Ultimados en una carretera rural

Un doble homicidio sucedió en el municipio de Caloto. Una de las víctimas era de Santander de Quilichao.

Las autoridades salieron a desmentir que estas muertes violentas tengan relación con el hurto a la sede del Banca Agrario, además, una de las víctimas era integrante de la banda Los Pambos de Santander de Quilichao, según la Policía. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

Las autoridades investigan la muerte violenta de dos ciudadanos, cuyos cadáveres aparecieron sobre la vía que comunica el casco urbano de Caloto con la vereda La Palomera.

En el caso en mención, el comandante de la Policía en el Cauca, coronel Édgar Rodríguez, explicó que el hecho no tiene relación con el asalto a la sede del Banco Agrario, registrado en horas de la mañana del jueves anterior. Este doble homicidio ya fue en horas de la tarde, según el oficial.

Tras recibir la información, al sitio llegaron funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, quienes adelantaron las labores judiciales que establece la ley para estos casos.

En medio de esta labor, los investigadores corroboraron que las víctimas respondían a los nombres de Anderson Estiven Campos, de 17 años de edad, y Wilder Jurado Gómez, de 26 años.

“El ciudadano Campos residía en Santander de Quilichao mientras Jurado Gómez era un comisionistas o cobrador que residía en el barrio Llano Verde de Cali. Por el momento se desconocen los móviles de este doble homicidio, la versión que se escuchó en el sitio fue que otros sujetos, también en moto, los interceptaron cuando ambos se movilizaban por esta vial rural y luego atacaron con arma de fuego a los jóvenes”, explicaron integrantes del CTI de la Fiscalía.

En menos de una semana se han registrado tres graves hechos delictivos en esta localidad, por eso líderes sociales expusieron este aspecto, con la intensión de que las autoridades actúen y garanticen la tranquilidad que los caloteños alcanzaron con la firma de paz con la guerrilla de las Farc.