¿Cuáles son los riesgos de corrupción en el Cauca?

La Gobernación y la Alcaldía de Popayán, especialmente, no salen bien calificadas en el último informe de Transparencia por Colombia. Sin embargo, las nuevas administraciones hablan de modificaciones y rediseños que podrían mejorar estos índices.




Redacción El Nuevo Liberal

@comunicauca

La organización Transparencia por Colombia lleva a cabo una serie de talleres a nivel nacional para advertir sobre los riesgos, pero sobre todo para hacer recomendaciones en aras de mejorar los procedimientos/ Fotografía: suministrada.

La organización Transparencia por Colombia lleva a cabo una serie de talleres a nivel nacional para advertir sobre los riesgos, pero sobre todo para hacer recomendaciones en aras de mejorar los procedimientos/ Fotografía: suministrada.

La Gobernación del Cauca, la Alcaldía de Popayán y la Contraloría del Departamento, según el análisis de la organización Transparencia por Colombia, están en índices de medio y alto riesgo de corrupción. Lo que demostraría que en estas entidades hace falta más esfuerzos para generar políticas mermen estos riesgos y que construya confianza con los ciudadanos.

El Nuevo Liberal pudo conocer el último informe donde se establece que la Alcaldía de Popayán ocupa el puesto 34, entre 41 municipios del país analizados, con un riesgo de corrupción alto; mientras que la Gobernación del Cauca ocupa, en dicha lista, el puesto 16 que indica un riesgo de corrupción medio y la Contraloría Departamental, la mejor calificada, está en el puesto 6 también con un riesgo de corrupción medio.

La cifra: 34 es el puesto que ocupó la Alcaldía de Popayán entre 41 municipios analizados, La Gobernación ocupó el 16 y la Contraloría el sexto puesto a nivel nacional.
Por lo que en un evento realizado en la tercera semana del mes de abril, funcionarios de Transparencia por Colombia estuvieron socializando estos nuevos datos con miembros de las entidades analizadas, con el fin de reflexionar sobre la realidad actual y así poder diseñar acciones que mermen los riesgos, según explicó Karina Cruz, coordinadora de índices de la organización.

¿En qué se está fallando?

Si bien en el voz a voz los ciudadanos no dudan en expresar que en las entidades de gobierno y de administración locales hay corrupción; lo cierto es que comprobarlo en es difícil y todo queda en el limbo de la especulación.

Sin embargo, el análisis realizado por Transparencia por Colombia ayuda a revelar algunas fallas en las que estarían inmersas las tres entidades analizadas; entendiendo que los riesgos de corrupción no solo se dan por el posible mal manejo financiero, sino también por la falta de mecanismos que ayuden a mejorar procesos y procedimientos tanto internos como externos, que desemboquen en mayor confianza ciudadana.

“Nosotros hemos detectado algunos procedimientos que hemos calificado como críticos y en los cuales ya estamos trabajando, de manera mancomunada, con la Secretaría General y así poder mejorar los índices”, comentó Felipe Peña director del control interno de la Gobernación del Cauca.

Y es que en esta materia el manejo de la información, el acceso libre y procesable a la misma, manuales claros de funciones para los funcionarios, así como las respuestas oportunas a los requerimientos y la tecnología, son aspectos que se han convertido en el común denominador y en parte del bache por el cual los riesgos de corrupción son latentes en el Cauca.

Por ejemplo, en este informe se revela que en la Alcaldía de Popayán, para el momento de la recolección de la información, no se contaba con una política pública contra la corrupción. O que había fallas en la “divulgación proactiva de la gestión presupuestal y financiera”.

Ante esto, el secretario general Andrés Satizabal Troches comentó que si bien el resultado del análisis es preocupante para la administración, el mismo sirve de insumo para seguir en el rediseño administrativo que la administración se ha propuesto en desarrollar en los próximos años.

“Esto implica la evaluación de los procedimientos; mirar cómo se puede mejorar el tema tecnológico para que las dependencias estén articuladas; así como también mejorar el talento humano. Lo que estamos haciendo es iniciar la reestructuración que desde hace 15 años no se le hace a la alcaldía de Popayán”, según explicó Satizabal Troches.

Algo parecido se estaría pensando en la Gobernación del Cauca, pero apuntando más a mejorar aspectos como la transparencia de la información y mejorar procedimientos para los ciudadanos, “estamos resolviendo inquietudes para mejorar. La idea es que nuestra dependencia que ahora está en el puesto 16, baje en esa lista, de tal manera de que el riesgo sea el mínimo”, explicó Carlos Andrés López secretario General de la Gobernación.

Lo cierto es que en el Cauca de las tres organizaciones analizadas, solo la Contraloría tiene un puntaje del 70% (en una escala del 1 al 100) y la Gobernación del 60%, mientras que la alcaldía tan solo logró un 45%, lo que para Elisabet Ungar, presidenta ejecutiva de la organización son datos que deben prender las alertas.

“Un deficiente promedio de 59,1%, calificación que marca un riesgo alto de corrupción como consecuencia de varios factores, entre ellos los débiles diseños institucionales para producir y entregar información pública, la deficiente información disponible sobre trámites y una pobre gestión del talento humano”, comentó Ungar.

¿Qué se está haciendo?

“Esto implica la evaluación de los procedimientos; mirar cómo se puede mejorar el tema tecnológico para que las dependencias estén articuladas; así como también mejorar el talento humano. Lo que estamos haciendo es iniciar la reestructuración que desde hace 15 años no se le hace a la alcaldía de Popayán”, Andrés Satizábal.
El momento de socializar estos resultados fue estratégico y oportuno, como lo definió Karina Cruz de Transparencia por Colombia. Entre otras, porque son las nuevas administraciones las que tendrán el reto de analizar y tomar decisiones que permitan bajar los malos índices y sobre todo evitar los riesgos de corrupción.

Según el Secretario General de la Alcaldía, una de las apuestas es la reestructuración de la misma dependencia en el sentido de crear nuevas oficinas o secretarias, como se planteó en el momento de las campañas por parte del alcalde César Cristián Gómez.

Pero no es una labor sencilla, “se necesita presupuesto, análisis de cómo están las cosas, inversión importante en tecnología, tratar de que los procedimientos no se dupliquen en una y otra entidad. Es decir, es un trabajo que no se logra de la noche a la mañana ni en cuatro años. Lo que sí podemos dejar es algunos cambios y una base fuerte para seguir mejorando”, aseguró Satizabal.

Mientras que en la Gobernación del Cauca, se están haciendo seguimientos, acompañamientos y asesorías en temas que han identificados como urgentes. “Estamos mirando sobre todo lo que no alcanzó a tener buenos resultados para hacer algo al respecto, porque hemos logrado avanzar. Antes estábamos en el puesto 22 de 32, ahora en el 16 ya es una avance”, comentó Felipe Peña de control interno.

Pero los esfuerzos en últimas se tendrán que ver en la facilidad para realizar trámites, en una información de temas como contratación, presupuesto, salarios y demás más claros, y sobre todo en políticas que le cierren el paso a la corrupción. Más ahora cuando se habla del fortalecimiento de la institucionalidad para los retos que se presentarán en el posconflicto.

ITD_Gobernacion