza, en Guapi debería de haber un compromiso mayor del Gobierno a la hora de suministrar las ayudas alimentarias. “Por lo menos la distribución de bienestarina se ha mermado mucho, y por acá no nos ha llegado ese producto que tanto han promovido: la quinua. Sería bueno expandirse hasta estas zonas”.
El caso del municipio de la Costa Pacífica, cobra mayor relevancia no solo porque tiene la cifra mayor (tres menores), sino porque la realidad social y económica de este municipio es una ‘verdad a gritos’. El abandono que sienten sus pobladores y la corrupción que se vive en este lugar apartado del Cauca hace que ni las autoridades municipales ni los directivos de los entes de salud quieran hablar sobre el tema.

En la construcción de este artículo, El Nuevo Liberal se comunicó con las autoridades competentes en varias ocasiones, en primer lugar, con el gerente de la ESE Guapi: Bolívar Riascos; con la coordinadora del Icbf en esta zona: Patricia Venté Grueso; y el secretario de Salud Guillermo Andrade. Este último nunca atendió al llamado, la señora Venté dijo no ser la fuente oficial para dar declaraciones y el señor Riascos, en primera instancia aceptó suministrar la información, pero posteriormente se negó a atender la llamada y no volvió a responder.

El silencio parece ser cómplice, no de las muertes de los niños, pero sí de la situación económica y social que vive el municipio de Guapi, que va desde las necesidades básicas insatisfechas hasta la ausencia agua potable, saneamiento básico, ríos contaminados por mercurio a causa de la minería ilegal, difícil acceso a la salud y a la educación.

“El problema nutricional no recae solo en la institución (Icbf), el problema nutricional es un problema que tiene muchas causas. Uno de los problemas graves que tenemos para garantizar una adecuada nutrición para cualquier tipo de población es el difícil acceso al agua potable y saneamiento básico, a los servicios de salud, a educación; el garantizar la disponibilidad y el consumo de alimentos en cualquier momento a cualquier familia, tenemos problemas ambientales… El problema de la nutrición infantil es un problema complejo que no solo recae en el sector social, sino en todos los sectores: planeación, educación, salud”, comenta Luz Amparo Sánchez, profesional especialista técnica Icbf regional Cauca.

“Llegó con bajo peso, tenía una piel con mala calidad, reseca, con alteraciones que indican que no hay una buena alimentación, y la reserva de grasa que se pierde, entonces al niño se le ven las prominencias óseas”, Luis Diuza, médico del Hospital de Guapi.
Familias como la del pequeño Jhonier, que viven en la zona rural, en una vereda lejana (que incluso en el informe del Sivigila no aparece con ubicación concreta), tienen que pensarlo dos veces para poder llegar a la cabecera municipal donde está el Hospital, y si a esto se suman las condiciones de pobreza de la madre y su falta de educación; se convierten en problemáticas que se van encadenando y pueden tener un desenlace fatal: la muerte.

“No recuerdo la razón, pero la madre no podía amamantarlo y tampoco pudo comprarle una leche de fórmula, sus recursos no le daban para comprar una leche NAN o una más económica maternizada; ni siquiera una leche klim, porque acá a los niños pequeños las mamitas que no tienen recursos les dan leche klim, que no es lo más recomendable, pero lo hacen”, señala el médico Luis Diuza.

Algo que también coincide con lo que comentan líderes sociales del municipio, como Paulino Riascos: “Guapi es un municipio que no cuenta con agua potable, en la costa los ríos están contaminados por mercurio a causa de la minería ilegal; acá las mujeres paren hijos sin pensar en cómo mantenerlos, no todas las familias están afiliadas a una EPS, además la pobreza y el olvido en el que hemos estado por años, y a eso súmele que la ESE, los hospitales y el tema de Bienestar en la Costa están muy pervertidos, eso es una máquina de hacer plata, por eso no les conviene que digan que los niños se mueren de hambre”.