Valle y Cauca tuvieron menor ritmo de crecimiento en 2015: BanRep

Como se anunció durante el año pasado, toda la economía colombiana bajaría su ritmo de crecimiento debido a los diferentes fenómenos que la impactaron, y estos departamentos no fueron la excepción.

Por: Cynthia Vanessa Lewis Torres

cynthialewistorres@gmail.com

@cvlewis

En la producción de confecciones, productos químicos, papel y cartón, molinería y almidones, se dieron los incrementos más importantes en la industria de los departamentos. /Fotografía: Suministrada.

En la producción de confecciones, productos químicos, papel y cartón, molinería y almidones, se dieron los incrementos más importantes en la industria de los departamentos. /Fotografía: Suministrada.

En el más reciente Boletín Económico Regional (BER) del suroccidente colombiano, el Banco de la República confirmó que esta región creció en el 2015, aunque a un menor ritmo frente al de un año atrás.

Tanto en el Valle como en el Cauca, el tipo de cambio real estimuló el crecimiento de la producción para atender una creciente demanda interna, especialmente durante el segundo semestre del año. Y si bien, las exportaciones en dólares disminuyeron, se compensaron con aumentos en pesos.

De acuerdo con el BER, el suroccidente situó en el exterior bienes por valor de US$2.218 millones de dólares durante todo el 2015 a 143 países de destino cinco zonas francas, frente a los 182 países a donde exportó resto de Colombia, y tuvo una participación del 10,4% en el total nacional. De los cuales, el Valle aportó el 85% y el Cauca el 14%.

En cuanto a la demanda interna, el comercio local se expandió a lo largo del año y en el último trimestre lo hizo a un menor ritmo frente al mismo período de un año atrás.

“Sus ventas estuvieron estimuladas por un sostenido consumo de los hogares apalancado en mayores ingresos provenientes de varias fuentes”, explicó el Banco de la República.

El consumo privado por parte de los empresarios del suroccidente también confirmaron un avance en la demanda interna durante el 2015 al alcanzar el segundo balance regional más alto del país detrás de Antioquia, según la Encuesta mensual de expectativas económicas (EMEE) del Banco de la República. Este alto balance indica que las ventas del sector productivo continúan acelerándose de manera anual y con un ritmo similar al observado en el 2014.

Por su parte, las remesas del exterior adicionaron más de tres billones de pesos al consumo total de hogares en el Valle del Cauca en bienes, servicios e inversión en propiedad raíz. Lo que lo ubicó como el departamento que más dólares recibió por este concepto en la región suroccidente.

Por otro lado, las familias cafeteras en los dos departamentos, Valle y Cauca, percibieron ingresos crecientes, tanto por mejor precio del café como por aumentos de la producción, obtenidos luego de la renovación de cafetales promovida por la Federación en años anteriores con variedades más resistentes y productivas. Igualmente, hubo un auge turístico comercial en la frontera sur y crecimiento de la tasa de ocupación en el mercado laboral. “Todos estos factores favorecieron el incremento en los desembolsos de crédito”, agregó el Banco de la República.

De acuerdo con cifras del Dane, el crecimiento en todos los trimestres de la producción industrial fue muy satisfactorio y siguió respondiendo a la devaluación real y al crecimiento de la demanda local. No obstante, “las ventas industriales en términos reales lo hicieron a un menor ritmo debido al incremento en los precios de los productos manufacturados”.

En la producción de confecciones, productos químicos, papel y cartón, molinería y almidones, se dieron los incrementos más importantes en la industria entre Cauca y Valle.

En el sector constructor, el incremento en las obras en proceso en la región, aunado al avance en las ventas y producción de los principales insumos del sector, reafirmaron un balance positivo en la actividad constructora durante el 2015.

“Para el presente año se espera que la tasa de cambio continúe incentivando a los remitentes de remesas para que inviertan en finca raíz y se mantenga la dinámica en la construcción de edificaciones”, argumentó el Banco de la República.

Por el contrario, la agricultura y el comercio exterior continuaron registrando al cierre del último trimestre un desempeño menos favorable. El clima afectó las cosechas de frutas y perecederos en esta zona del país. La caña de azúcar disminuyó ligeramente (-0,3%) su producción anual frente al buen desempeño observado en 2014, cuando creció 12,6%.

En cuanto a la actividad económica del principal departamento del Suroccidente del país, El Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) para el Valle del Cauca, calculado por el Banco de la República y la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, reveló un repunte de la actividad económica del departamento en el último trimestre de 2015.

En efecto, durante el cuarto trimestre la economía del Valle creció por encima de su media histórica (3,8%). Se estima que en el cuarto trimestre el PIB del Valle creció alrededor de 4,2%.

Finalmente, en el 2016 la economía de Suroccidente deberá afrontar grandes desafíos, como incrementar la sustitución de muchos productos importados, fortalecer las exportaciones a los mercados existentes e impulsar despachos de nuevos productos a potenciales mercados internacionales, como también deberá apropiarse de los beneficios del buen nivel del tipo de cambio real, para frenar la desaceleración en su tasa de crecimiento y consolidar una estructura manufacturera altamente competitiva.