Correr, tendencia que crece en Popayán

El deporte gran ausente en la Fiesta de Reyes.

Por: Gerardo Salazar Salazar

gerardsalud193@yahoo.es

Correr tiene entonces un inmenso beneficio para la salud personal y colectiva, comprender el valor de estos eventos, como sucede en otras ciudades, donde son una gran fiesta de integración.

Va creciendo en Popayán la tendencia de correr, es un pacto con la salud y el bienestar personal y una excusa para ser feliz, porque correr produce euforia, lo más importante es que no necesitas llegar entre los tres primeros y estar en el pódium para sentirte bien, con llegar a la meta basta; y es aquí, cuando se mezcla el deporte competitivo y aficionado más la voluntad de empezar un plan básico de entrenamiento y alimentación, que resulta fácil y entretenido.

Lo más importante de correr no es solo el hecho de hacerlo, sino que trasciende más allá de un domingo en la Villa o en Tulcán o en el Morro o en Matamoros, o en las calles de la ciudad, o en parajes rurales como la vía a Pisoje, la Torre, las Guacas, el Cabuyo, Santa Rosa, Paispamba entre tantos lugares mágicos que tiene nuestra ciudad y sus municipios cercanos, en una disciplina en la que se convocan deportistas competitivos, recreativos, novatos, expertos , que van encontrando una comunión de amistades, que perduran y le dan sentido a la existencia.

Porque correr ayuda a mantener el equilibrio en un mundo que se mueve veloz, donde poco tiempo queda para el ser, por ello que en la Fiesta de Reyes hayan quitado los eventos deportivos y concretamente la Carrera Atlética, denota que no se está dando suficiente importancia a esta práctica como un motor de multitudes, que se suman en busca de alegría y que contribuye a una mejor salud, claro, porque quien hace deporte visita con menor frecuencia el sistema de salud que está enfermo de verdad, y que mejor que crear conciencia sobre la importancia del deporte para preservar, retrasar y aminorar el impacto de las enfermedades.






Correr tiene entonces un inmenso beneficio para la salud personal y colectiva, comprender el valor de estos eventos, como sucede en otras ciudades, donde son una gran fiesta de integración, que va gestando una versión de una sociedad que mejora, es una tarea pendiente de quienes administran el deporte; porque correr libera emociones, permite fijarse metas progresivas de mejoramiento, mantener la constancia y la disciplina, para ir progresando en el reto individual.

Así, como la ciudad salió a festejar con tablados, orquestas, música, es importante tener en cuenta que correr también es una fiesta y que se debe indudablemente incluir en el marco de la recuperación de tradiciones culturales y deportivas, porque la costumbre del deporte debe abordar ojala todo el proceso vital de un ser humano; ya que el running es la actividad deportiva, que viene ganando más seguidores de todas las edades en el mundo y Popayán se está contagiando de esa positiva actitud, con la certidumbre que tienen los que lo hacen: “que una vez crucen la meta nunca volverán a ser los mismos”. Así que amigos y amigas están invitados a vincularse a esta tendencia donde lo más importante es usted.