La Enseñanza Marista en Popayán (2ª Parte)

Por: Jesús Arcos Solano

En el viaje hacia Popayán, después de penalidades insalvables, por tantas jornadas de viaje; atravesando la diversa geografía del Valle y Cauca, al pasar por la población de Morales (Cauca), se enferma el Hermano Angelo, con fiebres y mortal malestar. Es atendido con mucha diligencia por la familia Vivas de este lugar; prodigaron especiales atenciones a los demás viajeros. En camilla fue conducido el enfermo a Popayán. Falleció en el Hospital “San José” el 28 de Noviembre de 1.889. Su funeral es apoteósico. Los Hermanos restantes superaron este difícil momento y siguieron adelante. Los esperaba una labor de proporciones mayores; había que superarlas. El Gobierno Municipal y Departamental se preocupaba por cumplir con las obligaciones adquiridas. En 1.920, Marco Fidel Suárez, como Presidente de Colombia llegó a Popayán. Anunció a los Hermanos que los visitaría. El Director del Colegio “El Carmen”  le envió un elocuente saludo y un bello ramo de flores. Por imprevistos insuperables, el Presidente no pudo cumplir; pero envió una nota de agradecimiento con fecha 19 de Marzo de 1.920. Los Maristas, siempre fueron motivo de gratitud por su labor apostólica y social. Los gobiernos Municipal y Departamental, así como entidades privadas y personas en general cumplían esta misión. En cierta ocasión, los que fueron alumnos del Hermano Acacio, le ofrecieron un sentido homenaje; fue organizado por José María Arboleda y José María Lenis. Encargaron para el discurso de rigor el Maestro Guillermo Valencia; quien lo hizo en forma magistral, como siempre sabía hacerlo.

Hay momentos destacados con la Comunidad Marista en Popayán, como el sucedido el 9 de Abril.

Es necesario aclarar, para información de algunos lectores, que el Colegio Champagnat, por largos años funcionó, en donde hoy está el Banco de la República (Calle 3ª Cra.6ª), frente está el Museo Valencia; aquí vivió el Doctor Álvaro Pío Valencia; tenía su oficina de Abogado. Fue un gran admirador de los Hermanos. Frecuentemente dialogaba con ellos, como bien lo dice el Padre Paz. Los Hermanos Franceses, lo llamaban Pío Alvaro. Dice textualmente la Monografía: “Cuando el 09 de Abril, turbas alborotadas quisieron atacar al Colegio Champagnat, Pío Alvaro los contuvo, diciéndoles: “No compañeros, no hagan tal cosa. Esta Comunidad se ha distinguido por su dedicación al pueblo. Muchos de sus padres recibieron educación, gracias a ellos en la Escuela de El Carmen. No vayan a agredir a estos Religiosos, ni a destruir lo que es bien de toda la comunidad.” Y nada pasó.