La semana de la crisis por la corrupción en el Cauca

NELSON EDUARDO PAZ ANAYA

nelsonpazanaya@hotmail.com

El Diario El Nuevo Liberal, en editorial del pasado 13 de junio, hace plegaria por cuanto la violencia ya pasa “por el medio centenar de personas asesinadas, en lo que va corrido del año”, hechos cometidos en su gran mayoría a plena luz del día y en las vías públicas, lo cuales, sumados a los demás actos delincuenciales, atemorizan la población más, que en los peores días de los tatucos de las Farc, porque la inseguridad es mayor.

El Comité Gremial del Cauca, envía un Derecho de Petición, al Ministro del Interior, solicitándole intervenga en las dificultades que afectan el Ordenamiento territorial, con seguridad por las situaciones de hecho de Coconuco, Corinto y el vecino Cajibío; que contraste, ¿y acaso no estuvo hace pocos días en la Ciudad el hoy exministro de esa cartera de filiación liberal, precandidato presidencial y no fue objeto de homenaje en la gobernación del Cauca, con candidato al senado incluido?

Situaciones relacionadas con el desarrollo de los acuerdos de la Habana, de importancia para la convivencia en el Cauca, como es el acuerdo de sustitución de cultivos de uso ilícito, no tienen atención, lo cual, aumenta la zozobra y la tensión en las regiones, aumentando el desplazamiento y la intervención de bandas delincuenciales.

La inversión pública, que podía mitigar en parte el desconsuelo de la población por la afectación con la subida de los impuestos por el gobierno, no muestra resultados por parte alguna, a la dispersión de las Regalías, se suma la frustración por la espera de obras, como la doble calzada, Quilichao- Popayán, que al parecer se fue con Vargas Lleras.

Como si estos factores de desasosiego fueran pocos, la semana tuvo para el Cauca, motivos de pesimismo, la corrupción golpea la capacidad de resistencia de la población, triste estos territorios sean referenciados en toda Colombia, con motivo de las investigaciones adelantadas contra exfuncionarios por sus relaciones con escándalos de nivel nacional, con procedimientos que al parecer han querido ocultar las verdaderas responsabilidades.

Las declaraciones de la Señora Ana Bolena García Ricardo, exdirectora de INDEPORTES CAUCA, a una cadena radial nacional, LA DOBLE W, fueron precisas y contundentes, dijo lo que según ella ha querido decir hace mucho tiempo, que actuó equivocada, pero que tuvo las órdenes del exgobernador Temístocles Ortega, para con recursos públicos del instituto de deportes, apoyar la campaña del hoy gobernador del Cauca, Oscar Campo.

Dijo la Señora García Ricardo, que las camisetas de deportes se marcaron a los diferentes partidos, según los colores, dijo además, que había una posición sistemática de la Fiscalía, para no escuchar sus denuncias, lo que lleva a pensar en las relaciones nefastas del fiscal Moreno, hoy encarcelado por bandido, con el abogado Leónidas Bustos, representante jurídico del exgobernador Temístocles Ortega, según lo manifestado a la cadena CARACOL RADIO.

Cuando se anunciaba, que aquí no pasaba nada, vino el Señor Procurador General de la Nación, escucho las quejas contra el Alcalde de Popayán, también escucho a Carlos Pito, detienen al Fiscal Anticorrupción Gustavo Moreno, se produce la libertad de la Señora García Ricardo, da sus primeras declaraciones, el cauca se sume en el asombro, los implicados responden con evasivas.

En este orden de cosas, es necesario se aclare que paso realmente con la plata de los deportistas, además según la Contraloría del Cauca, hay otras investigaciones pendientes en estos mismos procesos, va siendo hora de dejar las campañas políticas al lado y dar claridad sobre aspectos tan relevantes para la tranquilidad y convivencia del departamento.

Preocupa el silencio de los partidos políticos, sus representantes no aparecen por parte alguna, tal vez recibieron camisetas y al parecer algunos enviaron listas con nombres para la designación de coordinadores deportivos y otras cositas más, ya se verá cómo avanzan las campañas electorales.

El partido más cuestionado en el Cauca, CAMBIO RADICAL, convertido en el bazar de las piñatas para los avales, que falta de respeto para quienes en otros tiempos, fueron sus seguidores.

La Gobernación del Cauca, no puede seguir en la percepción de ser instrumento de maquinarias para el servicio de aspiraciones electorales, porque la problemática del cauca y los cuestionamientos de la semana, Doctor Oscar Campo, así lo recomiendan.