Ayer fue el día de los abuelos

Santa Ana y San Joaquín eran los abuelos de Jesús por parte de la Virgen María, la iglesia católica tiene como tradición celebrar su día cada 26 de Julio.

Por Alexander Paloma – Reportero Gráfico El Nuevo Liberal

En la iglesia católica a Santa Ana y San Joaquín padres de la Virgen María se les considera los santos de los abuelos, cada 26 de Julio se celebra el día de los abuelos, esto en honor a los abuelos de Jesús. La importancia que desde la iglesia se les da a los abuelos tiene que ver con que ellos son parte fundamental en la formación de las creencias católicas y la fe en cristo.

En Colombia el día de los abuelos se celebra cada año por decreto el último domingo de agosto para hacerles un homenaje en agradecimiento por lo contribuido al país, igualmente en esa fecha se celebra el día de la tercera edad, de los pensionados y jubilados.

En las calles de Popayán se pueden encontrar infinidad de abuelos que por una u otra razón se han visto obligados a trabajar o en otros casos mendigar para solventar sus necesidades, es una realidad, pues un gran porcentaje de los abuelos de Colombia nunca tuvieron la oportunidad de hacer pago alguno a un sistema pensional y en algunos casos pueden contar con la pensión pero estos recursos no solventan las necesidades personales.

En la sociedad cada vez es más frecuente ver cómo las personas de la tercera edad son relegadas en sus hogares o abandonadas en centros de salud o ancianatos, en el mejor de los casos trabajan y viven de lo que consigan a diario, a los abuelos donde quiera que se encuentre uno de ellos hay que darles el lugar que se merecen por la contribución a sus familias su conocimiento y experiencia de vida que marcan el camino de las nuevas generaciones.

Algunos abuelos suelen deambular por las calles buscando la caridad de los ciudadanos.
Cuando los abuelos tienen edades avanzadas suelen ubicarse en algunos andenes a esperar la bondad de los transeúntes.
Con puestos de venta de dulces y chips pasan los días de sus vidas.
En ocasiones algunos abuelos están al amparo de lo que les puedan dar de comer en las calles.