Corinto se aferra a la paz

La localidad del norte del Cauca celebra el acuerdo final de los diálogos y prepara la comunidad para el campamento de concentración de guerrilleros que estará ubicado en la Vereda La Cominera.
Esta municipalidad está ubicado a 140 kilómetros de Popayán, (Cauca), y a 48 kilómetros de Cali, (Valle del Cauca)/ imágenes suministradas.

Esta municipalidad está ubicado a 140 kilómetros de Popayán, (Cauca), y a 48 kilómetros de Cali, (Valle del Cauca)/ imágenes suministradas.

Fabrit Cruz
cruzimania@gmail.com
Redacción Fin de Semana

El Ministerio de Defensa anunció este viernes el cambio de campamentos de concentración en el país, los cuales serán 6 y no 8. Además de la reducción de una zona veredal transitoria de normalización (ZVTN).

Uno de los municipios que aportará un espacio como campamento de concentración de guerrilleros es Corinto, Cauca. El sitio escogido es la vereda La Cominera, al sur oriente de un municipio, que ha sido estratégico para todos los grupos alzados en armas.

No es gratuito que el sociólogo Alfredo Molano Bravo, afirme que esa municipalidad integra “un triángulo” conformado con las poblaciones caucanas de Jambaló y Toribío, las cuales “saltan como conejos en una sábana cada vez que se habla de conflicto armado”.

Sin embargo, a pesar de ser una localidad relacionada con la historia de confrontación armada de este país – hasta 2012 registraban 7 tomas guerrilleras al pueblo, 2 menos que Caldono-, sus pobladores buscan escribir nuevas páginas donde la protagonista sea la paz en sus territorios.

Eso piensa el alcalde de Corinto, Edward Fernando García Sánchez, quien está feliz con el anuncio del acuerdo final entre el gobierno nacional y las Farc – EP.

Corinto foto panorámica

La vereda La Cominera está ubicada a 14 kilómetros aproximadamente del casco urbano.

Para comenzar con la tarea de reconciliación, piensa convocar a toda la comunidad para celebrar la noticia por todo lo alto en medio de una actividad cultural, el próximo miércoles 31 de agosto en horas de la mañana.

“Hemos recibido con mucho júbilo la noticia, convocamos para el próximo miércoles una movilización a favor de la paz para que todos los habitantes se pronuncien. Vamos recorrer las calles del municipio. Tenderemos eventos culturales, decoraremos las vías. Después de tantos años de soportar la guerra ahora vemos el futuro con esperanza”, expresó.

Y no es para menos. Corinto registra en la actualidad, según el mandatario, 7890 víctimas del conflicto armado, y 142 minas anti personales. Por eso, García Sánchez siente que llegó un nuevo capítulo en la historia del municipio.

“El conflicto nunca nos permitió mostrar la calidad de seres humanos y de riqueza natural que tenemos. Ahora esperamos poder hacerlo. Corinto posee 35% de comunidad indígena, 30% Afro y la población restante que es el 35% son mestizos y campesinos. Eso no convierte en una región rica en mezcla étnica y cultural”, afirma.

Esta municipalidad está ubicada a 140 kilómetros de Popayán, ( Cauca) a 48 kilómetros de Cali, (Valle del Cauca) y a 46 kilómetros de Palmira, (Valle del Cauca). Con la posibilidad de inversión para su región, el mandatario García Sánchez ya tiene planes. “Ahora esperamos que este proceso de paz nos permita pavimentar de la vía Corinto – Boquerón – Tacueyó – Toribío, una vía intermunicipal de 35 kilómetros.

En la libreta del alcalde hay anotadas también otras tareas. Buscar el impulso al turismo y a la caficultura (1900 cultivadores tienen la región); la construcción de un centro de acopio de alimentos agrícolas que permitan la compra de los mismos por toneladas y, finalmente, el cambio de uso de la marihuana que hora será medicinal.

La cominera, zona campamentaria

Con una población de 250 habitantes, La Cominera fue escogida como el lugar donde estará situado la zona de concentración para los guerrilleros de las Farc. Hasta el sitio, localizado hacia el sur oriente de Corinto, llegó una delegación proveniente de la Habana, Cuba, la semana anterior, para realizar la respectiva inspección y reconocimiento del terreno, además de la socialización de la zona con la comunidad del sector.

“Llegamos en helicóptero. Nos reunimos con los campesinos e indígenas de la zona donde quedará ubicado por ahora, el sexto frente de las Farc – EP y la Columna Gabriel Galvis que opera desde Buga hasta Florida, Valle del Cauca”, explicó el alcalde local que acompañó la comisión.

El mandatario Edward Fernando García Sánchez, abogado de profesión e integrante del Partido Liberal, resaltó que la comunidad debe estar tranquila, pues ve en el proceso muchas garantías que no encontró en la desmovilización del desaparecido M 19, a principios de los años 90’s.

“Las competencias del alcalde; de las JAC y las reglas de la vida civil y política del municipio no va a verse afectadas. Las autoridades civiles, comunitarias, militares y de Policía mantienen su autoridad territorial y autonomía. Creo que es un avance de este proceso de paz en comparación con el proceso que se hizo en con el M19”, especificó.

La Cominera está ubicada en un área montañoza, de alta presencia de cultivos ilícitos y ha sido históricamente un corredor estratégico que comunica fácilmente con los departamentos del Caquetá y el Huila. Para llegar hasta la vereda hay dos caminos en mal estado, según el Alcalde. El primero por la vereda San Rafael, a un kilómetro de la cabecera municipal y, el otro, a cuatro kilómetros por la vereda El Jagual. Desde estos puntos, es necesario avanzar 12 kilómetros más para llegar a la zona campamentaria, agregó.

El mandatario Edward Fernando García Sánchez, (camisa blanca), acompañó la delegación a la inspección del terreno donde estará ubicada la zona campamentaria.

El mandatario Edward Fernando García Sánchez, (camisa blanca), acompañó la delegación a la inspección del terreno donde estará ubicada la zona campamentaria.

Anuncios importantes

Esta semana el país conoció el anuncio del acuerdo final de la totalidad de los puntos de la agenda de negociaciones entre el gobierno nacional y las Farc. El anhelado anuncio quedó para la historia, después de cuatro años de negociaciones para poner punto final al documento denominado, Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera que contiene 297 páginas y 6 puntos.

De esta manera se cumplió la premisa sobre el “nada está acordado hasta que todo esté acordado” y se acordó después de un largo que camino que empezó el 18 de octubre de 2012 en la ciudad de Oslo, capital del Reino de Noruega y culminó, el miércoles 24 de agosto, en la Habana, Cuba.

De igual forma, esta semana se conoció la reducción de las zonas veredales en las cuales se concentrarán las guerrillas para la entrega de armas y desmovilización. El Ministerio de Defensa señaló que después de 31 operaciones de reconocimiento de terreno, se pasó de 31 a 28 lugares, de los cuales habrá 22 zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN) y seis campamentos.

El Ministro Luis Carlos Villegas indicó además que sólo “queda pendiente un tema en una zona veredal de Caldono en el Cauca, porque hay una superposición entre un resguardo indígena y el espacio que se había escogido”, por consiguiente se espera que en próximos días haya un anuncio sobre el nuevo lugar que quedará ubicado en ese municipio norte caucano.

Otro anuncio que se conoció esta semana lo dio el Presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, al indicar que ordenó el cese al fuego definitivo con las Far, a partir de las cero horas de este lunes 29 de agosto. También se definió el dos de octubre como la fecha definitiva para que el pueblo colombiano se pronuncie por medio de un plebiscito, a favor o en contra de los acuerdos logrados en la Habana, Cuba.

Un sueño

Antes de darse a conocer el cese bilateral de hostilidades, anunciado entre el gobierno nacional y las Farc – EP, a finales del 2014, hubo épocas donde – día de por medio- se presentaban hostigamientos en Corinto. El Hospital registraba la muerte de civiles o la afectación de menores de edad cada semana. La zozobra estaba presente en la población casi en todo momento.

De esa manera recuerda los días de mayor confrontación armada en el municipio, John Anderson Atillo, docente de la institución educativa, ‘Carmencita Cardona de Gutiérrez’, localizada a dos horas de la cabecera municipal. Él que nació y creció en esas tierras, no olvida esas fechas donde parecía que el conflicto armado se ensañaba contra ellos y tuvo que enterrar seres queridos, vecinos y amigos.

Por eso le apostó a la formación de los jóvenes para luchar contra la ignorancia y borrar ese imaginario que “se acostumbró a la guerra”. John Anderson que no supera los 28 años de edad, cree que la educación puede lograr que las nuevas generaciones “no desaprovechen la vida dedicándola al conflicto”. Por eso hace un llamado para que los gobiernos volteen la mirada a las regiones aparatadas como Corinto, donde graduarse de bachiller, es más que un logro y pasar a la universidad, una utopía.