Lo que la Contraloría va a encontrar en el Hospital San José

Ante el anuncio de los órganos de control de que adelantarán una inspección especial en la institución, El Nuevo Liberal se anticipó, revisó los contratos que se han suscrito este año y encontró: exagerada contratación directa, riesgo de tercerización laboral y concentración de contratos en pocas personas.

Por: Reinaldo Hoyos Molina

@comunicauca

El Hospital Universitario San José es el más completo en el Cauca, por tanto el de mayor complejidad. A comienzos del siglo XXI entró en Ley 550, de la cual aún hoy se sigue recuperando. /Fotografía: Alexander Paloma

El Hospital Universitario San José (Husj) de la ciudad de Popayán entró en una lista de cinco centros de salud que la Contraloría General de la República, la Procuraduría General de la Nación y el Ministerio de Salud y Protección Social, evaluarán en los siguientes días.

La selección de estos hospitales obedece más “al carácter representativo de cada uno de ellos en los departamentos”, que a una sospecha fundamentada de que se estén presentado irregularidades, informaron las tres entidades nacionales.

La finalidad es generar una serie de “vigilancias especiales” que servirán como insumo para “diagnosticar, prevenir ineficiencias y actos de corrupción”.

En este contexto, El Nuevo Liberal analizó la información que el HUSJ ha reportado al Sistema Electrónico de Contratación Pública (Secop) en el 2017, encontrando algunos patrones que, si bien no significan hechos contrarios a la ley, sí llaman la atención para que se refuercen los niveles de vigilancia y lograr así mayor transparencia.

Los contratos

El San José, aparte de ser el hospital de mayor complejidad y más importante del Cauca, tiene una cartera amplia para sus contrataciones. Para este año, según la gerente Derlin Delgado Rodríguez (que llegó a ese cargo el 16 de enero de 2017), se tienen $138 mil millones como presupuesto.

En el Secop, al 14 de abril de 2017, se habían reportado 82 contrataciones, para un monto de más de $76 mil millones, que se distribuyen en 63 contratos ya celebrados y 19 que están convocados. Es decir, que el 55% del presupuesto de este año ya está comprometido.

“Esta administración ha seguido algunas sugerencias planteadas por la Contraloría Municipal después de sus auditorías, especialmente la del 2015. Todo para garantizar la transparencia en la contratación”, aseguró la Gerente del hospital.

Sin embargo, en los datos recogidos por este medio de comunicación se puede observar que la modalidad de contratación más usada es la directa. Hay 59 casos, de los 82 reportados en el Secop, que utilizan esta forma de contratación.

“12 sindicatos contratan con el Husj, tienen los más altos rubros. Uno de ellos logró contratar servicios por cerca de $15 mil millones”.

Si bien, la contratación directa está completamente avalada por la legislación, hay especialistas en la materia que advierten que la misma puede ser una sombra en la transparencia contractual, que incluso, puede disminuir las posibilidades de encontrar mejores ofertas.

La inquietud se la trasladamos a Derlin Delgado, “se hace contratación directa única y exclusivamente para todo lo correspondiente a la prestación del servicio. Obviamente se presentará una contratación directa siempre y cuando el material, el insumo, que vayamos a requerir a nivel nacional solo exista un único proveedor”, respondió.

Al acercar la lupa se observa que bajo esta modalidad se contratan servicios especializados para atención en salud; para la manutención de la estructura física y tecnológica del hospital; incluso del aseo o del restaurante, entre otras cosas.

Pero así mismo aquí se concentran varios de los contratos cuyas cuantías son las más altas. Por ejemplo, el contrato realizado con la Agremiación Sindical de Trabajadores Asociados de Proinser (Asproin) cuyo objetivo es “prestar servicios profesionales, técnicos y de apoyo a la gestión para la ejecución de actividades administrativas”, supera los $4 mil millones.

O el realizado con la Asociación Sindical de Anestesiólogos del Cauca (Anesca), con el objetivo de que presten este servicio durante 11 meses, que también supera los $4 mil millones.

“Estamos brindando todas las medidas de seguridad para que estos contratos se ejecuten como está pactado. Incluso, siguiendo con la recomendaciones de la Contraloría Municipal, hemos creado una oficina de supervisión de los mismos”, agregó Delgado Rodríguez.

Por otro lado, y no menos importante, hay 19 procesos, la mayoría en fase de convocados, que se contratarán bajo la modalidad de subasta inversa (donde se elige el que dé menos pero con calidad) y convocatoria pública. En cifras, suman casi $10 mil millones de pesos, de los $76 mil que ya se han invertido.

Aquí, destaca la Gerente, “se han implementado modalidades de contratación que no estaban antes”, como la subasta inversa. Lo que según los cálculos internos, han permitido ahorros del 40% al 50% en algunas contrataciones. “Se han presentado varios oferentes, entre siete y ocho, y eso permite contratar en precios reales de mercado”, agregó.

El miedo a la tercerización y el acta

Otro asunto que se repite y es evidente en la contratación de los primeros tres meses del Hospital San José, es la contratación con sindicatos. En total el centro médico contrata con 12 sindicatos diferentes y en la mayoría las cuantías superan los mil millones de pesos.

Esta práctica, según pudo conocer El Nuevo Liberal, es ya común en los diferentes centros de atención médica en todo el país y está soportada legalmente, según manifestó una fuente desde el Ministerio del Trabajo.

Sin embargo, aquí encontramos dos inquietudes: por un lado, que persiste el miedo a la tercerización laboral y por otro, que el sindicato de trabajadores Sintraoempuh es el que más contratos concentra.

176 mil millones de pesos se han comprometido hasta ahora en estos tres meses del 2017. El presupuesto de este año es de $138 mil millones.

En diálogo con algunos especialistas del hospital manifestaron que en la práctica, la modalidad de contratar con sindicatos, aún persiste la incertidumbre por la tercerización laboral como sucedía con las cooperativas que, recordemos, fueron declaradas ilegales por el Estado.

Para corroborar esta información quisimos saber si había quejas o denuncias en las oficinas del Ministerio del Trabajo seccional Cauca, y efectivamente se confirmó que hay algunas investigaciones en curso sobre esta materia. No hubo detalles sobre el número y las causas de las mismas debido a que se busca proteger el avance de las averiguaciones.

Sólo se pudo conocer que la última solicitud de investigación había llegado en el mes de marzo, a través de un anónimo, y que involucraría a uno de los sindicatos que aparecen en los contratos que ha firmado el HUSJ en este 2017.

Incluso, los mismos especialistas expresaron que parte de las inconformidades que habían generado las manifestaciones al inicio de este año, tienen que ver con esta situación.

Pero hay un asunto que llama la atención al analizar las contrataciones: el sindicato Sintraoempuh, uno de los más antiguos del hospital, cuyo representante legal Javier Alfonso Garcés, logró hacerse con 11 contratos que suman cerca de $15 mil millones. De los sindicatos, es el único que logra esta cifra.

Al consultarlo con la gerente Derlin Delgado Rodríguez, aseguró que las administraciones pasadas firmaron con ellos “un acta contractual”, para la contratación de trabajos como el mantenimiento de inmuebles, la vigilancia interna, los auxiliares de enfermería, la farmacia, la jardinería, entre otros, “y al no cumplir con esta acta el hospital podría tener implicaciones legales”.

Al revisar con más detalle, los objetivos de los contratos realizados con este sindicato, oscilan entre el mantenimiento de comunicación y red hospitalaria; servicios de lavandería; mantenimiento de unos equipos específicos; mantenimiento de bienes muebles; servicio de jardinería; suministro de alimentación y dietas, etc.

Así las cosas, este sindicato contrató cerca del 20% del monto que hasta la fecha el HUSJ ha contratado. Siendo un contrato de más de $8 mil millones, para contratar enfermeros y camilleros en diferentes áreas, el que mayor cuantía tiene.

“Hemos sido más estrictos con ellos, en el orden en que exigimos que tengan personal idóneo realizando las labores. Si se revisa y se hace la comparación con años anteriores, el nivel de contratación ha bajado con ellos. Hoy se habla de $15 mil millones, antes era más”, agregó Derlin Delgado.

Lo cierto es que en los próximos días la visita de la Contraloría, Procuraduría y el Ministerio de Salud al hospital será una realidad. “Tenemos las puertas abiertas, convencidos de que estamos haciendo bien la labor y que seguimos con un hospital sin crisis”, aseguró la Gerente del hospital. Pero ya será el trabajo profundo de estas entidades el que dirá si existen o no irregularidades en las contrataciones millonarias del hospital más importante del Cauca.