Caucana nominada a ‘Afrocolombianos del año’

Yadira Amú, jefe de la Oficina de Cooperación Internacional del Cauca, es una de las nueve personas que conforman este equipo. 

Neyla Yadira Amú, jefe de la Oficina de Cooperación Internacional de la Gobernación del Cauca.

Eliana Gómez Hurtado

Neyla Yadira Amú es la actual jefe de la Oficina de Cooperación Internacional de la Gobernación del Cauca y ahora es nominada a la octava versión de la distinción ‘Afrocolombianos del año 2017’, otorgada por el diario El Espectador y la Fundación Color de Colombia; que busca mostrar a la sociedad que el color de la piel no limita el potencial de las personas y además por el aporte al desarrollo de Colombia.

Este encanto de mujer nació en el municipio de Timbiquí (Cauca) un 20 de julio, tiene seis hermanos (tres mujeres y tres hombres) y sus padres se dedicaron casi toda su vida a ejercer la docencia en esa misma localidad. Según cuenta la jefe de esta oficina, sus progenitores siempre se preocuparon porque ella, y sus hermanos tuvieran la posibilidad de estudiar, con el fin de aportarle a la región y por supuesto  al país.

Formación académica y profesional

Neyla Yadira Amú, hizo su pregrado en Gerodontología (rehabilitación oral para los mayores) en la Universidad del Quindío, porque ella siempre quiso estudiar una carrera de corte social y por eso, pensó en los adultos mayores, “sin lugar a duda fue una formación que me hizo ser mejor persona”.

También hizo una Licenciatura en Lenguas Extranjeras en la Universidad del Valle. Luego y gracias a la organización Ardila Lulle tuvo la oportunidad de estudiar un posgrado en Competitividad y Liderazgo para América Latina en una Universidad de Washington.

A su regreso a Colombia, empezó a realizar una maestría en Gobierno y Políticas Públicas en la Universidad Icesi de Cali, de la cual cursa el tercer semestre. Además, ha realizado varios cursos en portugués y ha sido docente de colegios privados, en donde enseñó inglés y francés.

“En mi tiempo en los EEUU también fui profesora de español para extranjeros, es una experiencia totalmente diferente en cómo uno enseña el inglés a cómo enseño el español; entre otras cosas porque tenemos un idioma un poco complejo”, explicó.

Asimismo gerenció la empresa de energía de su municipio, donde logró que 10 comunidades indígenas accedieran a este servicio. También estuvo liderando el programa del Adulto Mayor en la Gobernación del Cauca, donde enfocó su trabajo hacia su región (Timbiquí, Guapi y López de Micay).

Ya en el 2015, Amú se encontraba en Washington, cuando sus familiares se comunicaron con ella para decirle que el Gobernador, dentro de su equipo de trabajo quería a alguien de la costa caucana y además que fuera de su familia y fue así como esta timbiquireña empezó a manejar la jefatura de la Oficina de Cooperación Internacional.

“El año pasado empezamos esta labor; primero estructurando la oficina. Luego aprovechamos la gran oportunidad de la firma del Acuerdo de Paz entre las partes para empezarnos a mostrar todo el potencial del departamento;  que si bien fuimos golpeados por el conflicto armado había mucho por contar”, indicó.

Nominada a ‘Afrocolombianos 2017’ 

En ese trasegar, se logró que por primera vez el departamento del Cauca fuera el anfitrión de la celebración del Día de Europa, donde participaron los 15 embajadores de la Unión Europea. En ese andar tuvo una reunión con el embajador de Alemania y dentro de esa comisión estaba una amiga suya, quien  no había visto desde hace mucho tiempo y fue en ese escenario donde su compañera le hizo la postulación para que Amú participara de este premio. Fue así como ella entró a conformar el grupo de los nueve nominados de ‘Afrocolombianos del año 2017’

“Me llamaron el sábado pasado a decirme que se habían postulado más de 500 afros y que sólo habían seleccionado a tres personas para el sector público y dentro de esos nominados, estaba yo”, señaló.

Aunque no esperaba su postulación, está muy contenta por el simple hecho de ser mencionada en tan importante premio, que resalta la labor de la comunidad afrodescendiente. “Recibo la nominación con mucho orgullo, humildad y yo creo que el objetivo de este reconocimiento es demostrar que el color de la piel y el lugar donde uno haya nacido, no supone los límites para lo que uno quiere hacer en la vida”, concluyó.