Tránsito a toda

OLMEDO GUACA TIMANÁ

olguti503@hotmail.com

La llegada de nueva administración en Tránsito municipal y la reactivación de la policía de ese ramo salió a toda, a ciegas, a full con grúas, comparendos y en una caza abismal que se levantan todo lo que según ellos está mal en la vía. Si a esto se suma el espíritu de autoritarismo de policías, señoras de mandos en los parqueaderos a donde llevan los vehículos y motos, el mando omnipotente de estos personajes que parecen que se ganaron el cielo y el poder total lo cual los hace déspotas a quienes no se les puede decir, preguntar ni pedir orientación alguna, frente a esto no se sabe si es peor la enfermedad o la cura, indicaron los quejosos de posibles abusos de las autoridades de tránsito.

Hay muchas cosas que analizar frente a este apetito voraz con el que están las autoridades con grúas por todo lado. Por qué se llevan autos en calles tranquilas de El Cadillal, por ejemplo, cuando la gente se baja a hacer una compra y por la pésima atención que es típico en la ciudad blanca, lo demoran y cuando regresa ya le llevaron el auto habiéndolo dejado en un sitio en donde no estorba y además en donde no había señales de prohibido parquear.

Porqué antes de salir con la mente fija en signo pesos y el poder omnipotente las autoridades no hacen un proceso de señalización de vías, de estacionamientos, bahías de parqueadero o simplemente acondicionan parqueaderos por todas partes porque por todas partes levantan a diestra y siniestra los autos y las motos. Para los administradores que se espera hayan cursado algún estudio, por lo menos en bachillerato existe una materia que se llama filosofía y ahí se estudia un tema apasionante que se llama LÓGICA, ojalá la repasen.

La lógica es que en Popayán no hay lógica para administrar el tránsito, antes de la cacería inclemente en donde a cada cuadrilla de agentes de tránsito le han asignado un sector, debería planearse espacios de parqueo, una ciudad estrecha y sin planeamiento para la movilidad, en donde los dueños de vehículos y motos no tienen en dónde parquear y deben hacer compras, gestiones y en donde no atiborran el paso como en barrios como Cadillal, Modelo, Obando, entre otros y con mesa hambre de multar y poner comparendos. Hay que hacer primero diseños de mejoramiento vial, darle herramientas a los conductores luego si aplicar lo aplicable.

Pero esto no ocurre en el sector histórico el cual se torna histérico porque el estorbo de vehículos parqueados impiden la movilidad por calles y carreras y no pasa nada. Lo propio ocurre con los parqueaderos que se formaron en las hermosas vías pavimentadas, vías anchas qué belleza pero la autoridad ahí es ciega porque quedó un solo carril en el centro porque a lado y lado las vías fueron tomadas por toda clase de vehículos y motos cuyos propietarios se bajan a hacer compras, a comer, a beber y a pasarla sabroso especialmente los fines de semana. Para qué se invirtió en la ampliación de estas vías si quedaron obsoletas con este parqueo con un estrecho carril en medio.

Y el parqueo en calles de barrios en donde antes era tranquilidad, como el Recuerdo y Ciudad Jardín en donde el anterior secretario de tránsito ni siquiera respondió a los derechos de petición que le hicieron porque los habitantes no pueden ni entrar ni salir con sus vehículos porque a pesar de colocar avisos de garaje en servicio ahí al frente le dejan parqueado todo el día un auto. Pero las grúas siguen a toda. Popayán merece una organización vial y una autoridad sin persecuciones.