Elecciones presidenciales en Francia: En juego el futuro del país galo y de Europa (II)

CLARA INÉS CHAVES ROMERO

cichaves07@gmail.com

Ex Diplomática

Recordemos de otra parte que Emmanuel Macron es el predilecto de las élites europeas según lo mencionan las noticias de prensa debido a su defensa de las instituciones europeas y a su concepto de que “Europa hace más fuerte a Francia, a cada uno de sus miembros”, de allí que “él plantee que cada país organice “convenciones democráticas” ciudadanas para discutir las prioridades del bloque y restablecer la confianza en un proyecto del que parte de la ciudadanía se ha “distanciado””.

Le interesa leer… Elecciones presidenciales en Francia: En juego el futuro del país galo y de Europa (I)

Macron, “simpatiza con el concepto de “soberanía europea” y está dispuesto a inculcar este sentimiento de pertenencia al bloque en los jóvenes de los que depende su futuro, con la ampliación del programa Erasmus, entre otros. En materia económica, propone u n refuerzo de la eurozona con la creación de un presupuesto propio para los países de moneda común que pueda atender emergencias o responder a crisis económicas. Este presupuesto estará a disposición de un ministro de Economía y Finanzas de la zona euro, que responderá a su vez ante un Parlamento de la Eurozona. En materia de seguridad, Macron prevé reforzar las fronteras comunes con 5.000 agentes más y la creación de un fondo europeo de defensa”.

Por otro lado, Le Pen, que considera que debe de apartarce de su socio alemán y no ser según ella una “vicecanciller de Angela Merkel”, reclama según versiones de prensa un “patriotismo económico” que pasa por “reconquistar el territorio perdido de la República”. Para ello, propone el “restablecimiento de la soberanía económica, monetaria, legislativa y territorial” que implica sacar a Francia de la “prisión” que considera son la UE y de la moneda única para “establecer una moneda nacional adaptada a nuestra economía”, es decir, el restablecimiento del franco. También denunciará el “calamitoso acuerdo de Schengen” y contratará hasta 6.000 agentes de aduanas en las restablecidas fronteras nacionales.

Le Pen dice que propondrá una “negociación con los socios europeos” a la que de todos modos le seguirá, en los seis primeros meses de gobierno, un referéndum sobre la permanencia o no en la UE.

De todas maneras independientemente del resultado de este referéndum, para Le Pen es mejor hacer el “frexit” que permanecer en la UE debido a que su permanencia será una piedra en el zapato para su programa de gobierno.

En el momento Le Pen pasa un mal momento ya que se le tilda de haber plagiado el discurso de Fracois Fillon.

Fillon en su discurso dijo: “Y está la frontera del Rin, la más abierta, la más peligrosa, también la más prometedora -un mundo germánico con el que a menudo hemos entrado en conflicto y con el cual debemos cooperar de tantas formas”.

Le Pen en su discurso dijo: “Y está la frontera del Rin, la más abierta, también la más prometedora -un mundo germánico con el que debemos cooperar de tantas formas, siempre y cuando recobremos la relación de los aliados y no sólo de los sujetos”.

Parece ser que sus asesores no son tan creativos. Y deberán esforzarse para que en los debates televisivos que se pasan actualmente se vea más prometedora y menos amenazante.

En estos debates por cierto, le dan una ventaja a Macron y han estado llenos de puyas por ambos lados: Lamentablemente Le Pen no mejora su discurso ni sus propuestas, solo responden a lo que Macron catalogo como: “Usted es la auténtica heredera de un apellido, de un partido, de un sistema que prospera en el enfado de los franceses. Desde hace 40 años tenemos a los Le Pen candidatos a la elección”. Además de decir que su rival se asienta en “las mentiras” que es lo que ha caracterizado el triunfo del “brexit” y de la campaña de Trump, pero que ha contagiado a otros continentes y países como fue el caso de Colombia con el triunfo del “NO” en el plebiscito.

Lo cierto es que Los franceses están hartos de su propio inmovilismo, y de todos los problemas que les asfixian, y esperamos que a pesar de ello, tengan el juicio que se requiere para escoger a la persona que decidirá no solo los designios de los franceses y de Francia, sino el futuro de Europa y de su unión, además de ser protagonistas y garantes de la paz en el mundo.