En Timba renace el turismo

Gastronomía, cultura y sitios atractivos es el potencial que pueden encontrar en este corregimiento azotado por el conflicto.

El corregimiento de Timba tiene aproximadamente 4.500 habitantes en el casco urbano y rural. / Fotos Alexander Paloma – El Nuevo Liberal

Por Eliana Gómez Hurtado

A unas tres horas de ‘La Ciudad Blanca’ se encuentra el corregimiento de Timba, perteneciente al municipio de Buenos Aires, al norte del Cauca. Donde habitan aproximadamente 37 mil habitantes, de los cuales el 95% hacen parte de las comunidades indígenas y afrodescendientes.

Sus grandes afluentes son los ríos Timba y Teta.

Anteriormente, los habitantes en repetidas ocasiones utilizaban los recursos hídricos para ‘armar’ sus paseos en ollas, sin embargo desde hace aproximadamente 35 años, no se realiza esta actividad porque los ríos según sus pobladores están siendo explotados por la minería ilegal.

Historia

En el pasado, Timba fue una zona vulnerable al conflicto armado, donde desde las montañas, especialmente del corregimiento El Ceral y El Naya, abundaban los negocios ilícitos y habitaban grupos al margen de la ley como las Farc y los paramilitares.

Para los habitantes de este corregimiento, se había vuelto costumbre escuchar la detonación de cilindros, armas y otros artefactos explosivos, en enfrentamientos entre la Fuerza Pública y la guerrilla.

Las cascadas también hicieron parte de los atractivos turísticos de esta zona del departamento del Cauca.

Sin embargo, y luego de la firma del Acuerdo de Paz entre el gobierno colombiano y las Farc, algunos habitantes, en especial los promotores del turismo de esa zona, han encontrado en esta lugar un potencial para mostrar sus atractivos turísticos, entre ellas su gastronomía, cultural y sitios emblemáticos como las reservas naturales, entre otras cosas.

Para aprovechar esas fortalezas, Socorro Carvajal, directora de la Corporación de Desarrollo Rural del Valle y norte del Cauca – Cordesal, y otras mujeres de la región se han vinculado a la organización con el fin de potenciar sus riquezas y generar ingresos económicos para la población.

“Veo a Timba con mucho futuro y desarrollo turístico, sobre todo en recursos naturales. Con el Proceso de Paz ya no hay ninguna situación de orden nacional que pueda impedir conocer estos atractivos. Otro punto que hay que agregar es que el corregimiento cuenta con la amabilidad y cordialidad de sus habitantes”, enfatizó la directora de Cordesal.

Sobre la corporación

Según su directora, Socorro Carvajal, Cordesal lleva 30 años trabajando con las comunidades indígenas y afrodescendientes, con el objetivo de apoyar a la población en los sectores productivos y sociales.

En la actualidad, cuenta con un equipo interinstitucional de 12 asociados, entre trabajadores sociales, psicólogos, economistas, contadores, administradores y también está integrada por campesinas del municipio de Buenos Aires.

“En esto momentos estamos apoyando al municipio de Buenos Aires para impulsar la parte turística”, indicó.

Ingreso al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación en el corregimiento de La Elvira, en Buenos Aires- Cauca.

Recorrido

En el itinerante Carvajal, nos enseñó algunos lugares aledaños a Timba. Allí nos mostró dos cascadas, ubicadas en El Despunte; la primera llamada Las Piedras y la otra sin nombre.

Después, conocimos la entrada a El Naya, un territorio que fue fuertemente azotado por los grupos alzados en armas de este país, especialmente en el año 2001 cuando los paramilitares masacraron a sangre fría a alrededor de 300 campesinos.

Esta es la entrada al corregimiento de El Naya, una zona rural bastante azotada por el conflicto armado.

El recorrido, se terminó en el corregimiento de la Elvira, zona bastante transitada luego de que en la misma fuera el lugar de concentración de los exguerrilleros de las Farc.

Pero además se conoció la historia y parte de la vida de Derly Fernández y de su fundación ‘Paulo Emilio Fernández con Ojos de Libertad’. De ella, se supo que nació en El Naya, pero que desde muy niña tuvo que abandonar su territorio para dedicarse a trabajar y a estudiar en la ciudad. Por otro lado, fue la fundadora de esta entidad sin ánimo de lucro, con el objeto de hacerle un homenaje a su hijo mayor, quien murió en enfrentamientos entre Ejército y las Farc, cuando este pertenecía a la guerrilla.

Fiestas

Sus principales festividades son la fiesta del San Miguel Arcángel, patrono de la ciudad; San Pedro y San Pablo, la fiesta de la Virgen del Carmen; carnaval de Blancos y Negros, la Fiesta de Reyes y el domingo de Resurrección.

Hay que resaltar que este viaje fue posible gracias al proyecto ‘Desarrollo turístico, posible y deseable para la región del norte del Cauca’, liderado por la Corporación Mixta de Turismo y la Gobernación del Cauca.