Umata adelantará proceso para estatuto arbóreo

Luego de cumplirse la fase del estatuto el objetivo final es obtener un censo de los árboles de Popayán donde se determinan todas sus características.

El estatuto arbóreo es la fase inicial para poder llegar finalmente al censo que clasificará y determinará el estado de cada árbol de las zonas públicas de Popayán. / Alexander Paloma – El Nuevo Liberal.

Rosalba Joaquí, directora Umata Popayán.

La directora de la Unidad municipal de asistencia técnica agropecuaria Umata de Popayán, Rosalba Joaqui, habló acerca del proceso que se lleva a cabo para realizar el censo arbóreo en Popayán. A propósito del desprendimiento de una rama grande en el parque de Caldas.

La funcionaria dijo que a la Umata le corresponde la actualización del catastro arbóreo en áreas públicas, o sea la identificación de los árboles que pueden ser podados o talados. Esa oficina coordina la política pública del Sistema de gestión ambiental municipal (Sigam), donde está incluido el Plan de gestión integral de residuos sólidos (Pgirs) que fue viabilizado en enero y adoptado mediante decreto en febrero de 2017.

“En la coordinación llevamos una matriz de seguimiento de los diferentes actores que hacen parte del Pgirs, que tiene 13 programas, de los cuales siete están a cargo de la empresa Serviaseo, entre estos corte de césped y poda de árboles en vías y áreas públicas”, explicó Joaqui.

Dentro del Pgirs se establece que la Umata debe realizar un inventario forestal, la directora de la oficina hizo el análisis para determinar si Popayán contaba con estatuto arbóreo, que lleva finalmente a un censo el cual contiene la ubicación, especie, medidas y el estado fitosanitario de los árboles.




“Hicimos con la oficina de Gestión del Riesgo (encargada de mitigar y evitar los peligros), unas acciones para iniciar el proceso del estatuto arbóreo y poder llegar al censo, trámite que se adelanta con la Universidad del Cauca, se busca tener un convenio para iniciarlo en las comunas”, indicó la directora.

Debido a que el presupuesto de la oficina es limitado, se analiza cómo llevar a cabo el estudio por fases. Se discute entonces qué se requiere para cada etapa y obtener un documento completo de la situación de los árboles en Popayán y tomar decisiones de mitigación, poda o tala.

La funcionaria precisó que si bien el municipio solicita el permiso de poda o tala a la CRC, Serviaseo sigue teniendo la tarea de realizar esas tareas tal como lo establece el Pgirs, por eso para adelantar estos procedimientos se debe coordinar con la Umata y la empresa.

Actualmente, la oficina de Gestión del Riesgo hace labores de prevención con los transeúntes en el parque de Caldas y por esto se instaló una cinta amarilla que define un perímetro para que las personas no pasen por el sitio donde el domingo pasado se desprendió una gigantesca rama que no produjo lesionados.