“Espero tener algún día brillante todavía”: Nairo Quintana

Quintana, 8º de la general del Tour en el primer día de descanso, confía en sobreponerse a su falta de fuerzas.

Nairo Quintana dijo no estar arrepentido sobre su decisión de disputar las generales en Italia y Francia. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

Tras el anuncio de retirada competitiva de Adriano Malori que abrió este lunes la rueda de prensa de Movistar Team en el primer día de descanso del Tour 2017, Nairo Quintana departió ante los medios para analizar su situación hasta el momento en la ‘Grande Boucle’ y sus esperanzas de remontar los 2’13” que, como octavo clasificado en la general, le separan del liderato de la carrera a falta de Pirineos, Macizo Central y Alpes.

Sobre un balance preliminar, el pedalista colombiano señaló que de momento es más el querer que el poder y que sigue en la lucha, tratando de seguir mejorando.

“Hasta ahora hemos cedido tiempo y, no nos vamos a engañar, ha sido por falta de fuerzas. Pero aún queda bastante Tour y todavía no perdemos la ilusión de hacer grandes cosas. Está claro que no estoy pasando mi mejor momento, pero espero tener algún día brillante en lo que queda de carrera”, acotó.

Respecto al doblete de carreras grandes en un mismo año, el boyacense reconoció que la gran cantidad de días en competición está haciendo mella en su físico aunque no pierde sus esperanzas de tener un gran día en el actual Tour.

“Puede ser que Froome esté a un nivel ligeramente inferior a otros años y que las fuerzas estén más parejas. Y por eso el tiempo al que estoy en la general no es aún demasiado. Eso hace que si tengo un buen día, aún pueda pasar cualquier cosa”, precisó.

Nairo asegura que no se arrepiente de haber hecho el Giro. “Es una apuesta que hicimos, algo diferente. Nos quedan muchas cosas por aprender y de esto también sacaremos muchas conclusiones de lo que hemos hecho bien y mal para poder mejorar en el futuro”.

Considera que los periodos de descanso son valiosos y suficientes para estar preparados para planificar un calendario cargado como el del 2017. “Es la primera vez que hacemos Giro y Tour seguidos; el Giro fue muy duro y aquí también se está yendo muy rápido”.




La etapa del domingo

Quintana dijo que se siente bien, reconociendo que sus rivales directos tuvieron más fuerzas que él en la fracción de alta montaña del domingo anterior. “Todos estábamos convencidos de que iba a estar ahí, pero luego son las fuerzas las que mandan”, anotó.

Sobre el desarrollo de la etapa, indicó que sintió algo de temor las bajadas, más cuando la jornada tuvo muchas caídas. “Cuando cayó Majka yo iba detrás y no tuve tiempo de esquivarlo. No sé aún cómo pude saltar por encima de él y salvarme de un accidente en el que no sé qué podía haberme pasado porque íbamos a 70 kilómetros por hora. Cuando me acosté por la noche y tuve tiempo para reflexionar, me di cuenta de que solo con haber evitado ese accidente, ya era para estar contento con el día de ayer (domingo)”.

En relación a la ausencia de su compañero Valverde, Quintana fue claro en reconocer que fue una baja muy fuerte en su equipo y toda la estrategia que tenían para este Tour. “Su ausencia hace que todos tengamos que trabajar todavía un poco más”, precisó el corredor colombiano que insiste en tener esperanzas de mejorar en la vuelta ciclística más importante del mundo.