BannerFans.com

La Periodista Claudia Morales reveló que fue violada por uno de sus jefes

Periodista Claudia Morales reveló que
fue violada por uno de sus jefes.

La columna se titula ‘Una defensa del silencio’ y en ella Claudia Morales, sin revelar el nombre del agresor, relató el abuso sexual del que fue víctima hace varios años por parte de quien para entonces era uno de sus jefes.

“Una mujer joven termina su jornada laboral, llega a su hotel, se baña y se arregla para salir a cenar con una pareja de amigos. Alguien golpea en su habitación. Ella mira por el rabillo de la puerta, es su jefe. Abre, “Él” la empuja. Con el dedo índice derecho le ordena que haga silencio. Le hace preguntas rápidas mientras la lleva hacia la cama. Ella, que siempre tiene fuerza, la pierde, aprieta los dientes y le dice que va a gritar. “Él” le responde que sabe que no lo hará. La viola”, relató la periodista al describir los hechos de los que fue víctima.

Aunque en el texto la periodista se negó a revelar el nombre del abusador, lo describió como un hombre poderoso, con influencias y se mantiene activo en la vida pública del país.

“Ustedes lo oyen y lo ven todos los días y me parece que ya exponerme en este punto de la vida con un nombre, cuando ya en la historia que ha pasado no tengo tampoco ninguna prueba distinta a mi palabra, me parece que es un desgaste y además me parece que es peligroso (…) En el fondo él sabe que mi silencio es algo con lo que me voy a morir”, escribió.

Morales aseguró además que había guardado silencio por seguridad pero ante el reciente episodio de violencia de género protagonizado por el bloguero Gustavo Rúgeles, quien habría golpeado a su pareja, decidió hablar.

“Desde que empezó la campaña #MeToo revivió la necesidad de escribir sobre esto, pero sentía temor. Un miedo distinto al que tuve cuando “Él” me violó y que se transformó luego de ver los testimonios de mujeres que de forma valiente han empezado a hablar con dignidad (bueno sería oír también a los hombres abusados). Sin embargo, lo que más me motivó a escribir fue el caso de Marcela González, pareja de un remedo de periodista nazi, agredida por él según su denuncia, el pasado 27 de diciembre”.

La columna ha generado opiniones divididas entre quienes la apoyan y quienes la tildan de “cobarde” por callar durante años y no atreverse a revelar el nombre del abusador.

“Yo en la columna no estoy invitando a nadie a callar. Yo no estoy diciendo que la gente se sume a mi silencio, es todo lo contrario, si puede hacerlo, hágalo. Yo estoy simplemente diciendo respeten el silencio de quienes optamos por hacerlo, por guardarlo, por tenerlo como opción por distintas razones”, le dijo la periodista el periódico El Espectador.