Candidatos y elecciones

RICARDO LEON URREGO RUIZ

uricardoleon@yahoo.com

Me surge parodiar con base en una canción de salsa el tema del presente escrito y a golpe de clave tarareo: y en donde están los políticos de mi tierra tropical. Creo que aparecerán con todo el dinamismo y la energía para demostrar sus preocupaciones que aquejan a la ciudadanía por donde quieran que pasen y extenderán sus brazos desde el interior de sus automóviles para saludar a los transeúntes. También buscarán bajarse de los autos y encontrarse de frente a los habitantes de Popayán y mirarlos a la cara con gesto de preocupación. Estos señores políticos les preguntarán a los desprevenidos ciudadanos sobre sus familias y sus calamidades y con sus capacidades de ventrílocuos también dirán que no pueden dormir como consecuencia de los sufrimientos ajenos.

Si, así es, los políticos aparecerán por esta época porque vienen elecciones y los veremos hablando duro y con toda la firmeza por convencernos de que nos representarán en la alcaldía, en la gobernación, el concejo municipal, en la asamblea departamental, en la cámara de representantes, en el senado, de la manera más justa y a favor de nuestro bienestar.

y seguimos votando y seguimos eligiendo y los problemas sociales siguen de mal en peor. Popayán como en otras partes del país es un ejemplo repetido de engaños y mentiras exhibidas a todo el que se interese comprobarlas si es que las pone en duda.

Esta tierra y el vecindario tienen representantes y senadores y concejales y diputados y alcaldes y gobernadores pero para dónde será que miran si tenemos en cuenta que existen arbitrariedades si resolver. Será que los concejales de Popayán esperan volver a ser elegidos cuando no han tenido la voluntad de tumbar las tarifas exageradas del aseo y que está llevando a la miseria a cientos de hogares, entre ellas mujeres cabeza de familia. El problema de la delincuencia, otro problema delicado en cualquier momento y a cualquier hora del día. Y que tal la situación del consumo de alucinógenos en los cuatro puntos cardinales y a cualquier hora del día. Y se pueden seguir enumerando otros males como la falta de fuentes de trabajo o la falta de oportunidades educativas porque no hay SENA pa’ tanta gente. Para todas estas anomalías se necesitan soluciones de los políticos que aparecerán angustiados y preocupados saludando a todo el que se encuentre en cualquier calle. También estos señores entrarán, como siempre, a las casas humildes y ranchos a tomarse el tinto en el pocillo medio quebrado sin ningún escrúpulo y haciéndose los valientes como si los malos olores no fueran un problema para salir corriendo.

Lo cierto de todo este tema tan importante es que los votos y el compromiso o el cumplimiento a la verdad y a la palabra empeñada no van por el mismo camino.