Grasa de cocina taponó tuberías

Operarios de empresa de Acueducto y Alcantarillado encontraron desechos de cocina adheridos a los redes.

Los obreros repararon y taparon los huecos para dar nuevamente al servicio la vía y la red del alcantarillado.

En  el barrio Morinda, calle  58 norte de la capital payanesa, durante inspecciones de las redes de Acueducto y Alcantarillado, luego de los fuertes aguaceros  por la temporada de lluvias, operarios detectaron que las tuberías no se daban abasto y se devolvían las aguas, al utilizar las sondas se encontraron con taponamientos de grasa que requerían de intervención inmediata.

Según testimonio de un vecino del lugar, llegó al lugar una brigada de trabajo del Acueducto y Alcantarillado de Popayán y de inmediato una retroexcavadora perforó en cuatro diferentes lugares. “El topo hizo también su trabajo, hasta encontrar el taponamiento, que no era sino otra cosa que acumulación de grasas y aceites vertidos por los habitantes, no se sabe durante cuánto tiempo”.

Por su parte, los técnicos dijeron que la red es antigua, es tubería de gres, de cemento, no es de PVC, tubería tan antigua que permite por su composición que estas grasas y aceites se adhieran a sus paredes hasta ocurrir estos taponamientos.

Por esa razón, aconsejan los expertos del acueducto que se use la ‘atrapa grasa’, que es una caja en el interior de cada vivienda, de tal manera que se controlen esas sustancian para que no vayan a las aguas servidas desde las cocinas.

La comunidad se vio afectada en su movilidad  y solicitó sean remplazados cuanto antes esos viejos tubos de cemento que hoy son la red de alcantarillado de la zona del barrio y que sea dispuesto el estudio, planeamiento y presupuesto de esta obra.

Cómo desechar el aceite de cocina

  1. Esperar a que el aceite usado se enfríe.
  2. Colocar el aceite a tirar en una botella de plástico (por ejemplo, de gaseosa o agua mineral). No mezclar con agua u otros líquidos y no mezclarlo con aceite de motor.
  3. Guardar la botella para poder ir juntando todo el aceite consumido y al llenarse, cerrarla bien y tirarla en la basura normal de desechos “no reciclables” o llevarla a un lugar de reciclado.