Crecimiento en siembra y renovación de cacaotales beneficia a 21.000 familias

Crecimiento en siembra y renovación de cacaotales beneficia a 21.000 familias.

De acuerdo con el jefe de la cartera agropecuaria, durante los dos últimos años el MinAgricultura ha venido invirtiendo en diferentes proyectos como siembra nueva, renovación de cacaotales envejecidos, plan nutricional, entre otros.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, destacó la forma en que el decidido apoyo al sector cacaotero permitió mejorar las cifras en productividad al llegar a 14.672 toneladas en el primer trimestre del año, lo que representó un crecimiento de 29%, la cifra más alta para este periodo en la última década.




De acuerdo con el jefe de la cartera agropecuaria, durante los dos últimos años el MinAgricultura ha venido invirtiendo en diferentes proyectos como siembra nueva, renovación de cacaotales envejecidos, plan nutricional, entre otros, con un aporte cercano a los 39 mil millones de pesos, beneficiando a cerca de 21.000 familias cacaocultoras.

Este crecimiento obedece a mejoras en la productividad de los cultivos por parte de los productores, gracias al trabajo conjunto entre el MinAgricultura y la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao), a través de la estrategia de Colombia Siembra, además, la producción para el año 2016, con respecto al año inmediatamente anterior creció 3.5%.

Además, durante los tres últimos años, el MADR viene apoyando mediante créditos y financiamiento en programas de siembra nueva, renovación de cacaotales envejecidos y mejora de infraestructura para el manejo pos cosecha, entre otros, con Incentivo a la Capitalización Rural – ICR por cerca de $84.000 millones.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la Eduard Baquero López, explicó que este resultado corresponde a la adopción de las recomendaciones que los técnicos de la Federación – FNC vienen dando a los agricultores para que tengan cultivos más sanos y rendidores.

“Con cultivos productivos y bien manejados se logra mitigar, en parte, los efectos de los menores precios del grano ya que con una mayor productividad el cacaocultor recibe lo mismo o incluso más de lo que obtenía antes de renovar su plantación”, señaló.







Fuente: Fedecacao.