Grandes mentiras

OLMEDO GUACA TIMANÁ

olguti503@hotmail.com

Espero hayan pasado una navidad en familia, en paz, en meditación y mucho amor al tiempo que les deseo un feliz 2018 lleno de salud, éxitos, metas cumplidas y felicidades.

Medité mucho sobre el tema de hoy y revisando la historia no la que decía García Márquez; “ La mentira bellamente encuadernada” sino la otra, la real deduje que la MENTIRA OFICIAL es un gran mal de los gobernantes, esa mentira oficial que tapa grandes verdades y que ha servido para muchos desafueros desde homicidios, desfalcos, apoyar a grupos económicos y mantener las élites en el gobierno tal como lo podemos ver con los mismos apellidos y familias como la de los congresistas presos pero que siguen dominando a locombia con sus hijos, cuñados, nueras, hermanos. En fin estamos en esta gran mentira de la democracia y todo por culpa de los votantes. Veamos algunas grandes mentiras, son muchas pero solo para la muestra.

A Guillermo León Valencia se le conoce como el presidente de la paz: gran mentira él por obedecer a los gringos bombardeó Marquetalia de donde surgieron en defensa propia las FARC con todas las consecuencias de miles de muertes, de represión, desapariciones, reclutamiento forzado y demás vejámenes de guerra que solo hasta luego de 53 años se logra tener asomo de esperanza en los buenos colombianos, no los otros.

Gaviria dijo que la muerte de Pablo Escobar se hizo dentro de los cánones legales y producto de la inteligencia colombiana: mentira, él se alió con criminales de otro clan y con los paras para poder acabarlo, además de la tecnología gringa.

Belisario Betancur en toma del Palacio de Justicia, dijo que él asumía la responsabilidad: mentira, no ha dicho la verdad como el golpe de Estado por tres días. Sobre este mismo hecho el mingobierno Jaime Castro ha mentido no ha dicho la verdad sobre esta carnicería humana que hizo el ejército ante el demente acto del M19. Asimismo Noemí Sanín mincomunicaciones mintió amordazando la prensa y diciendo que un partido de fútbol era de interés nacional por eso fue televisado para que no mostrara la masacre oficial que se realizaba en este momento.

Turbay mintió al mundo en su gira internacional diciendo que el único preso político en Colombia era él y esto desató toda clase de hechos violentos por los grupos de izquierda que con la toma de la embajada de la república dominicana le demostraron que era falso y que con su estatuto de seguridad se violaban todos los derechos humanos: torturas, desapariciones y demás.

Samper mintió cuando dijo que todo “Había sido a sus espaldas”, en el caso del proceso 8000. Alvaro Uribe ni qué decir: ministros encarcelados, enjuiciados, otros huyendo, el DAS a su servicio para perseguir y desacreditar a sus contrincantes políticos, a periodistas, falsos positivos, Agroingreso para los ricos y tres mil millones para sus fincas, las Convivir entregadas a los líderes paramilitares, las zonas francas, quitar las horas extras y todo mintiendo que: es por el bien de la patria o que todos son buenos muchachos o engañando el cambio de la constitución a su gusto porque es simplemente un articulito: el más corrupto rasgándose las vestiduras. De Andrés Pastrana ni qué decir toda una patraña empezando con el robo de las elecciones de su padre en 1970 . Un fracasado en todos los aspectos y ahora se cree el mejor expresidente dando clases de moral, de no corrupción y de amor por Colombia.

Terminemos con Santos, quien mintió que firmaba en una piedra de mármol que no subiría los impuestos, mintió a los pensionados, que no hay plata para consultas populares pero si hay miles de millones para consultas partidistas. La mentira oficial es de nunca acabar y nos quedamos cortos.