CRISIS EN EL SUR

Columna de opinión

Por: Guillermo García Realpe – @GGarciaRealpe

Nuestra región sur colombiana, integrada por nuestros departamentos del Valle del Cauca, Nariño, Cauca, también Putumayo, Huila y Caquetá, han sufrido consuetudinariamente de muchas crisis de diferente índole, protesta social, bloqueo de las vías, pero también efectos de duras olas invernales y afectaciones de la naturaleza. Por supuesto, esto lo ha causado el hombre por la imprevisión en el desarrollo de la infraestructura y también por ocurrencias de duros inviernos que afectan a todo el país, pero particularmente a nuestro departamento.

Hoy estamos bloqueados por el deslizamiento más grave que conocemos en los últimos años, en décadas en el sector de Rosas, Cauca en el sitio de la falla de Romeral, muy conocidos por toda la gente que transitamos por estas carreteras, un tema que no es de ahora, es de muchos años y los gobiernos no han sabido atender, siempre se habló de la variante El Estanquillo-Timbio, durante 40 ó 50 años, muchos gobiernos la ofrecieron, incluso la doble calzada Pasto-Popayán, pero realmente no habido un avance serio.

Se limitaron el Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Vías a hacer recuperaciones muy temporales, tratamiento de los puntos críticos, pero siempre en el mismo trazado y no implicando ninguna solución de fondo. El trayecto entre Timbio y El Bordo, Cauca pasando por Rosas, es el cuello de botella de la carretera Panamericana, nada más y nada menos que la interconexión entre Colombia y Suramérica.

A veces se ha dicho ¿esta es la carretera Panamericana, esta es la infraestructura para el desarrollo, para la economía global con Suramérica? Colombia y sus gobiernos le han fallado no solamente a la región, sino a los Acuerdos Binacionales. Todos sabemos que en el Ecuador avanzaron muchas obras y mucha infraestructura. El desarrollo del país vecino en materia de obras viales y de desarrollo de generación hidroeléctrica está muy por encima de Colombia, tienen superávit y atención muy a la altura de las demandas, en cambio nuestro país no lo hizo y hoy estamos pagando las consecuencias con una durísima afectación de nuestras comunidades de estos departamentos que quedaron aislados luego de las fiestas de fin de año y de comienzos de 2023, los Carnavales del Sur.

Fue una verdadera tragedia para los colombianos del Valle del Cauca, del Eje Cafetero y de todo el país que fueron a Nariño y que fueron al Cauca a visitar a sus familiares y a participar de las festividades.

Hubo fallecimientos en la vía, especialmente en el sector de la variante de La Sierra, Cauca. Los periplos por el Putumayo también aislados por la carretera San Francisco-Mocoa es igualmente muy grave y riesgoso en el tramo que se denomina “el trampolín de la muerte” de aproximadamente 50 kilómetros entre San Francisco y Mocoa. También el periplo que han dado nuestros colombianos por el Ecuador sumando aproximadamente 2 mil kilómetros a su regreso. Igualmente, la falta de suministro de bienes esenciales como combustibles, medicamentos, alimentos, en fin, es algo muy grave.

También la destrucción del aparato productivo en nuestros departamentos, en Nariño, los productores de leche, de papa y otros productos de tierra fría se quebraron prácticamente con las consecuencias de la afectación actual y del riesgo de pérdida de sus bienes, de sus fincas o de sus predios porque están hipotecados en garantías a los créditos obtenidos en los bancos.

Esto y mucho más ha sucedido en la región sur colombiana, es una verdadera tragedia inédita y que se suma a lo que fue el paro y otras series de elementos graves, como la pandemia de los años anteriores.

La región reclama y se ha logrado gracias a la mediación del Dr. Luis Fernando Velasco, Alto Consejero Presidencial para las Regiones, que se realice el Consejo de Ministros que se llevará a cabo este fin de semana en Ipiales, Nariño, con el señor presidente Gustavo Petro a la cabeza quien suspendió su periplo en Doha, en el encuentro mundial de la economía, donde se destacó por su exposición de defensa de la Amazonia mundial, es la Amazonia colombiana y brasileña, pero es la Amazonia de todo el mundo y por fin en Gustavo Petro encontró vocero permanentemente, también con el nuevo Presidente de Brasil ‘Lula’ Da Silva.

Los nariñenses, los cuácanos y la gente del sur de Colombia tenemos muchas esperanzas de este Consejo de Ministros, donde se espera que se decrete la declaratoria de la emergencia social, económica y ambiental para el sur de Colombia y con ello una serie de medidas sociales, económicas, financieras, ambientales, de transporte para superar esta contingencia, superar esta crisis, pero también se tomen las medidas del mediano y largo plazo, entre ellas la rectificación de la vía que se ha propuesto siempre entre Popayán y Pasto con la doble calzada, especialmente la construcción de la variante Estanquillo-Timbio. Tenemos muchas ilusiones sobre el Consejo de Ministros y con el señor Presidente.

Sugerimos estructurar para la superación de la crisis y las necesidades del sur, la creación de una Gerencia del Plan Sur o un Pacto del Sur con un gerente al más alto nivel .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *