2017

DIEGO FERNANDO SANCHEZ VIVAS

diegofsanchezv@hotmail.com

Termina otro año. Se cierra un capítulo más del inexorable paso del tiempo, que nos abona en su devenir inexorable un contraste de penas y alegrías, de dichas y tristezas, de sonrisas y lágrimas, pero también nos evidencia la esperanza de un futuro mejor y la expectativa por el año que comienza y los retos que hacia el futuro debemos afrontar.

A nivel internacional los hechos más destacados se dieron por el rumbo equivocado y el retroceso que ha tomado el Gobierno de los Estados Unidos en cabeza de su presidente Donald Trump, quien está involucionado años enteros en logros y realizaciones con sus posiciones en la política exterior y doméstica por medidas ultraconservadoras y de beneficio a un reducido sector de grandes empresarios del país del norte. La poca importancia al tema ambiental que le da, el discutible cambio de la capital de Israel en Jerusalén y la propuesta de eliminar el régimen subsidiado a los pobres en Estados Unidos son solo algunos ejemplos del retroceso y error histórico en que se incurrió al haber elegido en cabeza el país más poderoso del mundo a la persona inadecuada. Por otro lado el tema de la corrupción a nivel internacional con el tema Odebrech que ya tiene a varios exmandatarios de Latinoamérica encartados también se destacó, al igual que la división política fuerte en España, acciones terroristas de grupos extremistas y el drama de los refugiados fueron noticia.

En el plano nacional, este año estuvo marcado por el destape de una ola de corrupción que alcanzó niveles insospechados en las tres ramas del poder público, por otro lado se presentó una excesiva pugnacidad en materia política, la radicalización de posiciones en esta era de la posverdad, evidenció una profunda división política que ha permitido una ola de agravios e injurias de parte y parte que ha llegado a extremos inconcebibles. Dicha radicalización se acentuó luego del plebiscito y ha permanecido latente en todo este tiempo. También la implementación de los acuerdos de paz a través de las iniciativas legislativas han mostrado la peor cara de un grueso sector de la clase política colombiana, que con su mezquindad se le ha atravesado como un palo en la rueda a iniciativas como la JEP y las curules para los representantes de las víctimas. De los logros deportivos destacamos los de los ciclistas Rigoberto Urán, Nairo Quintana, la clasificación del equipo de futbol de Colombia al Mundial de Rusia 2018 y por supuesto la estrella número 15 del equipo Millonarios.

En el plano local, existe expectativa por el avance de las obras de movilidad, el arreglo de las vías y la dificultad con el tema del comercio informal en Popayán, se presentó un cambio en la rectoría de la Universidad del Cauca en cabeza del médico Jose Luis Diago que ha sido recibido positivamente por los estamentos del Departamento y en el ámbito académico ,registramos con mucho pesar el fallecimiento el año que está por concluir de la poeta Gloria Cepeda Vargas, el pintor Gustavo Hernandez , el escritor Jaime Vejarano Varona y el abogado y exrector de la Universidad del Cauca Carlos Collazos Muñoz.

Esperemos entonces que el nuevo año nos acerque vientos de progreso, desarrollo y bienestar para Colombia, el Cauca, y Popayán. A todos nuestros lectores les deseamos un FELIZ AÑO 2018.