Organizaciones de mujeres del Cauca podrán certificarse con ‘sello Equipares’

Cerrar brechas laborales entre hombres y mujeres es el propósito con el que se creó este sello, inicialmente se enfocó a nivel empresarial. Actualmente el Ministerio de Trabajo realiza la primera fase, en seis regiones del país, de un sello para la equidad laboral rural.

Por: Olga Portilla Dorado

@olguitapd

El sello alternativo de gestión de igualdad de género – Equipares, rural’, una iniciativa del Ministerio de Trabajo con apoyo de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (Oiss) se desarrolla en el Cauca. /Fotografía: Suministrada

Con la participación de 180 representantes de diferentes organizaciones rurales de 14 municipios del Cauca, en su mayoría mujeres, se realizó la primera fase del proyecto ‘sello alternativo de gestión de igualdad de género – Equipares, rural’, una iniciativa del Ministerio de Trabajo con apoyo de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (Oiss).

Equipares, es un sello de equidad laboral, que busca certificar y reconocer a las empresas que implementan de manera efectiva el  Sistema de gestión de igualdad de género y que con ello logran generar trasformaciones culturales y cierres de brechas de género en su interior. Este programa surgió en el marco del cumplimiento de la Ley 1257 de 2008, donde se aborda el decreto reglamentario 4463 de 2011, para generar una ley que impacte en el sector laboral, que reduzca diferencias entre hombres y mujeres, además que contribuya a erradicar las formas de discriminación contra la mujer y prevenga las violencias.

Aunque inicialmente el sello se enfocó a los empresarios, el ‘plus’ se vive actualmente, ya que el Ministerio de Trabajo, liderado por Griselda Janeth Restrepo, decidió trasladar esta propuesta de compromiso social, al campo colombiano. Para la primera fase se seleccionaron seis departamentos del país: Antioquia, Bolívar, Córdoba, Huila, Valle y Cauca, los cuales se escogieron porque muchos de ellos están en posconflicto y porque varios renglones de su economía están directamente relacionados con la mujer.

“Este sello se está trasladando a la ruralidad para que impacte en las organizaciones campesinas de base, de productores, mixtas, cooperativas, mutuales, que se encuentren en procesos de producción, de comercialización y que incorporen dentro de su estructura organizacional y dentro de sus procesos este enfoque de género. Las regiones que se escogieron tienen sectores de la economía que están muy ligados a las mujeres, por ejemplo en Cauca y Huila el café”, explicó Jairo Alberto Delgado Beltrán, del grupo interno de Equidad de Género del Ministerio de Trabajo.

Jairo encargado de explicar y acompañar la metodología del encuentro realizado el pasado miércoles en esta ciudad, señaló que el programa consta de siete dimensiones, por eso las asistentes se dividieron en siete grupos donde debatieron cada dimensión desde su experiencia, cuál de ellas se aplica o no en sus organizaciones. Terminada esta jornada, la primera que se hace en todos los departamentos, el Ministerio se lleva esos insumos y el próximo año realizará otro encuentro con estas mujeres para decirles: “esto fue lo que ustedes expresaron, estas son nuestras propuestas”, y así, finalmente lograr que estas agremiaciones rurales del Cauca puedan certificarse y ser un ejemplo de equidad de género para otras organizaciones.

“El objetivo es que estas organizaciones se certifiquen y nosotros como Ministerio de Trabajo tener el logro y la satisfacción que en ellas hay un enfoque de género y garantía de los derechos de las mujeres en cada uno de esos procesos”, puntualizó Delgado.

El impacto de la equidad laboral en el Cauca

Viviana Ipia, vicegobernadora del resguardo indígena de Coconuco, fue una de las 180 personas –en su mayoría mujeres- que asistió al encuentro, ella, al igual que sus compañeras dialogaron sobre las barreras que como mujeres han encontrado en los diferentes contextos donde interactúan, pero también resaltaron los cambios positivos que poco a poco en lo social, en lo político y en lo económico han tenido en sus vidas y en la relación con los hombres de su comunidad.

“A nivel regional como Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, se ha venido haciendo un trabajo bastante amplio, hoy las mujeres de las comunidades indígenas han ido adquiriendo espacios políticos, organizativos, de poder defenderse a nivel social y así mismo lo hemos asimilado en nuestra comunidad Coconuco. Las mujeres han representado a nuestra comunidad en varios espacios, ha disminuido la dependencia de su pareja y han ido explorando nuevos proyectos de vida para el sostenimiento como mujer forjadora de vida”, destacó la vicegobernadora.

Para ellas como indígenas, campesinas, afros, mestizas, pero sobre todo como mujeres es importante que hoy en el campo puedan ya tener sus proyectos productivos, sus propias artesanías, administrar sus propias parcelas, sus proyectos de leche, y administrar los recursos de sus casas en conjunto con sus esposos, o las que son madres solteras, han demostrado poder salir adelante con sus hijos y así lo han logrado.

Por su parte, Elvia Rocío Cuenca, secretaria de la Mujer de la Gobernación del Cauca, manifestó que esta dependencia se ha unido a apoyar la estrategia con el fin de lograr que las organizaciones o asociaciones rurales de los municipios del departamento tengan buenas prácticas de género y a través de estas se cierren las brechas de desigualdades que existen entre hombres y mujeres.

“Es muy importante que el Cauca haya sido seleccionado a nivel nacional para este tipo de ejercicios, estas mujeres caucanas van a apostarle muy seguramente a impulsar estos procesos al interior de las asociaciones y organizaciones que existen en el departamento para que propendamos por la equidad de género”, señaló la secretaria.

Sin duda, para la funcionaria, este tipo de iniciativas contribuirán a disminuir la cifras de desigualdad laboral que hay actualmente en el departamento, donde por ejemplo al 14% de las mujeres que hacen jornales les pagan menos que a los hombres; o que quienes actualmente lideren las organizaciones –así estén conformadas mayoritariamente por mujeres- sean los hombres, entonces las decisiones las toman ellos y sin enfoque de género; o incluso que en estas mismas organizaciones la distribución de las ganancias no sean equitativas.

Y es que frente a esa inequidad, el director territorial del Ministerio de Trabajo en el Cauca, Gregorio Molano señaló que de acuerdo a un último estudio realizado, lo que arroja es que la ocupación de la mujer en el Cauca tiene que fortalecerse, así como las oportunidades laborales y sobre todo equiparar el tema de salarios; por lo que destacó que el objetivo primordial es que el sello no se quede en el papel y sea una realidad en las organizaciones.

Finalmente, hay que recordar que desde el Gobierno departamental se viene trabajando en la creación de la política pública de equidad de género, denominada ‘por la dignidad de las mujeres del Cauca’, en la cual ya se ha avanzado y se encuentra en etapa de ajustes; “la política pública busca que se valore todo esto que las mujeres hacen en todos los sectores y que además de eso tengamos un buen ejercicio de lucha contra las formas de violencia hacia ellas”.