En vilo predio de escuela El Libertador

Coordinadora aseguró que municipio debe defender posesión del lote donde estudian casi doscientas niñas.

La escuela El Libertador se encuentra en el barrio Ciudad Jardín al norte de Popayán, donde estudian 180 niñas. / Fotos Alexander Paloma – El Nuevo Liberal.

Martha Gallego Bedoya, coordinadora de la escuela El Libertador Institución educativa San Agustín.

En la escuela El Libertador de la Institución educativa San Agustín, surgió nuevamente la expectativa porque la comunidad Bethlemitas reclama el lote donde funciona.

La coordinadora Martha Gallego Bedoya explicó que antiguamente este plantel educativo se llamaba Escuela Libertador Bethlemitas porque era dirigida por las hermanas de esta orden. Se fundó alrededor del año 1953 y diez años después llegaron las religiosas traídas por la congregación de los Caballeros del Santo Sepulcro para dirigir la escuela. Hasta el año 2002 las hermanas regentaron la escuela.

La directiva docente agregó que hay escrituras del año 1963, las cuales indican que la congregación les vendió a las Bethlemitas un predio, “pero ahí no dice que se les vende el lote donde está construida la escuela, tal vez una parte pero no todo”.

“Lo aquí hecho durante todo ese tiempo es con dineros de los padres de familia y del Estado a nivel nacional, departamental y municipal, no ha habido inversión de ninguna comunidad; hasta este momento lo hacemos con los recursos de gratuidad del ministerio de Educación, entonces ellas no pueden decir que han hecho algo porque es falso”, aseveró Gallego.

Según la coordinadora, la petición de desalojar la escuela no es de ahora, porque en 2015 también se solicitó lo mismo, donde participó el entonces presidente del Concejo municipal, Byron Lema, quien en una reunión les manifestó que “cómo se iba a hacer el traspaso de las niñas que están en la sede El Libertador al colegio principal que es San Agustín”.

Al conocer esto, la pregunta fue por qué el concejal intervino en esa situación y la coordinadora respondió que al acercarse nuevas elecciones Lema necesitaba demostrar un trabajo y “su mejor opción fue defendiendo a la comunidad Bethlemitas”.

Ante esa petición Gallego se opuso rotundamente, argumentando como lo hace hoy, que la escuela existe antes que llegarán las religiosas a dirigirla, con 63 años de tradición, y que el municipio es el que paga el sostenimiento.

La escuela hasta hace unos años ofrecía las jornadas de mañana y tarde, con alrededor de 500 niñas y 14 docentes. Actualmente existen los grados de transición a quinto con seis docentes para 180 niñas de 5 a 11 años a quienes se les ofrece buena calidad educativa y alimentación escolar.

“Por todo esto no creemos que sea justo pedir el predio a esta comunidad que tanto ha luchado por la institución”. En opinión de la coordinadora, defender esta situación le corresponde a la Alcaldía porque las niñas tienen su derecho a la educación y si esto no ocurre están dispuestos a poner el caso en manos de un abogado. “No nos vamos a dejar sacar de aquí, que lo dirima un juez y la justicia”, concluyó Martha Gallego.

Buscamos a la directora del colegio Las Bethlemitas, contiguo a la escuela El Libertador para conocer su punto de vista y nos dio cita para la próxima semana.

Precisión desde la secretaría de Educación

Consultamos al secretario de Educación de Popayán, Jhan Sandoval y aclaró que la secretaría tiene injerencia en la prestación del servicio educativo más no en los predios, cuando estos son propiedad del municipio sí los maneja la secretaría General.

“Una cosa es la prestación del servicio educativo y otra es la planta física. Por eso creo que primero debe resolverse el tema de la infraestructura, porque a pesar que las dos cosas tienen relación, no tienen coordinación directa”, explicó el funcionario.

En consecuencia, desde el punto de vista de Sandoval, se queda a la espera del resultado de la revisión jurídica para determinar quién es el propietario del predio donde funciona la escuela El Libertador.