Jorge Eliécer Portilla López, un artesano que le sacó provecho a su paraplejía

Sus obras durante 11 años se han puesto a consideración del público en los stand de Expoartesanías que organiza Corferias en Bogotá.

POR EFRAÍN PIAMBA GÓMEZ

El maestro Jorge Eliécer Portilla y su obra.

Con una de las carrozas en los Carnavales de Bolívar.

Jorge Eliécer nació en Bolívar, Cauca y en esta cabecera municipal realizó sus estudios primarios y secundarios. Con su familia trabajó en la minería artesanal; un día del año 1985, cuando emprendía viaje al yacimiento del preciado metal, fue víctima de un atentado con arma de fuego, un proyectil lo dejó en estado parapléjico.

Padecimiento y gloria

Jorge Eliécer por algún tiempo cayó en un estado de depresión que afectó su entorno familiar, sin embargo, por sus propios medios, poco a poco fue superando las secuelas que deja una lesión de esta naturaleza, en este proceso, destaca a su progenitora que hizo las veces de terapeuta, ambos se aferraron a la fe católica y se produce un hecho que para el artista es un “milagro”; unas estudiantes le pidieron elaborar unos trabajos con arcilla que debían presentar en su colegio, Jorge les dice: “nunca he trabajado ese material, me lo traen yo hago lo que me solicitan”, este acontecimiento se considera como el nacimiento de un gran maestro de las artesanías.

Los primeros trabajos con cerámica se inician en 1988, sus pequeñas obras son de carácter costumbrista; sentado en una silla de ruedas, elabora personajes como ancianos, agricultores, campesinos, amas de casa, recolectores de café, panaderos, santeros (que llevan la imagen en su espalda), entre otros.

En sus trabajos con cerámica nunca contó con asesores ni perteneció a ninguna academia, como autodidacta de las artes incursiona en el dibujo, la pintura-aerografía-, la talla de madera y fibra de vidrio.

Trabajos más solicitados

Durante muchos años en su natal Bolívar, fue contratado para la elaboración de pesebres, máscaras, años viejos y carrozas; en semana santa, lo solicitan para elaborar imágenes que representan la vía dolorosa de Jesús, en el tema religioso ha realizado trabajos para las parroquias de Santander de Quilichao, Caloto, Timbio, La Sierra, El Bordo y Bolívar.

En estas actividades ha logrado crear una escuela de artes en la cual sus discípulos son familiares y algunos amigos, uno de ellos es el artesano Wilson Daza quien sigue con los trabajos del carnaval Bolivarense.

Una religiosa lo saca a la luz pública

Una vez consolidada su pequeña empresa, la hermana de la Comunidad Vicentina, Sor Bertha Martínez, directora del Centro Social San José, de Bolívar, fue quien le apoyo y le abrió espacio en el comercio artesanal, a esta noble causa se unió la señora Cecilia Duque, para la época directora de Artesanías de Colombia.

Se radica en Popayán

Jorge Eliécer afirma que llegó a esta capital en busca de mejores oportunidades y hace reparos a las entidades oficiales del orden regional y local que conocedores del potencial artesanal que hay en el municipio, no han hecho nada por organizarlos, capacitarlos y valorar su trabajo.

El maestro Portilla López dice que: “a las personas con alguna discapacidad física los miran como seres limitados, esto es una concepción que hay que borrarla de la mente, pues con esfuerzo, voluntad y deseo de superación, quienes estén en esta situación, pueden llegar muy lejos”.

Exposiciones y reconocimientos

Sus obras durante 11 años se han puesto a consideración del público en los stand de Expoartesanías que organiza Corferias en Bogotá D.C., también ha participado en eventos similares en Popayán, Cali, Armenia y Barranquilla.

En el año 2006 fue condecorado por Artesanías de Colombia con la medalla Maestría Artesanal, este galardón se repitió en 2014, quedando ubicado entre los 70 mejores artesanos de Colombia.

Incursionó en la política y por un período fue Concejal del Municipio de Bolívar.