J. Everardo Aguilar

JESÚS ARCOS SOLANO

copicentro.2012@gmail.com

El próximo 24 de Abril de este año se cumple el 8º aniversario del lamentado deceso del distinguido amigo Jota Everardo Aguilar. Nacido en El Bordo, tierra de sus ancestros; pueblo que lloró con profunda tristeza tan execrable crimen. Fue un hombre honesto, ciudadano ejemplar, auténtico autodidáctica, incansable lector, afición que siempre cultivó. Con profesionalismo y con responsabilidad ejerció con lujo de competencia el periodismo. Como corresponsal de “Radio Súper” de Popayán, dejó oír el timbre de su inconfundible voz, que se escuchó en toda la extensión de la geografía caucana y nariñense. Fue el abanderado de las causas sociales y expresó con vehemencia su inconformidad con las injusticias y la corrupción que ya incursionaba en el medio con impetuosa fuerza. Nos tenía acostumbrados en el Bordo en las mañanas a las noticias regionales y familiares, que con mucha propiedad divulgaba. Nos enterábamos, de sucesos felices o tristes, gracias a su acuciosidad. Las balas asesinas truncaron una valiosa vida, cuando tenía 72 años de edad, y en el momento en que le quedaba mucho terreno por recorrer y muchas satisfacciones que brindar. Hizo del periodismo su pasión; fue objetivo y veraz, su audiencia abarcaba el sur del Cauca y norte de Nariño. Con su muerte no se acabó la libertad de expresión ni tampoco la palabra. Se silenció una voz, pero su eco seguirá resonando en todos los confines del suelo patiano, que tanto afecto le profesó.

Ojalá que su sentida muerte no quede en las sombras de la impunidad y que su sangre vilmente derramada sirva para que venga una época de reconciliación y sosiego para el bien de las gentes que tanto lo escucharon, ávidas de una paz estable y duradera.

Aprovecho esta oportunidad, para en el nombre de mis hermanas y del mío, hacer llegar a su digna esposa Celia, a sus adoloridos hijos, yernos, nietos y demás familiares, nuestra renovación del más sincero afecto y solidaridad familiar.