Los que no fueron electos, pero ganaron

hermanHERMAN MONTOYA LLANTÉN

montoya.herman@gmail.com

Enrique Peñalosa es el ejemplo más claro para demostrar que un buen proyecto se puede imponer en el tiempo. A pesar de las falsedades que inventaron sus detractores, por ejemplo: que por las más de 10 elecciones que había perdido el Estado le había girado más de 15 mil millones, nada más descabellado. En una elección le devuelven a un candidato el monto de lo gastado, debidamente soportado hasta los límites que impone la ley, y los partidos políticos se quedan con el 20%. Un candidato puede tener 10 millones de votos, pero sino gasto nada, entonces no le devuelven nada. Que Peñalosa es dueño de Transmilenio, no es así, dicha empresa es pública, su código es el 235111001 y los estados financieros se pueden consultar en el www.chip.gov.co, etc.

En Santa Rosa, en la Bota Caucana, tenemos otro ejemplo de persistencia, el Ingeniero Jaime Urrutia de tradición liberal, pudo al fin imponer su proyecto político, en un municipio tradicionalmente conservador.

Pablo Parra figuro como precandidato a la alcaldía de Popayán, no pudo obtener el aval liberal, pero logro colocarse entre los concejales más votados en Popayán.

Tuve la oportunidad de preguntarle al ingeniero Oscar Campo en plena campaña, cuáles eran los ejes más importantes de su propuesta de gobierno, me dijo, primero la gente. Es prometedor ver como con sus actuaciones honran su palabra, visitando todo el departamento y hablando de democracia directa. Sería también saludable fortalecer las numerosas organizaciones sociales, impulsar nuevos liderazgos, eso facilitara apoyar proyectos de gran impacto donde sean gestores.

Tuve la oportunidad de escuchar al Contador Público, Cesar Cristian, hablar de no tener intención de fundar un directorio político, que su interés era promover nuevos liderazgos. Ojala cumpla esa promesa, en su campaña encuentra uno a personajes que encajan en los nuevos liderazgos que se ven en las grandes capitales, me refiero a Jeiver Tapia y Jhan Alejandro Sandoval. También se encuentran personas que estuvieron más neutrales como el ingeniero Zambrano y Manuel Saa.

Los 39 mil votos de la doctora Jimena son una cifra significativa de respaldo y que la comprometen a seguir trabajando. Un buen resultado para ser la primera vez y con corto tiempo de campaña.

Es triste ver a personas que tienen trabajo social, como defensa de la salud y empresas públicas, no les alcanzo: Wilson Narváez, Yuler Gallego, María Cecilia Baldrich, Milciades Hernández, Joaquín Olmedo Paz, Alonso Osorio, etc.

Los sectores independientes se deben agrupar, armar proyectos ganadores más que románticos, sin recurrir al “todo vale”, ni alianzas diabólicas. Está visto que las campañas deben tener un componente financiero fuerte, pero que en el mediano plazo se pueden construir proyectos de cambio. Estos movimientos se deben unir, dejar a un lado los protagonismos, excentricidades y consolidar un grupo fuerte que permita acceder al poder, por ejemplo quedo un trabajo importante para que el grupo de Gilberto Muñoz Coronado coloque un senador y por lo menos un representante a la Cámara, pero hay que abrir el discurso indigenista, debe incluirse el 80% restante de la población.

Desde mi perspectiva es muy bueno que el departamento no haya quedado en manos del senador Roy Barreras, hubiera sido entrar en un túnel tenebroso sin retorno.

En las elecciones de Congreso los caucanos no podemos volver a cometer el descalabro de entregar votos a senadores de otra región. A ver, que han hecho?: Antonio Navarro Wolf, Roy Barreras, Roosevelt Rodríguez, Jimmy Chamorro o la senadora Nidia Osorio de Antioquia. No seamos pendejos votemos por los nuestros, de a poco vamos construyendo más cambio.