El sentimiento de fracaso se puede aprender

Por: Cayo Betancourt – Sección: Liderazgo – cayobetancourt@gmail.com

@cayobetancourt

Cuando se mencionan las lecciones aprendidas, está explícita la necesidad de analizar errores o fracasos pasados, entender las circunstancias y factores que las causaron para evitar repetirlas; cuando los fracasos se presentan de manera recurrente o las personas no pueden evitar repetirlos, se habla de sentimientos de fracaso aprendidos. En este artículo se discuten los sentimientos de fracaso aprendidos, sus causas, efectos y como evitar estos procesos cíclicos que se pueden presentar en el desarrollo de carrera.

Mirar por el retrovisor es una analogía asociada con la observación de los sucesos pasados, el sentido positivo requiere auto-conciencia para generar lecciones aprendidas y provee herramientas que proveen recomendaciones de lo particular a lo general frente a incidentes. Los incidentes se socializan a nivel de equipo y cada miembro aporta observaciones de acuerdo con su implicación en el incidente, estos detalles deberán registrarse en un documento o herramienta que permita la consulta futura, esta consulta futura permite ampliar el conocimiento general. 

La observación de sucesos pasados en el contexto negativo se refiere a la rumiación de situaciones, asociada a un sentimiento de culpa cíclico que afecta la salud mental del individuo. La indefensión aprendida o impotencia aprendida está asociada al comportamiento pasivo de algunas personas frente a los problemas, lo cual constituye un proceso de indefensión y pasividad cuando se presentan situaciones negativas, especialmente aquellas que se repiten del pasado. 

Imagen tomada de internet

El inconveniente de la indefensión aprendida está relacionado con la incapacidad de modificar un estado o situación, cuando las situaciones pasadas crean recuerdos traumáticos es necesario clasificarlos para atender las necesidades psicológicas de las personas, un accidente asociado a la seguridad personal como un robo o física como un choque de automóvil generan recuerdos complejos y las personas podrían requerir apoyo profesional para reducir incidentes emocionales generando seguridad emocional. 

Los incidentes profesionales que generan situaciones de fracaso no deberían crear recuerdos negativos que promuevan la indefensión aprendida; por ejemplo, un error financiero que generó la pérdida de una oportunidad de negocio debería observarse como una lección aprendida, registrando los detalles para reducir el riesgo de cometer el incidente de nuevo y no un sentimiento aprendido que genere indefensión. 

El inconveniente asociado con el sentimiento de fracaso es la vergüenza que se puede experimentar, lo cual genera estrés creando un círculo vicioso de fracaso indica el psicólogo Benjamin Lubszynski; las personas involucradas en situaciones de fracaso pueden aislarse, inclusive generar sentimientos de ira y pérdida de confianza que genera estancamiento profesional y laboral. Las condiciones del entorno son fundamentales para apoyar las personas en estas situaciones, especialmente cuando se tiene apoyo para evitar situaciones mayores; los equipos de trabajo que promueven el acoso y la burla, crean condiciones propicias paras afectar la salud mental de aquellos que no se perciben “exitosas”.

La definición de éxito depende del contexto y las condiciones de negocio, debe desconectarse de remuneración, cargo o posesiones materiales; un error común es comparar logros de otros con los propios, lo cual genera frustración y pérdida de contexto. En el entorno laborar se debe promover el trabajo en equipo y balancear las habilidades para crear un equilibrio que permita la creación conjunta para un resultado grupal. Los entornos que promueven la competencia intensa, generan sentimientos de fracaso en aquellos individuos que no logran alcanzar un ritmo de entrega impuesto por la competencia. Por el contrario, la colaboración y apoyo entre las personas promueve el crecimiento natural, generando acompañamiento a miembros junior del equipo o aquellos que están en procesos de aprendizaje y adaptación. 

Finalmente, el líder juega un papel fundamental para promover prácticas positivas al interior del equipo, generando condiciones propicias para el desarrollo profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.