Otro enfrentamiento en el que debe responder el Gobierno Nacional

El conflicto por predios no solo se da en el norte del Cauca, sino también en oriente, Coconuco, con el terreno de los termales de aguatibia.

Reinaldo Hoyos Molina

@comunicauca

Desde la madrugada del sábado, los indígenas del resguardo Coconuco iniciaron a llegar a la única vía de entrada al complejo turístico de Termales Aguatibia. Foto: Suministrada.

Desde el pasado sábado 8 de abril, en la madrugada, varios indígenas de la comunidad Coconuco, Cauca, se asentaron en la única entrada que da al Centro de Turismo y Salud Termales Aguatibia para impedir el paso de trabajadores y turistas a este sector.

¿La razón?, siguen reclamando los terrenos prometidos por el Gobierno Nacional y en los que se incluiría las cerca de 50 hectáreas de dicho Centro Turístico, “nosotros iniciamos nuestras reclamaciones desde el 2003. Esto es territorio indígena y en nuestro territorio no permitimos la propiedad privada como esta”, dijo el exgobernador del resguardo, Darío Tote en diálogo con El Nuevo Liberal.

El asunto es que el Gobierno Nacional desde el 2013, cuando el actual Ministro de Agricultura Aurelio Iragorri Valencia fungía como Ministro del Interior, prometió la compra de estos terrenos para entregarlos a las comunidades indígenas; promesa que hasta el día de hoy no se ha cumplido, “estamos en la liberación de la madre tierra y no descansaremos hasta lograrlo”, comentó otro indígena consultado por este medio.

Por eso, para el miércoles 12 de abril se tiene previsto una asamblea general a donde están invitados cerca de cinco mil indígenas, “ahí definiremos si nos quedamos estos días o, por el contrario, nos quedamos en lo que queda del año, porque esto hay que resolverlo”, agregó el exgobernador Tote.

¿Y cuál es la solución?, en este caso, comprar el terreno. Pero es ahí donde se genera el mayor escollo: no hay un costo claro o propuesta oficial como base para iniciar la negociación.

El propietario

Diego Angulo, propietario del centro turístico y del terreno desde por lo menos los años 60’s, expresó que no se le ha hecho una oferta oficial para comprar el predio, “he permitido incluso que se hagan las evaluaciones necesarias, pero no he recibido una oferta clara y acorde al valor de lo que aquí se tiene”.

Desde hace más de 20 años, los termales aguatibia, como se conoce el lugar, es un destino turístico obligado para los visitantes, por eso, no es gratuita la decisión de la comunidad indígena de bloquear la vía de acceso justo en época vacacional.

“En este momento las pérdidas se siguen acumulando y estamos pidiendo pronunciamientos o intervención de las autoridades. Hay personas que no han podido trabajar y están violando varios derechos con esas vías de hecho”, agregó Diego Angulo.

Lo cierto es que por el momento la propiedad sobre este predio tiene, de nuevo, enfrentados a las comunidades indígenas de Coconuco y al propietario de la empresa turística. Un problema que se ha generado por el incumplimiento del Gobierno Nacional y que hasta el momento no tiene fecha de solución.