BannerFans.com

Primera biblioteca pública rural de Popayán se construye en ‘El Hogar’

‘El Hogar de los libros’ es el nombre de la biblioteca comunitaria que hace siete años existe en la vereda El Hogar, ubicada al nororiente de la ciudad, a unos 40 minutos del centro de Popayán. El sueño de su directora es convertirla en una biblioteca pública.

Por: Olga Portilla Dorado

@olguitapd

Sin pensar si llueve o hace sol, los niños llegan en búsqueda de Ximena para que les oriente sobre una lectura, para que les recomiende un libro o para que les ayude a hacer alguna tarea. Ella trabaja en la Universidad del Cauca, pero en las tardes está allí esperando que lleguen los chicos para abrir las puertas de ‘El Hogar de los libros’. /Fotografías: Olga Portilla

Desde hace dos meses y medio, la comunidad de la vereda El Hogar junto a instructores del Sena están construyendo una estructura en guadua que le dará acogida a la primera biblioteca rural de Popayán, que aunque ya existe, no tiene una sede propia y se acomoda tímidamente en la sala de la casa de la profesora Julieth Ximena Narváez.

Se trata de ‘El Hogar de los libros’ una modesta biblioteca que nació hace siete años en la vereda El Hogar, la cual inicialmente funcionó en la escuela de la vereda –que hoy es el salón comunal- y que desde hace más de un año fue inaugurada en medio de la sala de la casa de la profesora, quien junto a su familia abre las puertas de su morada para que los niños y jóvenes de la vereda puedan acceder a los ejemplares que hay en la biblioteca y también para que participen de las capacitaciones que allí brindan.

“La biblioteca comunitaria la iniciamos trabajando con Ondas Cauca, en un proyecto de educación ambiental donde los niños se organizaron como ‘Bioconstructores del medio ambiente en El Hogar’, con ellos lo que hicimos fue la caracterización de la vereda, caracterización de flora, fauna y humedales, hicimos visitas al acueducto para que los niños conocieran de dónde venía el agua que llegaba a sus casas y el trayecto que hacía, también hicimos vacaciones recreativas con orientación ambiental”, recuerda Ximena, profesional en Ciencias Naturales y Educación Ambiental.

‘Naturaleza a la lata’ es un proyecto que realizan mujeres y niños de la vereda El Hogar con apoyo de Corporeda. Inicialmente solo era para mujeres, para que tuvieran un ingreso adicional, hoy los niños también hacen sus propias artesanías.

A este proyecto de Ondas llegaron gracias al aval que les dio el rector del colegio Liceo Alejandro de Humboldt, porque la escuela de la vereda El Hogar dejó de funcionar hace mucho tiempo, ya que los profesores no llegaban al ver que no había más de 80 estudiantes. Y aunque la infraestructura de la escuela les sirvió para trabajar los primeros días en el proyecto, luego por algunas diferencias con la Junta de Acción Comunal, de ahí los sacaron, entonces por la necesidad de tener un lugar para reunirse, para continuar con sus planes, surgió la biblioteca, que desde ese día se instaló en la casa de la ‘profe’ Ximena, y que hoy busca un sitio más amplio para sacar de cajas y estopas los libros que la gente le ha donado.

“Cuando se desarticuló el trabajo con la Junta tuvimos que desplazarnos de la escuela y no pudimos volver a usar las instalaciones, por eso se crea este espacio para poder reflexionar, porque la vereda por estar en una zona rural tiene varias problemáticas, como por ejemplo acá no hay servicio de recolección de basuras, no hay alcantarillado, y los lotes y zonas verdes son utilizados como escombreras; por eso la idea es que la biblioteca empiece a contribuir y que sea el lugar donde las familias se pueden reunir y discutir sobre estas problemáticas”, explica la docente.



En modestos stands están ubicados algunos libros, otros están en cajas y estopas pues el espacio de la sala de la casa de la profesora Ximena se quedó corto para albergar todo el material bibliográfico con el que actualmente cuentan en esta biblioteca comunitaria.

Pero no tener una sede amplia, unos estantes firmes y repletos de libros, o unos computadores, no ha sido impedimento para que Julieth Ximena Narváez le entregue cada día a estos niños innovaciones y nuevos conocimientos a través de alianzas con proyectos y organizaciones que la apoyan en esa idea de entregarles a los niños, más que algo material, el arte del saber para que se puedan desenvolver en cualquier situación de la vida.

“Estamos haciendo un proyecto que se llama ‘naturaleza a la lata’ en articulación con la Corporación Regional de Estudios Agroambientales, Corporeda, en este proyecto utilizamos latas de cerveza o de gaseosa e inmortalizamos parajes de la naturaleza usando hojas, flores y con ello hacemos aretes. También han estado profesores de artística que han desarrollado procesos de literatura, y los sábados nos reunimos con el curso de guadua, y con la Fundación Casa de la Bici que nos está apoyando con un taller de liderazgo y reparación de bicicletas”, señala Ximena.

Otro de los proyectos que empieza a ver “luz verde” en los próximos días, es el que tienen con la Fundación Yamaha, quienes les donarán unos instrumentos, pero necesitan un requisito indispensable: un profesor de música, por eso desde la biblioteca ‘El Hogar de los libros’ se hizo la solicitud a la Administración municipal para que a través de su Secretaría de Cultura, pueda colaborarles con un docente para que así la Fundación les entregue los instrumentos musicales e inicien con las capacitaciones.

La Casa de la Bici actualmente está apoyando a siete jóvenes de la comunidad capacitándolos en el arreglo de bicicletas, para que ellos puedan ayudar a los demás niños con la reparación sus bicis, además de que se quiere haya una sede de la Casa de la Bici en la biblioteca.

“En arte también tenemos talento, a los niños los tengo en proceso de danzas y hay una niña que canta, a veces hacemos presentaciones, y ella nos canta y los demás bailan. Hemos visto que el proceso ha ayudado a que ellos fortalezcan su amistad, además de que han desarrollado habilidades para dirigirse al público, en la producción textual; son muchos los cambios, porque la biblioteca busca eso, ser su segundo hogar, por eso se llama así”, puntualiza la ‘profe’.

Y aunque ya casi terminan la estructura hecha en guadua, ubicada al lado de la casa de Ximena, en un terreno que ella y su familia cedieron para que ahí se haga la biblioteca, están en la búsqueda de apoyos y manos solidarias que quieran ayudarlos con lo que falta, que principalmente es el techo para la estructura y el piso en concreto.

En esta labor, como en los otros procesos que ha gestionado la profesora con ayuda de la comunidad, se ha encontrado con manos amigas, con organizaciones, profesionales, entidades sin ánimo de lucro que se unen a fortalecer el proceso de la biblioteca comunitaria ‘El Hogar de los libros’; uno de ellos es el economista Jeiver Tapia, quien junto a la Fundación Greprodecol están haciendo masiva la campaña para recoger las tejas de eternit para la biblioteca de esta vereda.

La biblioteca ‘El Hogar de los libros’ está ubicada al nororiente de Popayán por el sector de Yanaconas, después del cementerio de esta zona, se continúa por la carretera pavimentada en placa huella que conduce por una loma a la casa de Ximena donde desde la carretera se percibe la estructura de guadua.

De acuerdo con Tapia, de las 50 tejas que se necesitan ya han logrado recolectar 32, así que paso a paso se acercan a la meta para ir dándole forma al sueño de Ximena que beneficiará a las 45 familias que hay la vereda El Hogar y a los casi 100 niños que habitan en ella: tener la primera biblioteca pública rural de la ciudad, adscrita en la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

“Quiero que ‘El Hogar de los libros’ sea un ejemplo para otras veredas, que sea un piloto para que otras zonas rurales de Popayán puedan tener su biblioteca comunitaria. Una vereda puede tener una biblioteca y esta puede ser el espacio de encuentro de todas las familias”, concluyó la directora de la biblioteca.