Un irresponsable al volante y con niños

En Popayán, las autoridades sorprendieron a un conductor que, bajo los efectos del licor, movilizaba estudiantes.

El cuidadano sorprendido en una riesgosa práctica debió aceptar el llamado de atención de los uniformados, mientras recibía los comparendos por las violaciones a la normatividad vial. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

¡No hay derecho! Un ciudadano fue sorprendido, en estado de embriaguez, transportando 16 estudiantes de un colegio. El descubrimiento se dio cuando integrantes de la Seccional de Tránsito y Transporte de la Policía en Popayán adelantaron una serie de controles sobre las personas y los vehículos que prestan este servicio.

Acerca de este censurable caso, el jefe de este grupo especial de esa institución, mayor Germán Sáenz, explicó que el funcionario detuvo al conductor para verificar si estaba cumpliendo la normatividad que regula esta actividad, cuando se percató que exhalaba un tufillo a alcohol.

Sorprendido por esto, ya que movilizaba a niños y niñas en el automotor, el policía solicitó a este ciudadano practicarse una prueba de alcoholemia, la cual confirmó que estaba bajo los efectos del alcohol, situación de no creer. Por eso se procedió sancionarlo por este mal comportamiento: consistió en la retención de la licencia de conducción de la misma por dar positivo en grado uno en el examen de alcoholimetría, de igual forma recibió un comparendo al transporte porque la camioneta no cumplía con los especificaciones técnicas para prestar esta clase de servicio y otro por el cambio en la modalidad del uso, es decir, estaba facultado para el transporte especial más no escolar. Por todas estas razones, el automotor quedó inmovilizado ante la Superintendencia de Puertos y Transporte como ante la Secretaría de Tránsito.




“Visitamos los diferentes colegios y hacen la respectiva verificación de la documentación de las rutas escolares, se aseguran de que los propietarios tengan tarjeta de operación, licencia de tránsito, seguros de responsabilidad contractual y extracontractual, seguro obligatorio y extracto de contrato, este control apunta a brindar seguridad a nuestros niños y jóvenes”, explicó el mayor Sáenz.

También hacen la revisión técnico mecánica para saber el estado en el que se encuentran los automotores, así mismo la prueba de idoneidad de los conductores y finalmente hacen una charla de sensibilización.
De igual manera, continuarán las sanciones para quienes no cumplan con los requisitos que exige la ley, sea mediante la figura de comparendo o la inmovilización del vehículo.

De acuerdo con la información de este grupo especial de la Policía, no se registra accidentalidad entre los vehículos de transporte escolar en la ciudad, sin embargo, se intensificarán los controles para que los resultados mejoren aún más y se garantice la seguridad al transportar a los estudiantes.