Denuncia por falsificación de suplementos dietarios y multivitamínicos

Te Goslim original y falsificado. / Suministrada – El Nuevo Liberal.

Invima y la Superintendencia de Industria y Comercio al percatarse que varios de los productos de mayor demanda de la Comercializadora LIU están siendo plagiados en empaque y producto, interpusieron una demanda por usurpación de marca ante la Fiscalía. Se trata del Te Goslim (suplemento dietario) y el Furunbao (multivitamínico potencializador).

“Nos dimos cuenta del hecho porque varios compradores nos llamaron para decirnos que el producto no era igual al de antes y nos inquietó mucho porque siempre hemos gozado de un alto reconocimiento por la efectividad de nuestros productos”, indicó Kefu Liu, Gerente de Comercializadora LIU.

Ante la situación, LIU comienza a realizar sus propias indagaciones y descubre que los competidores están aprovechando el prestigio de su marca para comercializar productos falsos, con precios del 40 por ciento menos del valor real, con empaques muy similares y con un producto muy diferente bajo la marca LIU.




Comenta Gustavo Porras, asesor jurídico de la firma LIU que el mercado de la industria de productos naturistas es inmensamente grande y la demanda de suplementos dietarios y fitoterapéuticos cada día aumenta de la misma manera como la competencia desleal, es así como se interpuso una demanda por usurpación.

Dentro de la indagación se dieron cuenta también que en los establecimientos de venta (tiendas naturistas) se pueden encontrar los dos productos; tanto el falso como el original, sólo que el falso, lo venden por un valor muy inferior y con un empaque muy similar al del original.

Aclara Kefu que la usurpación de la marca es algo muy grave ya que “nos convierte en responsables directos de productos que tiene que ver con el bienestar y la salud de las personas. Aunque por el momento no conocemos de casos adversos por el uso de productos falsos, si nos compete alertar a la comunidad”.

La competencia desleal por falsificación de producto y usurpación de marca ha afectado también algunos aspectos en materia de demanda en la importación. Comenta Kefu Liu que hace dos años ellos importaban 100.000 unidades de Furunbao y este año la importación fue de 65.000 unidades y con respecto al Té Goslim hace dos años se importaban 750.000 unidades y este año bajó a 500.000 unidades.