La rentabilidad de la caficultura, la línea a seguir

Con un gremio cafetero que está superando el resquebrajamiento evidenciado el año pasado, se logró acordar un nuevo objetivo principal: lograr la rentabilidad del mercado del café, para aprovechar los altos índices de producción.

cafeteros despues de congreso

Este año los cafeteros lograron la producción de 13.6 millones de sacos, lo que significó de nuevo un aumento importante en la producción con respecto al año anterior (2014), donde se lograron sacar 12.1 millones de sacos. Cifra que les permite plantear con más fuerza la idea de que la caficultura colombiana está en franca recuperación, como lo expresó el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez.

Reinaldo Hoyos Molina

comunicauca@gmail.com

La versión número 82 de la Federación Nacional de Cafeteros, desarrollada desde el miércoles de la semana que acaba de terminar en Bogotá, dejó de nuevo datos alentadores para este sector de la producción colombiana; pero a su vez, retos para lograr que la caficultura siga ocupando un lugar importante en los indicadores económicos del país.

Este año los cafeteros lograron la producción de 13.6 millones de sacos, lo que significó de nuevo un aumento importante en la producción con respecto al año anterior (2014), donde se lograron sacar 12.1 millones de sacos. Cifra que les permite plantear con más fuerza la idea de que la caficultura colombiana está en franca recuperación, como lo expresó el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez.

Pero las cifras positivas del sector no paran ahí. El valor de producción anual del café desde el 2012 viene presentando una tendencia positiva. Según los datos del presidente del Comité Directivo, Danilo Reinaldo Vivas, en el 2012 el valor de producción fue 3.4 billones de pesos; para el 2013, la cifra se repitió; mientras que el año pasado se llegó a 5.2 billones de pesos; y en la cosecha de este año pasó el umbral de los 6 billones.

“Lo que esperamos es que la tendencia siga, por eso estamos aplicando diferentes estrategias que sin embargo hay que afianzar, para sostenernos y lograr el próximo año los 14 millones de sacos en producción”, agregó Danilo Vivas.

Sin embargo, más allá de estas buenas cifras, lo cierto es que el contexto de los precios bajos del grano en el mercado internacional, no ha permitido que se hable de una bonanza cafetera, sino más bien de una recuperación del mercado en medio de unas condiciones que no han sido las mejores para capitalizar dicha mejora.

De ahí que el gerente general, Roberto Vélez Vallejo, volviera a plantear como política principal de los próximos años la recuperación de la rentabilidad del grano. Esto no es más que plantear que los análisis de los ingresos de la caficultura, así como también los costos, vayan a ser un objeto de estudio permanente.

“Si el mundo consumidor de nuestra bebida demanda una caficultura sostenible a nosotros los países productores, la industria debe ofrecer unos niveles de precio que haga que la caficultura una actividad rentable, así como lo es para ella”, explicó el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros.

Por eso en las cuatro comisiones las discusiones sobre la necesidad de plantear la renovación del Contrato del Fondo Nacional del Café, que es una fuente de financiación importante para esta industria y que vence en julio del año próximo, fue uno de los principales temas de debate en las cuatro comisiones.

Así como también, la política de garantía de compra, que les ha permitido, especialmente a los productores del grano, asegurar la venta de lo que produce en diferentes escenarios como Alma Café, empresa comercializadora de la federación; o por las cooperativas de caficultores o por particulares.

Pero también se discutió sobre el avance que se debe tener en la creación del Fondo de Sustentación del Precio, una figura que buscará proteger a los productores de la volatilidad a la que están expuestos los precios tanto en el mercado nacional como en el mercado internacional.

Con estas, entre otras medidas, se debatió el futuro de las políticas cafeteras con el fin de salvaguardar la productividad y la calidad con la que se destaca el grano del café colombiano. Todo con el fin de sostener la recuperación de la caficultura, de la cual se habla hoy. Las perspectivas, según el gerente General de la Federación, es que para el 2016 el reporte sea de 14 millones de sacos.

Para tal fin, desde ya el gobierno nacional, a través del Ministerio de Hacienda, a cargo de Mauricio Santamaría, anunció una inversión de 25 mil 500 millones de pesos, que serán invertidos en la compra de abonos para fertilizar la tierra ahora antes de que inicie la temporada de altas temperaturas que se espera para el primer trimestre del 2016, como consecuencia del Fenómeno del Niño.

Un Cauca en auge

Junto con las buenas cifras de la producción del nivel nacional, el departamento del Cauca también volvió a destacarse como uno de los de más producción en el país. Con el agregado de los cafés de origen, que es una de las denominaciones de cafés especiales que en el escenario internacional se prefiere.

Según los datos de Gerardo Montenegro, presidente del Comité Departamental de Cafeteros del Cauca, el departamento ocupó el cuarto lugar en la escala de los departamentos productores del grano, con una cifra que supera el millón de sacos. Repitiendo la buena cosecha que se logró el año pasado.

En el departamento, desde el 2008, la caficultura del Cauca empezó un proceso de renovación de las plantas siguiendo los lineamientos que había empezado a proponer el anterior gerente general de la Federación, el caucano Genaro Muñoz.

A este mismo proceso, según Gerardo Montenegro, es al que se le debe los buenos datos en producción de los últimos años. “Hoy el 90% de la caficultura caucana es tecnificada y joven”, expresó el presidente del Comité Departamental de Cafeteros. Lo que ha permitido que se tenga la perspectiva de producir cerca del 10% de la producción en sacos del país, es decir 1.200.000 de sacos para el 2016.

“Tenemos la posibilidad, las herramientas y estamos invirtiendo, además de trabajar con los gobiernos municipales y el departamental del Cauca. Por ejemplo, estamos trabajando en un proyecto de regalías que tiene un monto de $32 mil millones de pesos, para impulsar no solo la producción sino también la calidad para entrar más en el mercado de cafés especiales”, agregó Montenegro.

Pero también en el departamento se está trabajando en el enfoque que se podría llamar social, debido a que se está pensando no solamente en el grano, sino también desarrollar la cultura del café o caficulturas, como lo explica Danilo Reinaldo Vivas, “la dinámica económica y cultura que produce el café hay que fortalecerla en el Cauca. Lo importante es que todos, con el comité, nos focalizando en buscar una mayor rentabilidad para nuestros cafeteros. Pues en la cadena del café los productores son los que menos ganan. La rentabilidad económica que es la actual bandera de la gerencia nacional, tiene que estar relacionada con la rentabilidad social”.

Lo cierto es que la economía del café en el país hoy representa una de las fuertes apuestas en este sentido, debido a que esta producción del 2015 se representó en ingresos en el PIB agrícola en el 20%; en el PIB agropecuario en el 11% y en PIB del país representa el 0.5%. Por lo que se espera que el 2016 sea el año para pasar la barrera de los 14 millones de sacos, con una rentabilidad sostenida y con impacto en lo social.