Ventiscas que ‘siembran’ riesgos

Árboles derribados por fenómeno natural son recogidos por Serviaseo.

10277955_10152361709629133_3457086508632189824_n

Pese a que las eventualidades naturales son impredecibles, se trata de prevenir la caída de los arboles con poda o tala, previa autorización de la CRC. / Dairo Ortega – El Nuevo Liberal.

Luego del repentino vendaval del medio día de ayer, en el norte de Popayán,  las autoridades y Serviaseo atendieron la emergencia que ocasionó la caída de árboles y daños en algunos techos. Para evitar estas situaciones a través de la Secretaría de Infraestructura y la operatividad de la empresa de aseo, se podan o cortan los arbustos.

La eventualidad se presentó en tres sectores, entre Torremolinos, el vivero y puente del río Cauca, donde la empresa Serviaseo atendió la caída de un de árbol lechero; en la Vía Panamericana dos árboles también fueron derribados  que se atendieron en la tarde el mismo día del fenómeno, se indicó desde la empresa.

Simultáneamente el Cuerpo de Bomberos de Popayán y Gestión del Riesgo hicieron presencia en el barrio Palacé, donde en el parque conocido como ‘El Chamaco’, seis arboles resultaron afectados, manifestó Miguel Ramírez, director de la oficina Gestión del Riesgo.

La comandante de Bomberos Popayán, teniente Helda Saavedra, dijo que el organismo atendió el llamado y trabajó en conjunto con Gestión del Riesgo. También sugirió que las autoridades ambientales hagan barridos sectorizados para la revisión de árboles que puedan generar riesgo para los payaneses, viviendas u otras edificaciones.

Este diario publicó a comienzos de 2014, que la Secretaría de Infraestructura de Popayán, (desde 2012) ante el estado fitosanitario y de fisuras que en la presentaban algunos especímenes arbóreos distribuidos en el Parque Caldas y otros sectores, solicitó a la Corporación Autónoma Regional  del Cauca evaluación del estado de los árboles la cual emitió resolución número 4586 de poda y tala en enero del presente año.

Uno de los hallazgos de los técnicos de la CRC fue que “árboles con necrosis total con pérdida de resistencia en su anclaje y que en caso de presentarse un fenómeno climático que involucre vendavales, puede generar volcamiento de estos sobre los carriles de la avenida panamericana”, tal como ocurrió el pasado lunes.

Además del parque de Caldas, se incluían árboles en el separador de la vía Panamericana y la zona de la Virgen del barrio Los Hoyos, para prevenir eventuales accidentes por desprendimiento de ramas o volcamiento de algunos que pudieran afectar a la ciudadanía o a la infraestructura aledaña.

El total de los árboles que se les realizó poda fueron 133 y tala 9, según la información suministrada por la secretaría. La empresa Serviaseo SA en cumplimiento de lo establecido en el pliego de condiciones de la licitación 67 de 2010, realizó los trabajos mencionados, con el equipo y personal idóneo para tal fin.

La CRC hizo el estudio técnico tras petición de la Secretaría de Infraestructura, del estado de cada uno de los árboles, para definir su tala o poda. Este análisis fue realizado durante seis meses con organizaciones y veedurías ambientales, puesto que había árboles que se encontraban en muy mal estado.

Hallazgos técnicos

Con base en observaciones y visitas de inspección por parte de técnicos de la CRC, se estableció que gran cantidad de los árboles tenían ramas inclinadas, contacto con redes eléctricas, sobrepeso por bromelias, barbas de bruja y demás epifitas, e interferencia con las luminarias del alumbrado público.

En este mismo sentido, se encontraron ramas y fustes (palos) con muerte descendente, árboles con gran dosel de copa y bifurcaciones que afectan la visibilidad en algunos tramos de la avenida de la Carrera 9 Norte.

Durante la evaluación técnica se pudo observar la presencia de árboles con problemas fitosanitarios, consistentes en desintegración de corteza; sobre el área basal por podas realizadas en épocas pasadas. Al mismo tiempo, algunos de ellos  presentaban infestación por hormigas establecidas entre la corteza y  albura.

En algunos  se encuentran  fisuras a nivel de las bifurcaciones, lo cual ha generado  inclinación de los palos así como vulneración de barreras físicas de protección de los especímenes, lo cual ha permitido la colonización de patógenos que generaron diferentes enfermedades, debilitando tejidos de sostén y conducción lo cual se traduce en aumento de riesgos de accidentes por desprendimiento de ramas o volamiento de los especímenes hacia la vía.

También se evidenció la realización inadecuada de podas anteriores, lo cual generó descompensación de copas y en algunos casos del equilibrio y balance general de los especímenes.

Árboles como Urapanes, Guayacán Lila, Tulipán Africano, Guayacán Amarillo, Araucaria fueron sometidos a distintos tratamientos como poda de realce y limpieza, realce de copa y otros procedimientos, otros más a tala.