SENA brinda formación para impulsar producción apícola en el corazón del Macizo colombiano

El SENA llegó a esta región del Cauca para incentivar el desarrollo de la apicultura con la formación empresarial y técnica en el manejo de abejas y mejoramiento de los espacios para las colmenas, entre otros.

REDACCIÓN EL NUEVO LIBERAL

 Los instructores de la Entidad del SENA llegaron al corregimiento de Descanse en Santa Rosa, corazón del Macizo colombiano, para brindar formación en emprendimiento apícola a través del programa SENA Emprende Rural (SER) a un grupo de 25 personas conformado por campesinos, profesores y estudiantes de la zona.

A este territorio, ubicado en la bota caucana, abrazado por el rio Caquetá y la Serranía los Churumbelos, la Entidad no llegaba hace más de 30 años debido a sus difíciles condiciones de acceso y el conflicto social y armado. «No nos detienen las más de 16 horas de camino para llegar a este corregimiento, nos alienta la posibilidad de llevar conocimiento y oportunidades a las familias que habitan este lugar», señaló Gabriel Fernando Muñoz, instructor del Centro Agropecuario del SENA Regional Cauca.

Productos derivados de las abejas. / Fuente Sagarpa
El Macizo Colombiano que basa su economía en la producción de frutales y en la ganadería, ha descubierto en la apicultura una forma de complementar sus ingresos. / Foto tomada de la web

El funcionario hizo énfasis en la importancia que tiene para esta zona incentivar la producción apícola. «Esta formación tiene dos propósitos. Uno es generar ingresos a los campesinos, y el otro es la conservación de las abejas y del medio ambiente, ya que a través de este programa recuperamos y tecnificamos colmenas silvestres, al tiempo con este mecanismo contribuimos a la polinización de los cultivos, por su puesto sin usar agroquímicos».

Por su parte el aprendiz y concejal de Santa Rosa, Orlando López, agradeció al SENA por su labor. «Esta capacitación es importante para todos porque fortalecemos los conocimientos agropecuarios y se promueve el trabajo comunitario, al mismo tiempo que generemos un impacto ambiental positivo incentivando la conservación de las abejas, que son las que permiten la reproducción de las plantas para garantizar la producción de alimentos en el planeta», indicó.

Esta zona, que basa su economía en la producción de frutales y en la ganadería, ha descubierto en la apicultura una forma de complementar sus ingresos, teniendo en cuenta que por la abundante vegetación y por ser un lugar rico en floración el proyecto se viabiliza. «Por eso nos hemos enfocado en darle un valor agregado a la miel, diversificando los productos como hidromiel mezclado con frutos de la región y propóleo, entre otros», enfatizó el instructor.

En la primera etapa del proceso se impartió la formación técnica y empresarial, brindando conocimientos sobre el manejo de abejas, recuperación de las colonias, mejoramiento de los espacios para las colmenas, entre otros.

La Entidad a través del programa SENA Emprende Rural formó durante 2021 a 207 personas en temas relacionados con apicultura en los municipios de Morales, Bolívar, Popayán, Balboa, San Sebastián y el Patía. Y en el último semestre ha impartido formación en esta misma temática a 100 aprendices de los municipios de Santa Rosa, Almaguer, Popayán y Bolívar.

 

¿Qué es la apicultura?

La apicultura es la crianza y cuidado de las abejas, a través de esta se obtienen productos como miel, jalea real, propóleo, cera y polen.

¿Qué es el apiario?

El apiario es el lugar donde se concentran todas las colmenas en las que habitan las abejas, estas se dividen en tres tipos de jerarquías, primero, está la abeja reina que tienen como única función poner huevos; después, las obreras encargadas de recolectar el néctar y el polen y, por último, están los zánganos, quienes fecundan a la abeja reina, una vez que cumplen con su función son echados de la colonia.

Las obreras producen miel, jalea real y cera durante todo el año, así como el alimento para la colmena. Una vez que las abejas terminan el proceso que tarda alrededor de tres semanas, los apicultores recolectan la miel y la jalea para así poder obtener otros productos.

¿Cuál es la importancia de la apicultura para el medio ambiente?

Cuando los animales e insectos recogen el polen de las flores y lo esparcen, permiten que las plantas, incluidos muchos cultivos alimentarios, se reproduzcan. Polinizan las aves, los roedores, los monos e incluso las personas, pero los polinizadores más comunes son los insectos, y entre ellos, las abejas.

¿Cuál es la importancia de la miel a nivel mundial?

El consumo de miel de abeja es altamente beneficioso para nuestro cuerpo y salud, se ha comprobado que la miel es una gran fuente de energía, estimula la formación de glóbulos rojos porque posee ácido fólico, ayudando también a incrementar la producción de anticuerpos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.