BannerFans.com

“El Cauca está en un conflicto después del posconflicto”

 

Aurelio Suárez, analista económico y panelista de Blu Radio, se refirió al capital, desempleo y productos bandera de la región.   

Aurelio Suárez, analista en temas de la política económica, libre comercio, agricultura y minería.

Por Eliana Gómez Hurtado

Aurelio Suárez Montoya, es ingeniero industria de la Universidad los Andes, escritor, panelista en Blu Radio, integrante de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas (Acceconómicas) y analista en temas de la política económica, libre comercio, agricultura y minería.

Además ha escrito 11 libros y ocho en conjunto. Y se prepara junto con otros colegas para lanzar el texto ‘Bogotá en el limbo’, la historia que relata las estructuras de poder que se generaron en la ciudad en los últimos 25 años.

Con el fin de conocer cómo avanza la economía en la región y cuáles son los productos que ayudan a forjar la misma, El Nuevo Liberal dialogó con Aurelio Suárez, experto en temas económicos del país.

¿Cómo analiza la economía en el Cauca?

El departamento tiene un ingreso por habitante inferior a un salario mínimo legal vigente, es clave señalarlo porque muestra que la población tiene poco poder adquisitivo. Lo segundo es que el Cauca prácticamente son dos cosas: azúcar en el norte con los ingenios azucareros, café en la mayoría de la región y los cultivos de coca; 15 mil hectáreas de coca, empezando por El Tambo que tiene 12 mil matas por hectáreas, es decir que estamos hablando de 180 millones de matas en el departamento. Por eso, el Cauca está en un conflicto después del posconflicto.

¿Qué pasa con el café?

En el tema cafetero encontramos que el precio interno del café, que es el que determina la rentabilidad del cultivo  tiene dos componentes: el precio internacional y la tasa de cambio (valor del dólar), este último está dependiendo de la política macroeconómica del país. En el 2003 ha estado en 2.800, en 2013 en 1.700 y ahora en 3 mil pesos pero cuando uno mira el precio internacional del café, es un precio que cada vez está siendo controlado por las grandes compañías, esos precios son además manejados en bolsas de valores. Entonces cada vez veo ese valor más deprimido y en consecuencia el ingreso cafetero está dependiendo más de la tasa de cambio del valor del dólar, por eso las tasas de café que se consumen en el mundo, el 10 por ciento sólo le corresponde a los caficultores.

Entonces, ¿cuál es la situación del norte del Cauca con los ingenios azucareros?   

Eso también tiene problemas por varias razones: primero ya se ha desbocado una importación de etanol. Por ejemplo Terpel está importando este recurso de los Estados Unidos por ser el primer productor mundial. Para la fórmula de gasolina en Colombia, no se exigió que la mezcla de etanol fuera nacional. Entonces ¿qué es lo que están haciendo las compañías distribuidoras?, no todas pero algunas de ellas traen etanol de los EEUU porque les sale más barato que el etanol producido aquí en el norte del Cauca. Pero por otro lado, Colombia está pensando en hacer un acuerdo de libre comercio con Nueva Zelanda, Australia (segundo exportador de azúcar en el mundo), y Singapur, es decir que la industria azucarera que le da empleo directos a unos 10 mil caucanos, está en riesgo.

¿Cuáles son las conclusiones?

Hoy tenemos por un lado, un política muy ambigua en materia de drogas difícil de resolver, una caficultura estancada por la manipulación de precio internacional de las grandes compañías que sólo dependen de la tasa de cambio y una industria azucarera amenazada por las importaciones de etanol y por los tratados de libre comercio que Colombia ha firmado.

Entonces ¿Cómo se entiende el gran índice de desempleo en la región?

En el Cauca no hay empresa porque no hay procesos económicos con suficientes acumulación de capital. Uno puede pensar en que tenemos más de 120 mil minifundistas; entre productores de plátano, café, yuca y otros cultivos en el campo pero con una capacidad de producción muy reducida que no les permite acumular. La mayoría son campesinos y la lógica económica de ellos, es distinta a la lógica capitalista; la primera siempre busca asumir los costos de producir su propio producto y con el excedente lo que hacen es adquirir aquellos bienes que ellos no elaboran y que necesitan comprar, entonces no hay un proceso de acumulación clara, no encuentra uno una clase capitalista que puedan tener para crear empresa. Para crear empresa no solamente se necesitan las ganas, sino capital y yo no veo que haya un proceso de capital importante en el Cauca.

¿Qué productos recomendaría para potencializar la región?

Los caucanos han hecho esfuerzo en los cafés especiales, estos son un nicho en el departamento. Con dificultad, uno puede decir que el 15 por ciento de la caficultura del consumo mundial del café son los cafés especiales, entonces ahí se pueden realizar importantes cadenas de valor. Aquí puede haber materias primas que pueden convertirse en bienes intermedios para la industria. Digamos que Popayán puede no ser un especialista en producir bienes finales, algo de confesiones seguramente, bebidas y alimentos pero bienes finales más avanzados no pero si puede hacer como hacen otras regiones en montar industrias de bienes intermedios.