Líderes indígenas adelantan juicio contra tres personas señaladas de asesinar a líder político




riosss

Alfredo Ríos

En estos momentos, comunidades indígenas de Toribío, Cauca, adelantan un juicio contra tres nativos ya que son señalados de asesinar al líder político Alfredo Ríos, el cual fue asesinado en el mes de julio de 2011 junto con otra persona.

Como es de recordar, el día de los hechos, el cadáver de Ríos, junto al de su conductor fue reportado por habitantes del resguardo indígena de San Francisco. En ese momento se dijo que el atentado se produjo cuando desconocidos interceptaron el vehículo en el cual se movilizaban las víctimas.

Alfredo Hernán Ríos Galvis, empresario de 48 años y miembro del Partido Liberal, y su conductor William Darío Poto Secué, eran reconocidos en la zona por su labor por las comunidades campesinas e indígenas de esta zona del norte del Cauca.

El dirigente, que se desempeñaba como presidente de la Junta de Acción Comunal del Barrio El Paraíso, en Toribío, ya había sido cabildante de ese municipio, y pretendía volver a ocupar un lugar en el concejo en las elecciones de ese año.

En su momento, las autoridades atribuyeron a las Farc su participación en este doble homicidio, ya que Alfredo Ríos había denunciado presuntos nexos de algunos líderes indígenas con dicho grupo al margen de la ley.

Sin embargo,  las Farc desmitieron esa versión, a través de un comunicado, sostiendo que era el Estado el responsable de esta situación.  Parte del comunicado emitido por ese grupo insurgente fue el siguiente:  “Por otro lado, otras personas que han manifestado opiniones divergentes a las hegemónicas en el municipio, son señalados de ser guerrilleros por algunos dirigentes indígenas, convirtiéndolos de inmediato en objetivo militar de las fuerzas policiales y militares que hacen presencia en el municipio, las cuales han demostrado su catadura criminal al golpear, perseguir, detener con pruebas falsas, asesinar y hasta masacrar comuneros”. 

Por eso, y en el marco de los diálogos de paz con este grupo rebelde,  colegas y de Alfredo Ríos exigieron a las Farc asumir responsabilidades en este homicidio y manifestar la verdad sobre esta situación.