Protección Animal en Colombia

DIANA MARCELA SANTACRUZ ORDÓÑEZ

dianamarcelasanta@gmail.com

La protección animal es un tema que cada día obtiene mayor importancia dentro de la sociedad colombiana debido a la creciente preocupación por el bienestar de los animales y especialmente de aquellos que están en contacto directo con los seres humanos como son los perros y gatos. La relación estrecha que el ser humano ha mantenido durante años con los animales de compañía fue el inicio de un movimiento mundial que se preocupa por el bienestar de los mismos y no solo de los que hemos denominado de animales de compañía sino también por  aquellos que hoy llamamos animales silvestres, animales de trabajo, animales de consumo entre otros.

Colombia no ha sido ajena a este movimiento mundial que ha ampliado su consideración moral hacia los animales como seres sintientes y de especial protección por parte del ser humano, la sociedad y del Estado, en un intento por cambiar la visión antropocéntrica del universo por una visión biocéntrica como consecuencia del proceso de modernización que se preocupa tanto por los animales como por el medio ambiente.






Actualmente, para el caso de Colombia, el tema de protección a los animales cuenta con un amplio régimen jurídico, jurisprudencial y doctrinal que da cuenta del interés por salvaguardar la vida e integridad de los animales, por ello se resalta la existencia de la Ley 1774 de 2016 que propende por el bienestar animal pues constituye un hito para la defensa de los animales pues cambia la consideración de los ellos, dada por el código civil Colombiano, como bienes muebles por seres sintientes de especial protección y penaliza el maltrato animal, lo anterior con fundamento en los principios generales que deben existir en la relación de los seres humanos con los animales, los cuales son: el respeto, la solidaridad, la compasión, la ética, la justicia, el cuidado, la prevención el sufrimiento, la erradicación del cautiverio y el abandono, así como de cualquier forma de abuso, maltrato, violencia y trato cruel. Entonces, hoy es posible sostener que en Colombia la protección de los animales, dentro del ordenamiento jurídico, puede llegar a considerar a los animales como sujetos de derecho pues desde que se penalizo el maltrato animal abrió la puerta a que dentro de los bienes jurídicos considerados como más importantes para la sociedad, se incluyan expresamente, la vida, la integridad física y emocional, de los animales.