Fidel Castro Ruz, El Comandante en Jefe




Portada de la revista TIME del año 1959, 26 de enero.

Portada de la revista TIME del año 1959, 26 de enero.

18 de junio del 2003, a tres meses de iniciada la guerra de Iraq, saliendo de su despacho en la Casa Blanca después de una importante reunión, Bush da unas palmaditas en el hombro de Jay Garner, y le dice:

—“Oye, Jay, ¿quieres hacer lo de Irán?

—“Señor, ya los chicos y yo hablamos sobre el tema y queremos esperar por Cuba. Pensamos que el ron y los tabacos son mejores. Las mujeres son más bellas.”

Bush respondió: “Lo tendrás. Tendrás a Cuba.”

Tomado del libro ESTADO DE NEGACION de Robert Woodward. Citado por Fidel Castro Rus en su discurso No Tendrán Jamás a Cuba del 17 de Junio de 2007.

Por: Francisco Piedrahita Pérez

mag (c) Relaciones Internacionales

Admon de Empresas.

Se escucha en la televisión cubana la canción La Culpa del dueto de Guantanamo Buena Fe Que no es lo mismo previsores que adivinos. /Que no es igual recitación, que improvisando. /Que es preferible quien lo intenta y ha perdido. /Que quien blasfema pero nunca va intentado, /Culpa sin rostro como incentivos /Para enfermarse de rechazo irreflexivo”, y en las noticias en primera página sobresale el viaje del presidente Obama a La Habana como otro de los pasos en la consolidación del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, y toda esta parafernalia mediática permite recordar a Fidel Castro Rus, el comandante en jefe de la revolución cubana hasta el año 2007 y sus discursos en especial los narrados cada Primero de enero fecha en que se conmemora un aniversario más del triunfo de la revolución, y sigue sonando en la televisión la canción La Culpa “Denme la culpa de estallar cuando se arrime /La cobardía con disfraz de tolerancia. /Culpa coraje, culpa valiente /Esa otra culpa es la que aplaude el inocente”.

Cuando el sargento Fulgencio Batista regía con férrea mano los destinos de los cubanos y su gobierno era una demostración de laxitud frente a la mafia norteamericana, la situación del país en ese entonces tenía unas notables diferencias con el actual régimen, la gran parte de la población apenas sobrevivía con lo que ganaba del trabajo, Castro en uno de sus discursos decía que para los cubanos de aquel entonces la situación a nivel educativo era la siguiente: “Un 30% de aquellos compatriotas no sabían leer ni escribir; pienso que tal vez otro 60% no alcanzaba el sexto grado. Existían solo algunas decenas de escuelas técnicas, institutos preuniversitarios, no todos al alcance del pueblo, y centros para la formación de maestros, tres universidades públicas y una privada. Profesores y maestros, 22 000.”, y ni bien habían terminado las batallas que llevaron la revolución a la victoria el primero de enero del año 59, 3000 de los 6000 médicos que habían en isla se fueron del país.

Y la tarea entonces de recomponer la situación se ponía difícil, Cuba necesitaba dar un cambio y con la negativa del presidente Kennedy de reconocer al nuevo gobierno no le quedó de otra que dar un giro a un tipo de sistema que le permitiera sobrevivir, y la ayuda llegó y el país se transformó a un sistema del que se apoya en la propiedad social de los medios de producción, este socialismo es el que le ha permitido al país tener para el año 2001 más de 700 mil graduados universitarios, 22 facultades de medicina ahora ya en el año 2016 la cifra de médicos es de más de 75 mil y más de 38 mil profesores solo de educación física, Cuba es el país con el mayor número per cápita en el mundo de médicos, profesores de educación física y maestros.

Fidel, el Comandante en Jefe, tal y como lo bautizó su hermano Raúl ante la necesidad de darle a la revolución una figura ante la cual todos pudieran acercarse y reconocer que toda la lucha que había empezado por allá finalizando el año 56 había sido dirigida por un cubano más que solo quería que las oportunidades fueran no para unos pocos, las condiciones con que Fidel y Raúl y Ernesto y Camilo y Ramiro y Almeida hicieron que “los imposibles” tal y como lo llama Fidel, pudiera cambiar el destino de todo un pueblo.

Una de las más arduas luchas que Fidel tuvo que afrontar es sin lugar a dudas la de soportar durante todo el tiempo que fue presidente, es que a 90 millas está la más poderosa de las naciones en la historia, militarmente más fuerte que el imperio romano, y dice de Cuba: “ha resistido 40 años de agresiones, bloqueo, guerra económica, política e ideológica de la más poderosa y rica potencia imperialista que ha existido jamás en la historia del mundo.” así lo expresaba el primero de enero del año 99, hoy ya son 56 años de embargo y esa revolución que nacía en aquel año 59 ya lo quiso el azar o el destino que fuese sometida a la más dura prueba a la que haya sido sometido proceso revolucionario alguno en el mundo “No es mejor que otros nuestro pueblo; su inmensa grandeza histórica deriva del hecho singular de habérsele sometido a esa prueba y haber sido capaz de resistirla”.

No es cierto que Fidel no crea en la globalización y en el mercado, lo demuestra en sus discursos, este discurso del primero de enero del año 99 “nuestro mundo, como consecuencia de su propio desarrollo y evolución histórica, se globaliza de manera rápida, incontenible e irreversible. Sin dejar a un lado identidades nacionales y culturales, e incluso los intereses legítimos de los pueblos de cada país, ninguna causa es más importante que las causas globales, es decir, la causa de la propia humanidad.” o este discurso del día 17 de mayo del año 99 “Pero este país, después de esa proeza y de haber atravesado lo peor, es dueño de sus recursos fundamentales: tierra, agua, sistema eléctrico, todo, lo cual no quiere decir que no admitamos inversiones incluso en el sistema eléctrico, o que no vayamos a admitir inversiones que requieren tecnologías muy desarrolladas y costos muy elevados para buscar petróleo en el mar o a veces en tierra, que ya son cifras siderales. Sin dogmatismo; no hay nada intocable.” y a esta proeza Fidel se refiere a la manera en que Cuba afrontó los dos embargos a que ha sido sometido el país, uno el de los norteamericanos y el otro el que se ocasionó tras el derrumbe el sistema socialista soviético, el peso cubano perdió poder adquisitivo, el PIB llegó a ser un 30% de la deuda, pero Cuba se repuso y “un conjunto de factores que hicieron posible el milagro de que la Revolución no se derrumbara, como tantos esperaban, y algo más: que la Revolución empezara a levantar la producción y los servicios”. Y logró afianzar dos de los hechos que la revolución ha logrado y han tenido un éxito: la reforma agraria que permitió que los campesinos fueran propietarios de la tierra y la reforma del año 2006 llamada año de la Revolución energética de Cuba.

Durante su tiempo al frente de la presidencia de Cuba Fidel Alejandro Castro Ruz, afrontó toda clase de retos pero este al que refiere es el más difícil de todos, “Es lo que siempre les decía yo a los combatientes rebeldes: cuando no tengamos delante al enemigo, cuando la guerra haya concluido, los únicos enemigos de la Revolución podemos ser nosotros mismos, y por eso decía siempre, y digo, que con el soldado rebelde seremos más rigurosos que con nadie, que con el soldado rebelde seremos más exigentes que con nadie, porque de ellos dependerá que la Revolución triunfe o fracase.” esto lo decía en un discurso el 8 de enero del año 59 a tan solo 7 días después del triunfo de la revolución, ya él no verá si la Revolución se transforma totalmente o parcialmente, ese es un tema que le atañe al nuevo presidente su hermano menor Raúl Castro, pero esa es otra historia.

Y suena en la televisión cubana una canción de Kelvis Ochoa dolor con amor se cura Y no hay más tiempo pa’ sacar los sentimientos / Para    entender y considerar / Para digerir oye, que la cosa no está buena/Que está el mundo, sin rumbo, de patas y al revés bebé/ Oye, apura, apura, que la guagua se te fue.