Deportistas ‘especiales’ representaron al Cauca en la Olimpiada FIDES

14 medallas lograron traer los deportistas caucanos en los siete días de competencia en la XXII Olimpiada Especial FIDES, una destacada actuación con la que esperan recibir más apoyo para sus fundaciones y en general para el deporte.

Por: Daniel Egas

danielegas@unicauca.edu.co

Once deportistas de Corinto y Miranda participaron de este evento, ellos lograron un total de 14 medallas para el departamento: ocho de oro, cuatro de plata y dos de bronce.

Once fueron los deportistas que se dieron cita en la ciudad de Bogotá para representar al departamento del Cauca en la XXII Olimpiada Especial FIDES Iberoamérica en Colombia. Los deportistas lograron una destacada presentación e incluso consiguieron ocho medallas de oro, cuatro de plata y dos de bronce.

Durante los siete días de competencia en las instalaciones de Compensar y la Unidad Deportiva El Salitre, representantes de todas las regiones del país compitieron en 11 disciplinas de las cuales los caucanos fueron participes en dos: Atletismo y Natación. Además, el evento contó con invitados internacionales de países como: Puerto Rico, Argentina, Brasil, Curazao, Panamá, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Chile.

Este evento se realiza cada dos años y se ha llevado a cabo desde hace 41 cuando la Fundación FIDES se fundó, buscando promover los derechos y el reconocimiento para las personas con discapacidades cognitivas trabajando para su rehabilitación y aceptación. En esta oportunidad las delegaciones nacionales e internacionales participaron del evento desde el 10 de junio hasta el pasado viernes 16 del mismo mes.

“Lograr esto fue una labor muy compleja, de mucho trabajo, pero gracias al alcalde de Corinto, Edward García, los padres de familia y a los mismos muchachos se logró reunir el dinero y fue posible que ellos asistieran a este evento”, expresó Marlen Molina, coordinadora del programa ‘Aula Especial’, promovido por la Alcaldía de Corinto.

‘Aula Especial’ beneficia a 23 personas con discapacidades cognitivas quienes residen en este municipio caucano, el cual se encamina a ofrecer apoyo en actividades culturales, artísticas y deportivas a quienes acceden al programa.

3.500 Deportistas y entrenadores, aproximadamente asistieron al evento, representando a 14 regiones en las que se divide FIDES.

De este programa, fueron seleccionados ocho deportistas para representar al departamento, además, desde el municipio de Miranda, otros tres deportistas se unieron para afrontar las justas deportivas con apoyo de la fundación ‘Para Un Mundo Mejor’.

“Somos una organización sin ánimo de lucro, venimos trabajando con personas en estado de discapacidad y lo que queremos es mejorar las condiciones de vida de los chicos y sus familias”, aseguró Paulo Martínez Díaz, coordinador FIDES para el departamento del Cauca y representante legal de la fundación ‘Para Un Mundo Mejor’.

Paulo, cuenta que desde hace cuatro años viene trabajando por la comunidad, y actualmente 20 niños del municipio de Miranda son los beneficiarios. En este municipio del norte del Cauca, lo reconocen como un promotor incansable de deportistas especiales en el departamento, quien se ha encargado de llevar a las Olimpiadas FIDES a varios deportistas caucanos en cada competencia.

Para esta versión, la delegación caucana estuvo integrada por once deportistas que se destacaron por sus logros y medallas conseguidas en las dos disciplinas en las que participaron: natación y atletismo.

Los logros obtenidos

María del Pilar Castillo y Claudia Espinoza, ambas en atletismo, ganaron medallas de oro; Jorge Mario Quintero en natación también logró colgarse la presea dorada, Gina Melisa Hidalgo ganó oro y plata en natación; Andrea Jaramillo subió al podio con dos medallas de plata en atletismo y Manuel Burbano logró dos oros en este mismo deporte, por su parte el deportista Héctor Hernández ganó oro y bronce en atletismo, y Alexander Arenas logró una medalla de oro y otra de plata en atletismo.

Otras participaciones destacadas, aunque no obtuvieron una medalla fueron las de: Sebastián Onofre en atletismo, quien consiguió el tercer puesto; Luis Mancilla, ocupó el cuarto puesto en natación y Francia del Pilar Duque también se ubicó de cuarta en este mismo deporte.

Las familias: del esfuerzo al orgullo

Amparo Espinoza es la mamá de Claudia Fernanda Espinoza, una de las deportistas que hizo parte del selecto grupo que conformó la delegación caucana que participó en estas olimpiadas. Claudia tiene síndrome de down por trisomía libre, sin embargo esta patología nunca ha sido un impedimento en su vida, pues a sus 32 años se colgó la medalla de oro en las pasadas olimpiadas FIDES en la disciplina de atletismo.

“Este tipo de eventos son maravillosos, estar acá le hace mucho bien a nuestros hijos. Nosotras es la primera vez que venimos y mi hija ha estado muy feliz”, aseguró Amparo Espinoza, quien además expresó el firme deseo de que este evento “no se acabara nunca”.

De igual forma, Paulo Martínez aseguró que tanto para las familias como para los deportistas estas competencias son importantes ya que “les permite integrarse, mostrar qué es lo que tiene cada departamento y cada país. En nuestro caso que hemos sido azotados por la violencia tratamos de demostrar que no todo es malo en nuestro departamento y queremos cambiar y aportar a la mejoría de la imagen del Cauca”.

A su llegada al municipio de Corinto los deportistas fueron recibidos como lo que son: unos héroes que representaron de la mejor manera al departamento. Acompañados por una multitud de personas y en medio de los ensordecedores aplausos, recorrieron las principales calles del municipio.

Y aunque con esfuerzo de sus familias y de algunas fundaciones que los apoyan que con “la uñas” lograron llevar a toda esta delegación, tanto deportistas como padres de familia y formadores, esperan que tras la destacada presentación de estos caucanos, ojalá dentro de dos años la delegación cuente con mayor apoyo y le permita a deportistas de otras zonas del departamento participar en este evento en donde la competencia pasa a un segundo plano para darle prioridad al compañerismo y la fraternidad.