Fotoreportaje: En vigilia por una orden de apoyo

Para curar una enfermedad hay que trasnochar y sobrevivir queda a la voluntad de la EPS.

Por: Alexander Paloma

El Nuevo Liberal

Pasadas las cuatro de la mañana ya hay más de 50 personas haciendo fila. Algunos se han sometido a 6 o más horas de incomodidad sobre los andenes. Desde las diez de noche del día anterior se ve el desfile, poco a poco van llegando las personas, entre más urgente es la necesidad, más temprano llegan.

Una a una van tomando un puesto, al que buscan adecuarse para intentar dormir pese al intenso frío para no pasar en vela. Por lo general, los primeros en llegar son quienes más lejos viven. Porque además de tener una necesidad de atención especializada en salud, viven en las partes más apartadas de Popayán. Sin dejar de mencionar, que también hay personas de otras partes del departamento como Timbiquí, que no por demás, tienen que contar con una semana para poder estar en la capital caucana haciendo las diligencias, y sin preferencia alguna.