“Pagó para que asesinaran al comerciante Juan Manuel Ordóñez”: Fiscalía

Javier Palta Collazos , con 45 años de edad, no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía- Suministrada / El Nuevo Liberal.

¿La vida del comerciante Juan Manuel Ordóñez López  costó cinco millones de pesos? Esa es la pregunta que hizo la Fiscalía General de la Nación en medio de la judicialización de la persona que al parecer pagó a un sicario para segar la vida del reconocido negociante payanés, quien fue ultimado a balazos el pasado 25 de enero del presente año, cuando salía de almorzar de un restaurante del norte de la capital del Cauca.

Dicho interrogante se dio cuando el ente acusador verbalizó los elementos que cuenta para acusar al prestamista y comerciante de bienes raíces Javier Palta Collazos como el determinador de la muerte del también negociante Ordóñez López. Este último fue capturado por funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía cuando se encontraba en la terminal de transporte de la capital del Huila.

Para el organismo acusador,  el señor Palta Collazos se entrevistó con el sicario, el cual fue capturado en medio de la reacción de la Policía tras cometer el hecho delictivo, un acto clave para esclarecer este homicidio.

“El sicario entregó una versión a los investigadores que para el 24 de enero en la ciudad de Cali, se encontró con dos hombres, quienes lo llevaron a Popayán, se hospedaron en un populoso barrio de la capital caucana  y al siguiente día se encontraron en un parqueadero de propiedad del Palta Collazos, conocido como ‘Javi’, con quien se reunieron para planear la muerte del comerciante”, explicó el representante de la Fiscalía.

También, en medio de la exposición del funcionario, se conocieron otros detalles de este asesinato, como aquel relacionado con el arma de fuego usada para acabar con la vida de Juan Manuel Ordóñez López.  Hay que recordar que la misma quedó en poder de las autoridades, luego que el sicario la arrojara a un arenal cuando intentaba escapar de los policías que en ese momento lo perseguían.

Juan Manuel Ordóñez López, víctima mortal.

“Javier dijo al sicario que si le servían cinco ‘milloncitos’ para la ‘vuelta’, así mismo que se había levantado la camisa mostrándole una pistola nueve milímetros con un proveedor de 17 cartuchos, el cual le indicó que la tomara y se la cuidara. Agregó que el hombre le entregó inicialmente al sicario dos millones para que hiciera la ‘vuelta’, y luego de cometido el ilícito, le daba el dinero restante y le debía devolverle el arma”, agregó la Fiscalía.

De igual forma, el sicario relató que está dispuesto a sustentar su versión en medio del juicio oral que se adelantará contra Javier Palta Collazos, quien ya era residente de un barrio de Neiva, Huila, al parecer para burlar a las autoridades.

Precisó también el fiscal que el delincuente  reconoció a Palta en medio de una diligencia de verificación de un álbum fotográfico, detallando que “cada cosa que hicieron, comentaron y reveló que lo sustentaría en un juicio”.

En relación con este caso, se conoció que tras el homicidio de Juan Manuel Ordóñez López, sus familiares empezaron a recibir llamadas intimidatorias, donde les advertían que ellos serían los próximos en morir.

Ahora, el señor Javier Palta Collazos  deberá permanecer en un centro carcelario, tras ser cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario luego que no aceptara su responsabilidad en los hechos expuestos por la Fiscalía.

El hecho

Hay que recordar el mortal situación se dio  el 25 de enero del 2017, a eso de las 12:30 de la tarde en la capital caucana, cuando el comerciante Ordóñez López, iba a subir a la camioneta.

Según las primeras pesquisas, la víctima acababa de almorzar  en compañía de dos conocidos en un restaurante ubicado sobre la Carrera 9 con Calle 14 norte, salió del establecimiento con la intención de abordar la camioneta Nissan Pathfinder, de placa CWD-417, en ese momento Óscar Arely Silva (sicario) le propinó dos disparos, causándole la muerte.

El delincuente abordó una motocicleta Bwis, que había dejado parqueada en el sitio, y emprendió la huida, siendo interceptado por los policías del cuadrante, quienes patrullaban el sector y salieron hacia este lugar, tras escuchar las detonaciones.