Popayán, anfitrión de lujo del Suramericano Femenino de Baloncesto Sub14

Ante los ojos de cientos de espectadores y aficionados payaneses se desarrolló uno de los campeonatos más importantes para el baloncesto.

Por Lina Alejandra Palta

Estudiante de Unicauca

Esta es la selección Colombia participante en el Sudamericano Sub 14 de Baloncesto Femenino. / Fotos Suministradas – El Nuevo Liberal

Carolina Rosero Dorado, timbiana jugadora de la selección Colombia.

En casa y con la plaza a reventar se dio la participación de la Selección Colombia en el Suramericano de baloncesto femenino sub 14, un campeonato que demostró en cada enfrentamiento el alto nivel competitivo de las deportistas suramericanas de países como Brasil, Argentina, Venezuela, Chile, Ecuador, Uruguay, Perú y Colombia. Las jóvenes jugaron con carácter y decisión, pero sobre todo siempre mostraron respeto ante el rival.

Una selección infantil que promete grandes triunfos para Colombia, demostró que la agilidad, la precisión y la disciplina son los elementos necesarios para alcanzar el mejor nivel en cada competencia. Aunque no fue posible que la copa de campeonas se quedara en casa, la participación de estas jóvenes satisfizo al público que desde las tribunas del coliseo La Estancia las alentaba con cánticos.






Familias enteras, grupos de amigos y entrenadores caucanos, fueron los fieles acompañantes del seleccionado en cada partido, desde las graderías se escuchaba a una sola voz: “vamos Colombia”, pues la pasión por el deporte sacó a relucir la euforia de los espectadores en las competencias. Las graderías se adornaron con banderas de color amarillo, azul y rojo, las trompetas y tambores jamás pararon de sonar y las camisetas de la tricolor relucieron desde diferentes lugares como el acto preponderante de marcar un territorio, de hacer respetar la casa.

La selección estaba conformada por técnicos y deportistas de todo el país, entre ellos dos caucanos oriundos del municipio de Timbío.

Carolina Rosero Dorado, tiene catorce años y fue convocada para hacer parte del seleccionado una vez vieron su talento con la Liga del Cauca; ella contó cómo ha sido su formación.

“Yo empecé entrenando en Timbío, inicié en este deporte gracias a mi hermano y mi primo, ellos lo practican desde hace mucho. Entrenaba muy fuerte hasta ser convocada a la Liga Caucana y con el buen nivel que adquirí, tuve la oportunidad de ser elegida para la Selección Colombia con la cual tengo muchas aspiraciones”, dijo la joven baloncestista.

El nivel competitivo en este suramericano de baloncesto fue muy bueno, se notó el esfuerzo de todos países participantes, las deportistas se destacaron por su disciplina y coordinación. La preparación de las atletas para este campeonato se enfocó tanto en lo físico como en lo psicológico, pues todas por sus condiciones competitivas estaban en la capacidad de alcanzar el primer lugar.

“Se convocaron a las elegidas para que se concentraran en la ciudad de Popayán una semana previa al torneo, en esos días realizamos un trabajo arduo a doble jornada con dos o tres prácticas diarias, donde la intención era escoger a las doce que participarían en el torneo. Ajustamos los detalles para sincronizar al grupo a un mismo modo de juego y así lograr un buen resultado durante la participación”, expresó Ariel Armando Lasso, quien es el asistente técnico del equipo y se encarga de brindar apoyo en la formación de las deportistas, él además es egresado de educación física de la Universidad del Cauca.

La participación de dos Caucanos en la Selección Colombia de baloncesto, abre las puertas a otros talentos que vienen formándose en el arduo camino del deporte, basta con demostrar que a nivel local se están gestando procesos sólidos e innovadores. Hay buenos entrenadores, directivos y deportistas, existe un excelente trabajo por el deporte que debe servir como motivación para sacar adelante al departamento en todas las disciplinas.