LIDERAZGOS PARA LAS CRISIS

Columna de opinión

L

Por RODRIGO SOLARTE – rodrigo_solarte@hotmail.com

Los liderazgos no se improvisan. Tampoco nacen. Se forman y capacitan durante el proceso vital en los contextos donde transcurran.

A niveles global y local, hacemos parte como humanidad de la crisis climática que exige transformaciones de fondo, así sean progresivas, para la protección de la vida humana y demás especies.

No tenemos duda de los progresos, dificultades y riesgos, de las familias, núcleo fundamental de lo afectivo y material por la solidaridad innata, y de las fragmentaciones actuales que incluso la virtualidad, como progreso científico y técnico está ocasionando, exigiendo actualización responsable de padres, maestros y demás líderes.

Estábamos acostumbrados a los liderazgos personales y hereditarios, por las tradiciones familiares y manejo del poder colonialista de la etnia blanca que menospreciaba lo autóctono e historia de otros mestizajes.

Las culturas, comunidades y sociedades evolucionan, haciendo historia con sus luchas, unos para mantener y ampliar la hegemonía, otros para mejorar con el trabajo, organización y liderazgos, condiciones de vida actuales y futuras.

Son críticas las condiciones de vida actual para la mayoría de las poblaciones. Causas humanas y territoriales, juntas, amenazan la vida, las fuentes de trabajo y recursos económicos, potenciadas en regiones como el Suroccidente colombiano por fallas geológicas reconocidas, corrupciones y grupos humanos que se sumaron al desconocimiento constitucional definido en 1991, no todos con fundamentos políticos o ideológicos alternativos.

La evolución de culturas e historia, con sus luchas para sobrevivir y derechos, ha ido gestando nuevos liderazgos, que continuarán con las actuales generaciones de mujeres y hombres del campo y la ciudad, más informados y comprometidos con el presente y futuro, tanto familiar como colectivo y universal.

Los liderazgos para la situación actual, requieren trabajo en equipo, actitud y valor que se crea desde las familias, continúa en el sistema educativo con niñez bien alimentada y protegida integralmente como generación de relevo que es, y capacitada para entender y afrontar los retos que la vida les presente en el contexto donde se encuentren.

Algo de lo anotado, o más, ya está en proceso con la esperanza de que los futuros gobernadores y diputados, alcaldes y concejales, ediles y comunidades en general, comprometidos con el presente, futuro y apoyo consecuente del gobierno central, Instituciones y relaciones de toda índole para el real progreso de nuestros pueblos, sean cuidadosamente elegidos en octubre de este 2023.

El Cauca, con su representativa Universidad, comprometida con la paz territorial y nacional, calidad humana y científica de estamentos, egresados, descentralización y regionalización, ha de llegar ejemplarmente a sus doscientos años de fundada ( 2027 ), para continuar apoyando el talento humano formado y por formar en las sedes actuales y futuras, concebidas en el plan de desarrollo, participativo y vinculante, desde la actual y anteriores administraciones.

Las crisis continuarán siendo oportunidades, para la vida, correcciones, reajustes y progresos venciendo dificultades, inmediatismos y pesimismos.

 Los SERES HUMANOS, con su vida y realizaciones, son la especie inteligente del planeta tierra. Las concepciones de bien o mal, están en las conciencias constructoras de valores y principios de vida orientadores de la convivencia con la naturaleza de la cual hacemos parte como especie.

Con el bloqueo de la Panamericana en Rosas, y doble en los Municipios del Macizo colombiano, la estrella fluvial del país, la gobernanza nacional, departamental, municipal, apoyos y solidaridad internacional, con las comunidades como sujetos participantes y el apoyo institucional indispensable a todos los niveles, tenemos la gran oportunidad de llevar a la práctica, tanta retórica acumulada, y también experiencias propias y de otras lugares.

La efervescencia creativa que despiertan las crisis como amenazas a la vida, continuarán nutriendo liderazgos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *