José Dueñas: la defensa del patrimonio

Crónica ganadora, ‘Expolio del Dorado de las Indias’ riqueza en las minas de oro de la Gobernación del Cauca.

José Dueñas, ha dedicado gran parte de su quehacer a la investigación historiográfica, es de decir, ha reescrito la historia de hechos fundamentales de la ciudad. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

POR: GRACE PATRICIA GALLEGO SUÁREZ

gracegallego75@gmail.com

El caballero vestido de negro, de frente amplia y sonrisa franca, a quien desde siempre veo en todas partes, de modales refinados y fluida conversación, es un referente del periodismo cultural en defensa del patrimonio.

Heredó de sus mayores el estar “bien puesto”, especialmente de su abuelo materno don Luis, fundador de Inzá, municipio del oriente caucano y de su padre el maestro Dueñas, ebanista y arquitecto de realidades, quienes le legaron una imborrable impronta de lo que hicieron. Su padre construyó el núcleo escolar de Tierradentro y algunos puentes que ni siquiera la fuerza de la avalancha ha podido destruir, están ahí…, como un testimonio de la responsabilidad, el compromiso y el decoro de construir obras públicas para el bien y el servicio de todos. A su pariente Adolfo Dueñas, se le debe la construcción de la Cúpula de la catedral de Popayán a comienzos del siglo pasado.

En sus memorias José refiere la llegada de su padre el maestro Guillermo Dueñas Vidal, a San Andrés de Pisimbalá, con la misión de reconstruir la Capilla doctrinera, testigo del paso de la Colonia Española, obra arquitectónica y patrimonial del Departamento del Cauca y la Nación, del siglo XVIII, donde el ebanista Dueñas no solo reconstruye el monumento nacional, sino que además, construye su hogar con Ilia.

De ese hogar, nace José Alberto Dueñas Chavarro, ganador del premio ‘Antonio José Caballero’ en la Noche de los Periodistas, versión 2017, – importante evento de reconocimiento al trabajo periodístico en sus diferentes géneros, para la prensa regional- organizado por “Enrique Kike Álvarez Producciones”, durante 19 años consecutivos; este año en asocio con Feiber Beltrán Luna, director de INSTEL Popayán y con BAGgrup Beltrán & Arcos.






José Dueñas, ha dedicado gran parte de su quehacer a la investigación historiográfica, es de decir, ha reescrito la historia de hechos fundamentales de la ciudad, contándole a los payaneses y caucanos la verdad de historias narradas a medias sobre el desvalijamiento de su patrimonio cultural, artístico y arquitectónico. Su aporte se ha visto reflejado en las acciones de carácter legal y administrativo, que él y un grupo de ciudadanos, iniciaron para denunciar la destrucción del inmueble patrimonio nacional, la casa donde nació “el Verbo de la Revolución”, Camilo Torres Tenorio, y que actualmente tanto la Alcaldía Municipal de Popayán, como el Ministerio de Cultura han sancionado para hacer posible la recuperación de este invaluable patrimonio de todos.

Su investigación para ubicar la “Corona de Nuestra señora de la Asunción”, patrona de Popayán, que se encuentra hoy, en el Museo Metropolitano de Nueva York, es una reconstrucción de la verdadera historia de esta importante joya perdida del patrimonio de la ciudad, o su investigación del “Galeón San José”, entre otras importantes búsquedas realizadas por este quijote de las letras y la historia.

Su vida que ha pasado por diferentes etapas, forjó al hombre que hoy es, desde visitador médico, hasta taxista en Nueva York, donde conoció los secretos de –‘la ciudad que nunca duerme’- se involucró en la metrópolis con hombres y mujeres del mundo, donde por su inmenso parecido le confundían con el famoso pianista Yanni de nacionalidad Griega, en el restaurante Astoria donde de costumbre acudía los sábados.

Se enamoró a primera vista, y se casó en la Gran Manzana con Beatriz Eugenia Perafán Nates, retornando a Popayán, para que su esposa pudiera dar a luz a su hijo mayor, cerca de los suyos y en la ciudad de sus ancestros. Desde entonces, se dedicó al periodismo y al marketing.

Ha trabajado en diferentes medios de comunicación como prensa, radio, televisión e internet, al pie de otros importantes hombres del periodismo regional, a quienes reconoce su apoyo y con los cuales ha intercambiado conocimientos y experiencias.

Por su tesón es llamado a colaborar en la sociedad que recupera “El Liberal”, periódico patrimonio de la ciudad, desaparecido entre otros factores, por circunstancias económicas y poco apoyo institucional, que permitieron el derrumbamiento de uno de los diarios insignias del periodismo nacional. Pero por fortuna recuperado hoy, como “El Nuevo Liberal”.

Desde ahí crea otro de sus grandes aportes al periodismo, la revista de corte europeo, “Semana Santa Tradición y Arte”, que convoca a valiosos intelectuales como columnistas de talla nacional e internacional, quienes dan su concepto sobre el arte, la cultura y la tradición de la ciudad que se niega a morir en la amnesia de sus habitantes.

Es su investigación histórica y crónica sobre el ‘Expolio del Dorado de las Indias’ riqueza en las minas de oro de la Gobernación del Cauca, escrito que le ha merecido se le otorgue, el premio de periodismo ‘Antonio José Caballero’, reconocimiento que llena de profunda satisfacción su espíritu de amante de las letras, la investigación y la historia. Su alma guarda las palabras del director de orquesta, opera y valet, Miguel Ángel Caballero Velasco hermano de Antonio José Caballero cuando le expresa: “Sinceras felicitaciones. Es un reconocimiento a tu entrega, a la alta calidad de lo que haces, a tu transparencia y a la intención de servicio a la sociedad. Antonio José estará orgulloso por el reconocimiento que has recibido en su nombre”.