¿División en el Festival de cocina Tradicional Mesa Larga?

Este año y durante la Semana Santa se realizarán dos versiones de este reconocido evento de gastronomía local. Uno de los eventos gastronómicos se hará en el parque Mosquera y el otro se llevará a cabo al interior de la plaza de mercado del barrio Bolívar.

Por: Olga Portilla Dorado

olguitaportilla@gmail.com

Ellas son algunas de las cocineras que trabajan al interior de la plaza de mercado del barrio Bolívar, la mayoría son pioneras del Festival de cocina Tradicional Mesa Larga, quienes este año no saldrán al parque Mosquera sino que venderán sus platos al interior de la plaza. /Fotografías: Olga Portilla Dorado.

Debido a una división al interior de la plaza de mercado del barrio Bolívar entre varias cocineras y la cooperativa Coopmesalarga, este año durante la Semana Santa se llevarán a cabo dos festivales de cocinas tradicionales. ¿La razón?, por un lado el alto costo de los stands para montar un negocio en el parque Mosquera, y por el otro, la decisión de la cooperativa de no dejar participar a tres de los comerciantes de la plaza.

Yazmín Maya, tiene un restaurante al interior de la plaza de mercado del barrio Bolívar y es una de las creadoras del Festival de cocina Tradicional Mesa Larga, que nació hace ocho años.

En el 2010, ella junto a diez compañeras y en representación del resto de cocineras de la plaza salieron durante la Semana Mayor al parque Mosquera, con su utensilios y bajo una carpa empezaron a preparar y a ofrecer los platos tradicionales que desde hace más de 20 años han vendido al interior de la galería, esto con el fin, de que tanto el alcalde de la época como los payaneses se dieran cuenta de que en el barrio Bolívar habían cosas positivas por mostrar y que los comerciantes no querían que se los reubicara.

“El primer festival fue un éxito total, para ser la primera vez que salíamos fue muy bueno y pues ayudó que la gente ya nos conocía de acá de la plaza, además de que hicimos mucha publicidad. Empezamos solas, fue una iniciativa de la gente de aquí mismo para oponernos a que nos reubicarán. La gente nos apoyó mucho, nos compraba porque era económico, aseado y bien preparado”, recuerda Yazmín.

Al ver ese éxito durante aquella Semana Santa, decidieron hacer una segunda versión, y así año a año fueron adquiriendo experiencia y reconocimiento, tanto que Propaís y el Ministerio de Cultura decidió apoyarlas desde hace aproximadamente tres años. Pero hoy, cuando llegan al octavo Festival de cocina Tradicional Mesa Larga, ni Yazmín, ni sus otras compañeras participarán con su stand en el parque Mosquera porque según le dijeron a este medio, desde hace cuatro años el Festival cambió su manera de hacerse y les “cambiaron las reglas”.

“Siempre hemos salido las mismas personas, aunque desde hace cuatro años las cosas empezaron a dañarse, primero porque se incrementó la cantidad de gente que iba con sus ventas al parque, pusieron otras reglas y los de la cooperativa empezaron a decirnos que se necesitaban más cosas, por eso nos cobraron más por el espacio, de empezar pagando 50 mil pesos, luego nos cobraron 150, después 500, y el año pasado fueron 700 mil, entonces no es justo pagar eso sólo por el espacio porque la silletería y mesas nos tocaba alquilarlas a nosotras”, señala Yazmín.

Otra de las cocineras creadoras del Festival de cocina Mesa Larga, agrega que la mayor molestia surgió este año, cuando desde la Cooperativa decidieron que para esta octava versión no podrían estar los stands de jugos y bebidas típicas, “así sin ninguna explicación sacaron a tres de nuestros compañeros que vendían estos productos, eso fue lo que rebosó la copa y por eso decidimos no salir este año”.

La Cooperativa de la que hablan Yazmín y las demás cocineras es Coopmesalarga, creada hace aproximadamente un año, donde la mayoría de sus integrantes hacían parte de la Asociación de comerciantes y trabajadores del barrio Bolívar, Asoctb; sin embargo, según el grupo de cocineras “quienes conformaron esa cooperativa son personas externas a la plaza, hay muchos de otras galerías de la ciudad, y otros que no tienen nada que ver con el barrio Bolívar”.

Según recuerda Fernando Hurtado, uno de los colaboradores de las cocinas de la galería del barrio Bolívar, inicialmente tanto comerciantes como cocineras estaban organizados en la Asoctb, y como la Asociación ya tenía una experiencia, eso los motivó para apoyar el Festival de cocina Mesa Larga, labor que cumplieron el primer año, pero en la segunda versión no entraron sólo a colaborar sino a ser organizadores del evento.

“Es que la creación del Festival lo cambia todo porque como tuvo tanto impacto y empezó a tener reconocimiento ellos (Asoctb) dejan de un lado el trabajo con comerciantes y se dedican exclusivamente al Festival, de hecho logran el apoyo de Propaís y del Ministerio de Cultura, entonces a partir de allí eso es lo que ellos se dedicaron a hacer”, comentó Fernando.

Pese a lograr estos apoyos nacionales y además que la realización del Festival se inscribiera en la Política Pública para el conocimiento, salvaguarda y fomento de la alimentación y las cocinas tradicionales de Popayán, ejecutada por la alcaldía a través de su Secretaría del Deporte y la Cultura; el grupo de once cocineras, ‘las pioneras del Festival’, sienten que este evento ha perdido su esencia y podría perder su condición ‘popular’ con la que fue creado.

Por eso la decisión que tomaron fue que mientras Coopmesalarga promociona el festival en el parque Mosquera que se realizará desde este martes 11 hasta el 15 de abril, ellas harán su propio evento gastronómico de cocina Mesa Larga al interior de la plaza de mercado del barrio Bolívar desde hoy hasta el próximo domingo.

“Acá los platos van a hacer más económicos, los mismos que hemos ofrecido desde hace ocho años allá afuera. Estamos organizadas, hicimos actividades para recoger fondos para pintar la plaza y todo estará listo desde hoy domingo de ramos”, Yazmín Maya, cocinera plaza de mercado barrio Bolívar.

“Como decidimos retirarnos del festival gastronómico de la parte externa, entonces nos vamos a organizar acá adentro para que participemos todas de un nuevo festival de cocina Mesa Larga. Todas las cocineras del interior de la plaza vamos a participar, ofreceremos los mismos platos que hemos sacado siempre allá, los precios serán más económicos porque allá nos fijaban un precio. Nosotras, las pioneras del Festival vamos a estar acá adentro”, puntualizó Yazmín.

“Por ser política pública el Festival de cocina Mesa larga no puede quedarse sólo para las cocineras del barrio Bolívar”

Esa fue una de las frases que mencionó Martín Chicangana, gerente de la cooperativa Coopmesalarga en entrevista con El Nuevo Liberal, quien aseguró que lo que se ha venido presentando en las últimas semanas y la decisión de estas mujeres de no participar en el Festival que se realizará en el parque Mosquera, se debe principalmente a que ellas no están de acuerdo con que se comparta ese escenario con personas de otras plazas y porque no quieren meterse al proceso de la cooperativa.

“El proceso inició con algunas de ellas, la señora Maya y la familia Daza, trabajamos por varios años con el tema de que ninguno de sus platos se tocaba, es decir cada participante ofrecía un plato diferente. Después empezó el proceso de afiliarse a un sistema organizativo, se miró con ellas cuál era mejor y en eso se definió que sería una cooperativa, ya cuando se crearon los estatutos, ellas se retiraron y dijeron que el sistema de cooperativa no les parecía, allí se rompió un poco la relación”, señaló Chicangana.

Además agrega el gerente de la cooperativa, que ellas lo que plantean es que solamente participen las cocineras del barrio Bolívar, pero “es que en política pública ningún proyecto se apoya si son familias, entonces nosotros lo que hemos hecho es ampliarnos a otras galerías y a otros municipios. En eso ellos se han quedado con que Mesa Larga surgió ahí, pero el tema patrimonial de cocinas tradicionales está en todo lado, eso hace parte de la política pública y es en lo que está encaminado este proyecto, que no haya exclusividad”.

Por eso para él como gerente de la cooperativa y para sus integrantes, el objetivo es ir ampliando el proyecto invitando a personas de la ciudad y otros municipios, por eso, efectivamente este año se lanzó la convocatoria abierta para que participen todas las plazas y las toldas. Además de que el modelo del Festival será cooperativo, y cada persona tendrá su espacio para mostrar sus habilidades y sus platos tradicionales, obviamente dándole espacio a personas de otros municipios y otras plazas de mercado y toldas de aquí de Popayán.

500 mil pesos es el valor de un stand (para cocineras) en el parque Mosquera para participar del Festival de cocina Tradicional Mesa Larga, y $200 mil el valor del espacio para los campesinos que ofertarán sus productos.

Para Martin Chicangana, este Festival y en el marco de la política pública, se debe ir tejiendo -como se ha venido haciendo desde hace tres años- una red donde participen las cocineras de las diferentes plazas de mercado, los campesinos e indígenas, porque “la única forma de que esta plaza se mantenga es que se trabaje en un régimen solidario, si nosotros no hacemos ese trabajo de eliminar al intermediario realmente nada sacamos con una plaza bonita, si el esquema no es solidario”.

Además de la participación de cocineros y cocineras de Popayán y algunos municipios del Cauca, también hay un ingrediente nuevo en este Festival y es la participación de campesinos de Silvia, Cajibío, El Tambo, y otros municipios del Macizo colombiano, quienes traen a ofertar sus productos. Así mismo participarán del festival expositores de otras ciudades que compartirán diversas temáticas alrededor de la papa y el maíz, los productos invitados a este Festival.

Así las cosas, este año, tanto propios como turistas que recorren la ciudad en el marco de la Semana Santa podrán disfrutar de dos lugares con la oferta de los platos típicos de Popayán y el departamento. Un Festival, que dividido o no, ha alcanzado un alto reconocimiento a nivel local y nacional, no solo por los precios populares de sus platos, sino por la calidad y sazón con el que se preparan.