En máxima alerta comunidad campesina de Caloto por ola invernal que podría causar una nueva tragedia

S

POR: REDACCIÓN EL NUEVO LIBERAL

Son más de 2000 personas pertenecientes al municipio de Caloto, Norte del Cauca, quienes se encuentran en máxima alerta, por movimiento de suelo presentado en gran parte de la zona montañosa, que ha causado daño a las viviendas, los cultivos y las vías terciarias.

Se complica la situación aun más con los fuertes aguaceros que amenazan con generar un nuevo desastre ambiental de las mimas dimensiones al presentado en el municipio de Rosas.

El alcalde de Caloto, Gonzalo Emilio Ramírez ya fue notificado de la situación que se viene presentando, al igual que su equipo de gobierno, quienes han atendido este problema de gestión del riesgo de manera parcial.

Es tanta la gravedad de la situación que al parecer las consecuencias y características de la misma no podrán ser solventadas solo por la administración municipal, llegando al punto de generar desplazamiento de las familias por afectaciones estructurales a sus viviendas en la parte alta y baja del municipio.

Daños en viviendas causados por movimiento de masa.
/Foto: Red Alterna

Una respuesta acertada en tiempo y servicio por parte de la administración local y departamental con una efectiva gestión de prevención, mitigación y seguimiento que minimicen los riesgos, es esperada por parte de la comunidad en cuestión.

La comunidad a partir de acciones de traslado de casas, salvaguarda de los cultivos de pan coger y semillas, rescatar algunos materiales de su vivienda para reutilizar en nuevas casas improvisadas, mingas para habilitar vías terciarias obstruidas por deslizamientos y evacuar sus hogares a sitios seguros, que por la dimensión del hundimiento no son muchos, han ido adelantando acciones de prevención ante una inminente tragedia.

“La magnitud de los deslizamientos cada día se acrecienta, el perfil de suelo que deja ver el hundimiento de la montaña es cada vez más grande y con ello la dimensión de desprenderse la montaña, la desaparición de varias veredas, de las vías terciarias, de acueductos comunitarios, de los cultivos de pancoger como café, platano, aguacate, hortalizas, entre otros y las vidas humanas, que son precisamente las que queremos salvaguardar con esta nueva alerta a las autoridades locales, departamentales y nacionales. Hacemos el llamado para que el sistema de alertas de gestión del riesgo, nos ponga atención de carácter prioritario y preventivo”. Este es el llamado de la comunidad a las autoridades competentes, para que se apersonen de la situación.