El eterno debate entre religión y ciencia

GUILLERMO ALBERTO GONZALEZ MOSQUERA

Guialgon@gmail.com

Por estos días y con motivo de la visita al país del británico Richard Dawkins, mundialmente reconocido como ateo militante, además de darwinista, se han programado debates en Bogotá, Medellín y Cartagena, con la participación de eminentes teólogos entre ellos el jesuita Gerardo Remolina , del cuerpo docente de la universidad javeriana de Bogotá. Los participantes estarán a la orden del día como corresponde a la calidad de los protagonistas y a un tema que por muchos años ha ocupado la atención mundial, A propósito, la eminente médica payanesa Ana María Gonzalez-Angulo, injustamente detenida en los Estados Unidos, acaba de exponer para su grado en Teología un documento sobre el tema, profundo y bien sustentado sobre la ciencia y la religión en el que defiende la tesis de la fe frente a la del biólogo británico autor de los libros El gen egoista y El espejismo de Dios , en los que Dawkins es fervoroso partidario del evolucionismo y se opone al creacionismo que practicamos los cristianos.

La iglesia católica a través de comunidades religiosas como los jesuitas, ha tenido el valor de abrir discusiones sobre temas fundamentales como el génesis, la creación y el papel de Jesús en la historia dentro de un marco de respeto, que no significa aceptación sino discusión abierta y franca con los opositores. “la gente debe al menos escuchar –afirma Dawkins en reciente entrevista y añade- hay una diferencia en estar de acuerdo en discutir y decir que no estás de acuerdo en ser persuadido. Creo que este es un tema del que se debe hablar, que la gente debe estar abierta a la persuasión”.

Los teólogos se emplean a fondo en sus tesis que han evolucionado y hoy son más modernas y accesibles. La presencia de Dawkins en Colombia proporciona la oportunidad de exponerlas en auditorios compuestos por quienes conocen y has estudiado el tema. La reciente encuesta de Twitter, sin embargo es desconcertante. Se preguntó a los colombianos si estaban de acuerdo en que se abriera el debate sobre sus creencias religiosas y el 59 por ciento respondió negativamente. Este resultado es contrario a la tesis de los que quieren discutir con los opuestos. Mi sentir es que lo mismo se está aplicando en la política colombiana actual, en donde son muchos los que se niegan a contra argumentar. Por lo menos el candidato Vargas Lleras (que no es de mis preferencias) y los del Centro Democrático están exponiendo propuestas que dan lugar al debate de las ideas, al análisis y a la discusión civilizada. Esperamos que De la Calle también lo haga pues es persona inteligente y preparada, a pesar de representar una colectividad en franco período de debilitamiento y arrastrando el desprestigio de los acuerdos de La Habana. Esperamos que se programen debates públicos entre los candidatos que permitan a los ciudadanos comparar posiciones y escoger la de su mayor conveniencia. Allí estará el tema de la ciencia y la fe al cual nos hemos referido.

Coletilla. Recomiendo a mis amables lectores leer el libro de cuentos “Hay días en que estamos idos” del autor payanés Andrés Mauricio Muñoz y recientemente publicado por Seix Barral. Es un nuevo escritor payanés, con una prosa fluida y “potente” considerado por la crítica y los lectores como uno de los mejores en su género.